Dios habita en la oscuridad: Explorando la morada de Dios

Las densa oscuridad financiera, familiar, de relaciones y en otros aspectos nos rodean a menudo. A veces nos asalta la idea de que Dios nos ha abandonado. Posiblemente pensemos así porque siempre hemos visto a Dios como un Dios de brillo deslumbrante (Ap. 21:11; Heb. 12:29) y Dios en los buenos momentos.
No obstante, este tipo de idea se ve desafiada cuando uno lee Éxodo 20:21 “Entonces el pueblo estuvo a lo lejos, y Moisés se acercó a la oscuridad en la cual estaba Dios.” Si Dios es luz, tal y como se le describe en Salmo 104:2 y en 1 Timoteo 6:16, entonces, ¿cómo podemos entender este versículo en el que Moisés se acercó a Dios en medio de una densa oscuridad? ¿Por qué Dios se envuelve en oscuridad en este texto? Examinemos el texto de Éxodo 20:21 y busquemos respuestas.
Términos hebreos y griegos para “oscuridad”
El término hõšek (oscuridad) aparece 81 veces en el texto hebreo. Se refiere a la oscuridad de forma literal y figurada. Literalmente se puede referir a la oscuridad de la creación y la noche, figuradamente puede referirse a la muerte (1 Samuel 2:9; Job 3:5) o a un período de tiempo de dolor y sufrimiento (Job 17:12). Otro término hebreo para oscuridad es 'arãpel. Lo estudiaremos más adelante cuando nos centremos en el texto de Éxodo 20:21. Hay varios términos griegos que se refieren a oscuridad en el Nuevo Testamento (NT) también. La palabra skotos aparece 22 veces en el NT y puede referirse a la oscuridad física, espiritual, implicando ignorancia o error, miseria eterna, etc. 1

El contexto de Éxodo 20:21

Cuarenta y cinco días después del éxodo de los israelitas de Egipto, en el primer día del mes tercero (Sivan, a finales de mayo o principios de junio), llegaron al desierto de Sinaí y acamparon allí. Moisés subió al monte Sinaí para encontrarse con Dios y en la mañana del tercer día, Dios descendió sobre el monte Sinaí en una espesa nube, con truenos y rayos, y un estruendo de trompetas. Todos temblaron en el campamento (Éxodo 19:16). El pueblo resolvió permanecer distantes de Dios porque no podían soportar su aparición magnificente (Éxodo 20:19). Pidieron a Moisés que intercediese por ellos ante Dios. Aquí vemos la diferencia entre Moisés y los israelitas. Los israelitas tenían miedo de Dios, sin embargo Moisés no. Se apartaron de Dios mientras que Moisés se acercó a Él. No pudieron soportar la majestuosa presencia de Dios, mientras que Moisés no podía vivir sin su presencia. Por lo tanto, el pueblo permaneció a cierta distancia, mientras que Moisés estrechó distancias entre él y Dios y se acercó a la espesa oscuridad donde Dios habitaba (Éxodo 20:21).

Acercarse a Dios en la densa oscuridad

La palabra hebrea usada para oscuridad en Éxodo 20:21 es 'arãpel. Aparece unas 15 veces en el texto hebreo2 y se asocia principalmente con una revelación divina. Ronald B Allen dice que el término 'arãpel se utiliza para expresar la gloria de Dios velada. Se refiere a la oscuridad que envuelve la aparición de Dios.3 La oscuridad mencionada en el versículo 21 bloquea la apariencia gloriosa de Dios ante Moisés. Dios está rodeado por la oscuridad, no porque no sea glorioso, sino por su acto de envolverse en densa oscuridad revelando así su cuidado hacia Moisés. De hecho, nadie podría haber sobrevivido si Dios se hubiese mostrado plenamente en su gloria. Éxodo 33:20 dice que ningún pecador en al tierra puede ver el rostro de Dios y vivir. Por lo tanto, el Dios mayestático utilizó el velo de la oscuridad para poder comunicarse con Moisés.

