La Biblia y la iglesia verdadera


DESCARGA ESTE ESTUDIO BÍBLICO EN PDF AQUÍ.

Buenas Nuevas de Jesús, con amor
Guía de estudio nº 32

La Biblia y la iglesia verdadera

Lo “ecuménico” goza hoy de una popularidad cada vez mayor. Se trata de unir las diferentes denominaciones en una sola iglesia. La palabra “católico” significa “universal”, y refleja igualmente el deseo de muchas personas de que toda la iglesia esté unida en un “cuerpo”.

¿Es el deseo de Jesús que su iglesia estuviese dividida en tantos grupos distintos? ¿Le complace contemplar a sus profesos seguidores guerreando unos contra otros? ¿No es la unidad y la armonía uno de los frutos del Espíritu Santo? ¿Implica orgullo y arrogancia la pretensión de que una denominación constituye la “iglesia verdadera”? ¿Es la Biblia tan clara como para permitir que toda persona honesta y sincera pueda hoy reconocer cuál es la verdadera iglesia?

A casi todos nos ha ocurrido alguna vez quedar perplejos ante una cerradura, no sabiendo cuál de las varias llaves que tenemos es la sola y única que abrirá la puerta. Todas las llaves parecidas son perfectamente inútiles al respecto. De nada sirve el tenerlas en gran cantidad. ¡Sólo la llave adecuada servirá para abrir, y ninguna otra!

Examinemos la evidencia de la Biblia sobre esa única iglesia verdadera, según designio y obra de Dios mismo, desde el principio. ¿Dónde podemos encontrar hoy esa “llave” que responde a las claras especificaciones de la Biblia?

¿Cuándo fundó Jesús la verdadera iglesia?

1. ¿De qué sencilla manera reunió Jesús a su iglesia? Juan 1:35-45

RESPUESTA: “Jesús... le dijo... _________.”

Nota: “Con el llamamiento de Juan, Andrés, Simón, Felipe y Natanael, empezó la fundación de la iglesia cristiana. Juan dirigió a dos de sus discípulos a Cristo. Entonces uno de estos, Andrés, halló a su hermano, y lo llevó al Salvador. Luego Felipe fue llamado, y buscó a Natanael” (El Deseado, p. 114, 115).

2. ¿Cuál es el verdadero Fundamento sobre el que edifica su iglesia? Mateo 16:13-18

RESPUESTA: “...sobre esta _____ edificaré mi iglesia...”

Nota: ¿Cuál es la “Roca”? No puede ser Pedro, pues él mismo declaró que la Roca es Cristo (1 Pedro 2:3-8). La Escritura afirma en multitud de ocasiones que Cristo es la Roca: Deuteronomio 32:3, 4, 15, 18; 1 Corintios 10:4; Salmo 71:1-3.

Pedro significa piedra o guijarro, el tipo de piedra que puede uno lanzar (petros en griego) con la mano. El término original traducido por Roca o Peña, es petra, que es un bloque o plataforma sólida sobre la que Cristo edifica su iglesia.

Encontrar la iglesia verdadera: ¡no es difícil!

3. Al procurar encontrar la iglesia verdadera, ¿a quién estamos siguiendo? Marcos 2:14; 8:34; Juan 15:13-15

RESPUESTA: “...al pasar... le dijo... _________”; “Si alguno quiere _______ ___ ____ ___ ___, __________ a sí mismo, tome su _____ y ________.”

Nota: Cuando Pablo escribió “hay un solo cuerpo”, significaba que “hay una sola iglesia”, puesto que “cuerpo” equivale a “iglesia” (1 Corintios 12:27 y 28). Esa única iglesia es de ámbito mundial y se la encuentra entre “toda nación, tribu, lengua y pueblo”. De entre todas las comunidades de fe que hay en el mundo y que reclaman para sí la condición de pueblo de Dios, el Señor señala a una sola y declara de ella: “Aquí está la perseverancia de los santos, los que guardan los mandamientos de Dios y la fe de Jesús” (Apocalipsis 14:12). En otras palabras, la verdadera iglesia de Dios se caracteriza por la perseverancia en obedecer sus mandamientos por medio de la fe, lo que se materializa en seguir el ejemplo de Jesús. “Babilonia” es una palabra que denota “confusión” y se refiere a la inmensa conglomeración de religiones que no siguen a Cristo ni obedecen sus mandamientos. Babilonia cae debido a su rechazo de la verdad tal cual es en Cristo, y no puede conducir a las personas a la vida eterna.