Lingüísticamente, con el paso del tiempo, 'arãpel cobró un significado diferente y fue utilizado más adelante para describir el día del Señor (Jeremías 13:16; Joel 2:2; Sofonías 1:15) y profundo pesar sobre el juicio del pueblo de Dios (Isías 60:2). Teológicamente, lo que resulta intrigante es que la misma palabra hebrea que refiere a la morada de Dios también señala las circunstancias difíciles de su pueblo, un tiempo de pesadas tinieblas. La palabra 'arãpel cambió su significado literal a otro figurado. En Ezequiel 34:12 leemos: “Como reconoce su rebaño el pastor el día que está en medio de sus ovejas esparcidas, así reconoceré mis ovejas, y las libraré de todos los lugares en que fueron esparcidas el día del nublado y de la oscuridad ['arãpel].” El profeta Ezequiel comprendió que en los momentos de oscuridad de la vida Dios no nos abandona sino que como un pastor, rescatará a sus ovejas.

Entonces, ¿cuál es la respuesta a la pregunta del principio: “Si Dios es luz, como afirma ser, por qué Moisés lo encuentra envuelto en densa oscuridad?” En primer lugar, Dios utilizó la oscuridad para velar su gloria de modo que pudiese comunicarse con su pueblo. En segundo lugar, la oscuridad que rodeaba a Dios reitera que es un Dios perfecto y glorioso y que nosotros somos seres pecadores. En tercer lugar, nos recuerda que a pesar del muro de la oscuridad que nos separa de Dios, Él sigue encontrando formas de alcanzarnos. Nos ama. El estudio del término 'arãpel también subraya que Dios habita con su pueblo incluso en los momentos más oscuros de la vida. No importa cuán densas sean las tinieblas, como Moisés, siempre encontraremos a Dios esperándonos.

No importa lo “quemados” que podamos llegar a estar con el problema en el que nos encontramos, Dios habita con nosotros en todas las circunstancias. Nuestras circunstancias no atan a Dios ni nos pueden separar de Él.

El evangelio de Mateo registra (27:45) que durante la crucifixión de Cristo, la oscuridad envolvió toda la tierra, quizá en Judea, desde la hora sexta hasta la hora novena. Según el horario romano la oscuridad tardó posiblemente unas tres horas. Tanto Marcos (15:33) como Lucas (23:44-45) están de acuerdo con Mateo respecto al tiempo. El comentario adventista sugiere que esta oscuridad “fue una oscuridad sobrenatural. De ningún modo podría haber sido causada por un eclipse de sol, porque la luna ya había estado llena.”4 La mayoría de comentaristas perciben las tinieblas durante la crucifixión como un hecho sobrenatural, pero ¿estaba Dios presente en esa oscuridad o no?

Note lo que declara Elena White: “En esa densa obscuridad, se ocultaba la presencia de Dios. El hace de las tinieblas su pabellón y oculta su gloria de los ojos humanos. Dios y sus santos ángeles estaban al lado de la cruz. El Padre estaba con su Hijo. Sin embargo, su presencia no se reveló. Si su gloria hubiese fulgurado de la nube, habría quedado destruido todo espectador humano. En aquella hora terrible, Cristo no fue consolado por la presencia del Padre. Pisó solo el lagar y del pueblo no hubo nadie con él. Con esa densa obscuridad, Dios veló la última agonía humana de su Hijo. Todos los que habían visto a Cristo sufrir estaban convencidos de su divinidad. Ese rostro, una vez contemplado por la humanidad, no sería jamás olvidado. Así como el rostro de Caín expresaba su culpabilidad de homicida, el rostro de Cristo revelaba inocencia, serenidad, benevolencia: la imagen de Dios.”5

Amor profundo fue lo que impulsó a Dios el Padre a acercarse a su Hijo tanto como pudo en el momento de mayor agonía de su vida. Muchas veces cuando atravesamos los momentos más oscuros de la vida nos preguntamos dónde está la presencia de Dios, y como Jesús gritamos: “Eloi, Eloi, lama sabachthani?”, lo que significa, “Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has desamparado?” (Mateo 27:46; Marcos 15:34). Nuestro clamor estaba oculto en el grito de Cristo en la cruz. Seguramente, incluso hoy en día, el velo rasgado del templo (Lucas 23:46) nos recuerda que no hay más separación, ni distancia, sino que Dios está con su pueblo en los momentos más oscuros de sus vidas.