La verdadera iglesia de Dios en la historia

5. Lee Apocalipsis 12:1-6 y 13-17, y responde a las preguntas:

(a) ¿Qué simboliza esa mujer pura? (2 Corintios 11:2):
____________________________________________________.

(b) ¿Qué doce hombres están simbolizados en las doce estrellas? (Apocalipsis 12:1):
____________________________________________________.

(c) ¿Quién odia a la verdadera iglesia? (Apocalipsis 12:9):
____________________________________________________.

(d) ¿Qué procuró Satanás hacerle durante 1260 años? (Apocalipsis 12:6, 13):
____________________________________________________.

Nota: No puede tratarse de la virgen María, dado que habla en lenguaje simbólico. En la Biblia se presenta a la iglesia como a una “mujer” (Jeremías 3:20; 6:2; Isaías 54:5 y 6). Los 1260 días simbolizan años, y abarcan desde el 538 al 1798 de la era cristiana. En el año 538 pudo hacerse efectivo el decreto de Justiniano (533) que establecía al obispo de Roma como cabeza de todas las iglesias. Roma papal, mediante un ejército liderado por Belisario, expulsó a los Hérulos, Vándalos y Ostrogodos –reinos arrianos que aún dominaban Italia y Roma–, iniciando ese período de supremacía y persecución papal. Termina con la toma del papa como prisionero, bajo el general francés Berthier, en 1798: exactamente 1260 años después (ver Daniel 7:24 y 25).

6. Lee de nuevo Apocalipsis 12:17. Tras haber finalizado los 1260 años de persecución religiosa, y haber llegado a los últimos días simbolizados por “el resto de la descendencia de ella”, ¿qué dos características identificativas de su verdadera iglesia destaca Dios?

RESPUESTA: “...guardan los _______________ ___ _____ y tienen el _____________ ___ _____________.”

Nota: Al buscar cuál es la llave que encaja perfectamente en la profecía bíblica, dirige tu atención a una iglesia que guarde el sábado verdadero conforme al mandamiento (ver Lucas 23:56), el séptimo día de la semana que Cristo guardó. “Aquí están... los que guardan los mandamientos de Dios”, dice el Señor, señalando a su verdadera iglesia. Ese primer criterio estrechará considerablemente tu campo de búsqueda. A continuación, ve si posee la segunda característica especificada, “el testimonio de Jesucristo”, que es el “espíritu de profecía” (Apocalipsis 19:10). Para que la llave encaje y abra la cerradura, ambas características tienen que hallar perfecto cumplimiento. Cuando se dan las dos condiciones, estás ante la verdadera iglesia de Cristo, y allí estará presente un amor (ág-ape) como el de Cristo.

7. ¿Qué maravillosa experiencia ha de impregnar los corazones de los que forman el pueblo de Dios, en su verdadera iglesia? Juan 13:34 y 35

RESPUESTA: “...que os _______ unos a otros; como yo os he _______.” (La palabra original es ágape).

8. ¿Qué caracteriza a la iglesia verdadera? 1 Timoteo 3:15

RESPUESTA: La iglesia del Dios viviente es “columna y defensa de ___ ________.”


El test de la verdad


En esta breve Guía de estudio no podemos detenernos en cada criterio de verdad que debe caracterizar a la verdadera iglesia, pero prestaremos atención a unos pocos. Si una iglesia deja de cumplir aunque sea uno solo de esos criterios bíblicos, queda en ello desautorizada por la Escritura.

La iglesia verdadera:

(a) Cree la verdad sobre la Deidad: Mateo 28:19 y 20.

(b) Cree que Cristo es eternamente preexistente, el divino Hijo de Dios: Juan 1:1-3, 10, 14; Hebreos 1:2; Miqueas 5:2.