1. Spiros Zodhiates, Warren Baker and George Hadjiantoniou, eds., The Complete Word Study Dictionary: New Testament (Chattanooga, TN: AMG Publishers, 1993), 4655. Libro en Libronix Digital Library System, 2000-2006 [CD-ROM], Agosto, 2012.

2. Ex 20:21; Deut 4:11; 5:22; 2 Sam 22:10; 1 Re. 8:12; Isa 60:2; Jer 13:16; Eze. 34:12; Joel 2:2; Sof. 1:15; Sal. 18:10; 97:2; Job 22:13; 38:9; 2 Cron. 6:1.

3. Ronald B. Allen, “‘arapel,” Theological Wordbook of the Old Testament, ed. R. Laired Harris (Chicago: Moody Press, 1980), p. 698.

4. “Oscu” (Matt 27:45), The Seventh-day Adventist Bible Commentary, rev. ed., ed. Francis D. Nichol (Washington, DC: Review & Herald, 1976-1980), 5:549.

5. Ellen White, Deseado de Todas las Gentes, p. 702.

Por Younis Masih, pastor en Nueva Zelanda. Traducido por Pedro Torres.

11.3 EL HOGAR CRISTIANO

INTRODUCCION 

El vínculo de la familia es el más estrecho, el más tierno y el más sagrado de la tierra. El cristianismo no es solamente una experiencia individual. Tiene también aplicaciones sociales. Penetra en la vida humana en su totalidad y conjugo todas sus manifestaciones, especialmente en la familia. 

1. LOS CONSTRUCTORES DEL HOGAR 

1. ¿Dónde fue instituido el matrimonio? 
Génesis 2:24 "Por tanto, dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer, y serán una sola carne."

Nota: Dios fue quien celebró la primera boda, allí mismo en el jardín del Edén, dejando claramente constancia de la unión matrimonial entre hombre y mujer como modelo instituído por Dios mismo. También dio el modelo de ceremonia, si bien es cierto que Adán y Eva no tenían "padre y madre" como el resto de seres humanos después de ellos, Dios dejó la fórmula indicando claramente que aunque los padres quieran "ayudar" en el matrimonio de su hijo o hija, no deben inmiscuirse. Del mismo modo, cuando un esposo o una esposa se casan, deben ser responsables el uno del otro mutuamente, y cortar definitivamente el "cordón umbilical" con la mamá o el papá. Esto ha sido causa de muchos problemas en los matrimonios que priorizan indebidamente la atención a los progenitores. Cuidado, no quiere decir que haya que desatender a los padres, el quinto mandamiento es claro: "Honra a padre y madre...".
 
2. ¿Qué dice el apóstol Pablo al respecto? 
Hebreos 13:4, pp. "Honroso sea en todos el matrimonio, y el lecho sin mancilla".

Nota: Dios continúa aprobando y bendiciendo la institución del matrimonio, tanto en su institución en el Edén, como en la iglesia del Nuevo Testamento. Esto evidencia que es una institución que no caduca nunca, y hoy día sigue siendo tan vigente y necesaria como siempre, quizá más que nunca en el modelo de sociedad que ahora nos rodea y que menoscaba los principios de la familia.

3. ¿Con quién no deberá casarse el creyente? 
Deuteronomio 7:3, 4 "Cuando Jehová tu Dios te haya introducido en la tierra en la cual entrarás para tomarla, y haya echado de delante de ti a muchas naciones, al heteo, al gergeseo, al amorreo, al cananeo, al ferezeo, al heveo y al jebuseo, siete naciones mayores y más poderosas que tú, y Jehová tu Dios las haya entregado delante de ti, y las hayas derrotado, las destruirás del todo; no harás con ellas alianza, ni tendrás de ellas misericordia. Y no emparentarás con ellas; no darás tu hija a su hijo, ni tomarás a su hija para tu hijo. Porque desviará a tu hijo de en pos de mí, y servirán a dioses ajenos; y el furor de Jehová se encenderá sobre vosotros, y te destruirá pronto."
 
2 Corintios 6:14 "No os unáis en yugo desigual con los incrédulos; porque ¿qué compañerismo tiene la justicia con la injusticia? ¿Y qué comunión la luz con las tinieblas?"

Nota: Tanto en el Antiguo Testamento como en el Nuevo Testamento, las referencias son claras a no casarse con personas no creyentes.  La Biblia está llena de ejemplos en los que los matrimonios con mujeres (u hombres) no creyentes derivaron en un abandono de la fe verdadera y un deterioro del pueblo de Dios. En el primer texto se exhorta precisamente a no casarse con los paganos, y en el segundo, Pablo insiste en la misma idea. A la hora de priorizar las necesidades de la vida, un matrimonio mixto (creyente con incrédulo) no se pondrá de acuerdo en lo que es importante, o no entenderá la fe del otro. Igualmente, cuando nazcan niños en ese hogar, ¿quién educará a esos hijos y en qué fe? Sin embargo, si ambos comparten la misma fe, evidentemente muchos problemas se verán superados y otros ni siquiera existirán jamás.

4. Si cuando aceptó la fe ya era casado, ¿qué debe hacer el creyente? 
1 Corintios 7:12-14. "Y a los demás yo digo, no el Señor: Si algún hermano tiene mujer que no sea creyente, y ella consiente en vivir con él, no la abandone. Y si una mujer tiene marido que no sea creyente, y él consiente en vivir con ella, no lo abandone. Porque el marido incrédulo es santificado en la mujer, y la mujer incrédula en el marido; pues de otra manera vuestros hijos serían inmundos, mientras que ahora son santos."

Nota: Aquellos que conocieron la fe estando ya casados, y al bautizarse el cónyuge no le impide, continúe con su vida matrimonial igualmente. Quizá sea ganado para el Reino de Dios por el testimonio del esposo o la esposa.
 
5. ¿Qué dijo Jesús acerca de la indisolubilidad del matrimonio? 
Mateo 19:6, 9 "Así que no son ya más dos, sino una sola carne; por tanto, lo que Dios juntó, no lo separe el hombre. Y yo os digo que cualquiera que repudia a su mujer, salvo por causa de fornicación, y se casa con otra, adultera; y el que se casa con la repudiada, adultera."

2. LA RELIGION EN EL HOGAR 

1. ¿Hasta qué punto debemos permitir que el Señor presida el hogar? 
Salmo 127:1 pp. "Si Jehová no edificare la casa, en vano trabajan los que la edifican".

2. ¿Qué se dice del hogar de Abraham? 
Génesis 18:19 "Porque yo sé que mandará a sus hijos y a su casa después de sí, que guarden el camino de Jehová, haciendo justicia y juicio, para que haga venir Jehová sobre Abraham lo que ha hablado acerca de él".

Nota: Abraham era fiel a Dios. Toda su casa era instruida constantemente en el temor de Dios. Dondequiera que fuere, al instalar su campamento, Abraham levantaba un altar para adorar a Dios.

3. ¿Cuál fue la decisión tomada por Josué? 
Josué 24:15, up. "Y si mal os parece servir a Jehová, escogeos hoy a quién sirváis; si a los dioses a quienes sirvieron vuestros padres, cuando estuvieron al otro lado del río, o a los dioses de los amorreos en cuya tierra habitáis; pero yo y mi casa serviremos a Jehová".

Nota: Sin duda que el responsable del hogar, es también responsable de la espiritualidad del hogar. Si fallan los padres, los hijos difícilmente serán mejores que los padres en este aspecto.

4. ¿Qué lugar debe ocupar la Palabra de Dios en el hogar? 
Deuteronomio 6:6, 7 "Y estas palabras que yo te mando hoy, estarán sobre tu corazón; y las repetirás a tus hijos, y hablarás de ellas estando en tu casa, y andando por el camino, y al acostarte, y cuando te levantes".

2 Timoteo 3:14, 15 "Pero persiste tú en lo que has aprendido y te persuadiste, sabiendo de quién has aprendido; y que desde la niñez has sabido las Sagradas Escrituras, las cuales te pueden hacer sabio para la salvación por la fe que es en Cristo Jesús".

Nota: El culto familiar es más que necesario, es un precepto divino. Dios nos ha pedido que instruyamos a nuestros hijos en su Palabra, cada día. Pablo muestra que esto seguía siendo igualmente practicado y preceptivo.
 
5. ¿Cómo debe ser observado el Sábado en familia? 
Éxodo 20:10 "mas el séptimo día es reposo[a] para Jehová tu Dios; no hagas en él obra alguna, tú, ni tu hijo, ni tu hija, ni tu siervo, ni tu criada, ni tu bestia, ni tu extranjero que está dentro de tus puertas".