(c) Cree que el hombre es mortal por naturaleza: Job 4:17; 1 Timoteo 6:15 y 16.

(d) Cree que los muertos duermen el sueño de la inconsciencia, hasta la resurrección: Juan 11:11-14; Salmo 146:4; Eclesiastés 9:5 y 6.

(e) Guarda el verdadero sábado, como señal de su dependencia y unión con el Señor, su Creador y Redentor; como señal de la verdadera conversión y santificación: Lu-cas 4:16; Ezequiel 20:12, 20; Hebreos 4:9 y 10; Apocalipsis 1:10.

(f) Cree que el pecado y los pecadores no continuarán por siempre, sino que llegarán a su fin: Malaquías 4:1-3.

(g) Sigue el plan de Dios del diezmo: Levítico 27:30, 32; 1 Corintios 9:14; Malaquías 3:8-10.

(h) Sigue el ejemplo de Cristo en el lavamiento de los pies: Juan 13:1-17.

(i) Vive una vida sana y saludable: 1 Corintios 3:16 y 17.

(j) Cree, experimenta y demuestra la salvación y rectitud por la fe: Romanos 3:20-31; 4:1-25; Efesios 2:8.

(k) Cree en los dones genuinos del Espíritu Santo, en el verdadero bautismo del Espíritu Santo y en el auténtico don de la profecía: 1 Corintios 12:1-31; 14:1-40; Efesios 4:8.

(l) Sigue a Cristo por la fe, en su ministerio en el lugar santísimo del santuario celestial, ministerio de expiación final al que dio comienzo en 1844: Daniel 8:14; Hebreos 6 al 10.

9. ¿Puedes encontrar alguna iglesia que cumpla todos esos criterios, que no sea la Iglesia Adventista del Séptimo Día?

TU RESPUESTA: _____________________.

10. ¿Qué es lo que permitirá a la iglesia verdadera cumplir la obra de predicar el evangelio a todo el mundo en su generación? Juan 12:32 y 33; 1 Corintios 1:17 y 18; 2: 1 y 2

RESPUESTA: “Y yo, cuando sea ____________ de la tierra, a todos ________ a mí mismo. Esto decía dando a entender de qué ________ iba a _______.” “Me propuse no saber entre vosotros cosa alguna sino a _____________, y a este ______________.”

Nota: “Contemplando al Redentor crucificado, comprendemos más plenamente la magnitud y el significado del sacrificio hecho por la Majestad del cielo. El plan de salvación queda glorificado delante de nosotros, y el pensamiento del Calvario despierta emociones vivas y sagradas en nuestro corazón. Habrá alabanza a Dios y al Cordero en nuestro corazón y en nuestros labios; porque el orgullo y la adoración del yo no pueden florecer en el alma que mantiene frescas en su memoria las escenas del Calvario” (El Deseado, p. 616).

11. Lee Lucas 7:36-50, a modo de ejemplo de un verdadero seguidor de Jesús, de alguien que lo apreció, que apreció su amor sacrificial y abnegado. ¿Qué palabras de aprobación dirigió Jesús hacia el acto devocional de una vida cristiana como la ejemplificada en ese texto? Marcos 14:8

REPUESTA: “Esta ha hecho ___ ____ _______...”

“Echad toda vuestra ansiedad sobre él, porque él tiene cuidado de vosotros” 1 Pedro 5:7

“Orad sin cesar” 1 Tesalonicenses 5:17

“No se haga mi voluntad, sino la tuya” Lucas 22:42

“Dios dio a los hombres el poder de elegir; a ellos les toca ejercitarlo. No podéis cambiar vuestro corazón, ni dar por vosotros mismos los afectos a Dios; pero podéis escoger servirle. Podéis darle vuestra voluntad, para que él obre en vosotros tanto el querer como el hacer, según su voluntad” (El Camino a Cristo, p. 47 y 48)

------------

Estudio anterior: 31. El don profético.

Siguiente estudio: 33. Inolvidable: María Vs. Judas.

Volver al Indice.

-------------

Si tiene alguna consulta, contacte a Pr. Pedro Torres.

-------------

DESCARGA ESTE ESTUDIO BÍBLICO EN PDF AQUÍ.