6. ¿Cuál será la aspiración suprema en cada hogar cristiano? 
Hebreos 2:13. "Y otra vez: Yo confiaré en él. Y de nuevo: He aquí, yo y los hijos que Dios me dio."

3. DEBERES CONYUGALES 

1. ¿Qué consejo se da a los maridos? 
Colosenses 3:19 "Maridos, amad a vuestras mujeres, y no seáis ásperos con ellas".

1 Pedro 3:7 "Vosotros, maridos, igualmente, vivid con ellas sabiamente, dando honor a la mujer como a vaso más frágil, y como a coherederas de la gracia de la vida, para que vuestras oraciones no tengan estorbo".

2. ¿Cómo es descrito el marido ideal? 
Efesios 5:25-29 "Maridos, amad a vuestras mujeres, así como Cristo amó a la iglesia, y se entregó a sí mismo por ella, para santificarla, habiéndola purificado en el lavamiento del agua por la palabra, a fin de presentársela a sí mismo, una iglesia gloriosa, que no tuviese mancha ni arruga ni cosa semejante, sino que fuese santa y sin mancha. Así también los maridos deben amar a sus mujeres como a sus mismos cuerpos. El que ama a su mujer, a sí mismo se ama. Porque nadie aborreció jamás a su propia carne, sino que la sustenta y la cuida, como también Cristo a la iglesia".

3. ¿Qué consejo se da a las esposas? 
Efesios 5:22-24 "Las casadas estén sujetas a sus propios maridos, como al Señor; porque el marido es cabeza de la mujer, así como Cristo es cabeza de la iglesia, la cual es su cuerpo, y él es su Salvador. Así que, como la iglesia está sujeta a Cristo, así también las casadas lo estén a sus maridos en todo." 

1 Pedro 3:1, 2, 4 "Asimismo vosotras, mujeres, estad sujetas a vuestros maridos; para que también los que no creen a la palabra, sean ganados sin palabra por la conducta de sus esposas, considerando vuestra conducta casta y respetuosa. […] sino el interno, el del corazón, en el incorruptible ornato de un espíritu afable y apacible, que es de grande estima delante de Dios."

4. ¿Cómo describe lo Biblia la mujer ideal? 
Proverbios 31:10 - 31 "Mujer virtuosa, ¿quién la hallará? Porque su estima sobrepasa largamente a la de las piedras preciosas. El corazón de su marido está en ella confiado, Y no carecerá de ganancias. Le da ella bien y no mal todos los días de su vida. 

Busca lana y lino, con voluntad trabaja con sus manos. Es como nave de mercader; Trae su pan de lejos. Se levanta aun de noche Y da comida a su familia Y ración a sus criadas. Considera la heredad, y la compra, Y planta viña del fruto de sus manos. Ciñe de fuerza sus lomos, Y esfuerza sus brazos. Ve que van bien sus negocios; Su lámpara no se apaga de noche. Aplica su mano al huso, Y sus manos a la rueca. Alarga su mano al pobre, Y extiende sus manos al menesteroso. No tiene temor de la nieve por su familia, Porque toda su familia está vestida de ropas dobles. 

Ella se hace tapices; De lino fino y púrpura es su vestido. Su marido es conocido en las puertas, Cuando se sienta con los ancianos de la tierra. Hace telas, y vende, Y da cintas al mercader. Fuerza y honor son su vestidura; Y se ríe de lo por venir. Abre su boca con sabiduría, Y la ley de clemencia está en su lengua. Considera los caminos de su casa, Y no come el pan de balde. Se levantan sus hijos y la llaman bienaventurada; Y su marido también la alaba: Muchas mujeres hicieron el bien; Mas tú sobrepasas a todas.  
Engañosa es la gracia, y vana la hermosura; La mujer que teme a Jehová, ésa será alabada. Dadle del fruto de sus manos, Y alábenla en las puertas sus hechos".

4. PADRES E HIJOS

1. ¿Qué son los hijos? 
Salmo 127:3 "He aquí, herencia de Jehová son los hijos; Cosa de estima el fruto del vientre".

2. ¿Cómo deben los padres tratar a sus hijos? 
Efesios 6:4 "Y vosotros, padres, no provoquéis a ira a vuestros hijos, sino criadlos en disciplina y amonestación del Señor". 

Colosenses 3:21 "Padres, no exasperéis a vuestros hijos, para que no se desalienten".

Proverbios 29:17 "Corrige a tu hijo, y te dará descanso, Y dará alegría a tu alma".

3. ¿Cómo deben disciplinarlos? 
Proverbios 13:24 "El que detiene el castigo, a su hijo aborrece; Mas el que lo ama, desde temprano lo corrige".

Proverbios 22:6, 15 "Instruye al niño en su camino, Y aun cuando fuere viejo no se apartará de él […] La necedad está ligada en el corazón del muchacho; Mas la vara de la corrección la alejará de él".

Proverbios 23:13 "No rehúses corregir al muchacho; Porque si lo castigas con vara, no morirá".

Proverbios 29:15 "La vara y la corrección dan sabiduría; Mas el muchacho consentido avergonzará a su madre".

4. ¿Qué ordena el quinto mandamiento? 
Éxodo 20:12 "Honra a tu padre y a tu madre, para que tus días se alarguen en la tierra que Jehová tu Dios te da".
 
5. ¿Qué referencia se hace de la obediencia? 
Efesios 6:1- 3 "Hijos, obedeced en el Señor a vuestros padres, porque esto es justo. Honra a tu padre y a tu madre, que es el primer mandamiento con promesa; para que te vaya bien, y seas de larga vida sobre la tierra". 

Colosenses 3:20 "Hijos, obedeced a vuestros padres en todo, porque esto agrada al Señor".

6. ¿Qué amonestación se hace a los hijos? 
Proverbios 23:22 "Oye a tu padre, a aquel que te engendró; Y cuando tu madre envejeciere, no la menosprecies".
 
7. ¿Qué respeto se debe prestar a los ancianos? 
Levítico 19:32 "Delante de las canas te levantarás, y honrarás el rostro del anciano, y de tu Dios tendrás temor. Yo Jehová".
 
8. ¿Qué compañerismo deberá existir entre padres e hijos? 
Malaquías 4:6 "El hará volver el corazón de los padres hacia los hijos, y el corazón de los hijos hacia los padres, no sea que yo venga y hiera la tierra con maldición".

------------- 
Estudio anterior: 11.2 El Imperativo misionero
Siguiente estudio: 12.1 La Misa. 
Volver al índice
 ------------ 
Si tiene alguna consulta, contacte a Pr. Pedro Torres
------------ 
DESCARGA ESTE ESTUDIO BÍBLICO EN PDF AQUÍ

La Creación: La tierra es un testigo mudo


Se trata de la Creación del mundo como nunca antes ha sido vista, y ahora está a disposición de todo el público completamente gratuita en línea y para descargar.
La Creación: La tierra es un testigo, producida por la Asociación General de la Iglesia Adventista del Séptimo Día, es un relato día a día de la semana de la creación tal cual está registrada en el libro de Génesis. Mostrando imágenes de todo el mundo y con efectos especiales, la película será clave como herramienta de evangelización en 2014.

“Debemos proclamar al mundo entero esta verdad profética", comentó Williams Costa Jr, director de Comunicaciones de la Asociación General de la Iglesia Adventista del Séptimo Día. “Por favor, compartan este vídeo con el mayor número posible de personas.”

La producción de 27 minutos de duración es el fruto de cuatro años de esfuerzo por el cinematógrafo adventista Henry Stober. Según Adventist News Network, el vídeo ya ha sido visto por más de 70.000 personas en nueve países (hasta mediados de octubre de 2013).

“Este proyecto increíble va a ser una bendición para cada iglesia alrededor del mundo que pueda proyectarla en público," dijo el presidente mundial de la Iglesia Adventista, el pastor Ted N. C. Wilson, quien estuvo entre los 350 delegados que visionaron la proyección en la sede mundial de la iglesia durante el Consejo Anual en octubre. “Creo que esto va a ser una herramienta magnífica para llevar a miles de personas a los pies de la cruz.” 

La Creación: La tierra es un testigo puede descargarse desde http://vimeo.com/78072521. Para obtener más información, visite www.creationsabbath.net.