El día más feliz de la semana

DESCARGA ESTE ESTUDIO BÍBLICO EN PDF AQUÍ.

Buenas Nuevas de Jesús, con amor
Guía de estudio nº 27

La nota tónica del mensaje de Jesús al mundo es la felicidad: “Estas cosas os he hablado para que mi gozo esté en vosotros, y vuestro gozo sea completo.” “...os volveré a ver y se gozará vuestro corazón, y nadie os quitará vuestro gozo.” (Juan 15:11 y 16:22). ¿Quién puede resistirse a un mensaje como ese?

Esta lección tiene por objeto que conozcas una felicidad que quizá te haya pasado desapercibida hasta ahora. Consiste en guardar el día del Señor de la forma apropiada. Sucede con frecuencia que, al encontrarse un hombre y una mujer, y al surgir el amor entre ellos, se da expresión a este sentimiento: ‘¡Cómo he podido vivir hasta ahora sin ti! Antes de conocerte, no sabía en realidad en qué consistía la vida. ¡Eres exactamente lo que necesitaba!’

Cuando comiences a disfrutar del sábado, en la forma en la que el Señor ha provisto que lo hagas, tendrás una vivencia similar. Leemos en Marcos 2:27: “El sábado fue hecho por causa del hombre”. El mismo Señor que te creó, hizo el sábado para ti. ¡Estáis hechos el uno para el otro!

En esta guía de estudio encontrarás ayuda para descubrir lo perfectamente que os complementáis el sábado y tú. Cuando comprendes esa verdad de la Biblia, y eliges seguir a Cristo en su forma de guardar el sábado, se convertirá para ti en el día más feliz de toda la semana. Llegará a sucederte que te encontrarás viviendo de un sábado en otro, y eso hará también mucho más felices los seis días de trabajo.

Dios hizo el sábado para el bien del hombre

1. ¿Qué proporciona Jesús a todos los que están fatigados a causa de las pesadas cargas que impone el mundo? Mateo 11:28 y 29


RESPUESTA: “...yo os haré ___________.”

2. ¿Con qué está relacionado ese don del reposo? Hebreos 4:4, 9 y 10 TU

RESPUESTA:
______________________________.

Nota: La palabra “sábado” significa reposo. La New English Bible traduce así el versículo 9: “Al pueblo de Dios le queda aún un reposo sabático”. ¿Qué puede haber más refrescante para un cuerpo fatigado, sino el descanso? Pero el cansancio del que Jesús habló no es mera fatiga física. Se refirió a la pesada carga de la ansiedad, la preocupación, las tensiones cotidianas, y muy especialmente a la peor y más aplastante de todas las cargas: el pecado con su culpabilidad.

3. ¿Qué hizo Dios para el bien del ser humano? Marcos 2:27

RESPUESTA: “___ ________ fue hecho por causa del hombre.”

Nota: Algunos han llegado a la extraña conclusión de que, puesto que el Señor hizo el sábado para el hombre, éste puede desecharlo a su propia voluntad. ‘Si alguien me trae un pastel, puedo comerlo agradecido, o tirarlo a la basura si así lo prefiero’, parece ser su razonamiento. Pero cuando el Señor hace algo para nuestro bien, es porque sabe que lo necesitamos. El sábado no es como un balón al que podemos dar patadas según nos convenga, guardarlo si queremos, o descartarlo en caso contrario. Rehusarlo equivale a rehusar a Cristo, Señor del sábado, y única solución a cada problema humano. La observancia del sábado es precisamente aquello que el hombre necesita, para el bien de su integridad y desarrollo, en el presente y en el futuro.

4. Cuándo comienza y termina el sábado? Levítico 23:32

RESPUESTA: “... de _______ a _______ guardaréis vuestro descanso.”

Nota: Bíblicamente, el día comienza con la “tarde” (Génesis 1:3, última parte). Por lo tanto, el sábado comienza en la puesta de sol del viernes, y termina al ponerse el sol el sábado de tarde. Al viernes se lo llama “día de la preparación” (Lucas 23:54). Jesús fue crucificado la mañana del viernes, y al ponerse el sol, comenzó el sábado.

Nuestro ejemplo: ¿Cómo guardó Jesús el sábado?

5. Marcos nos relata la historia de un sábado típico en la vida de Jesús. Lee Marcos 1:21 al 35 y responde estas preguntas:


¿Cuál fue la actividad principal de Jesús en el sábado?
______________________.

Si era necesario, ¿qué más estaba dispuesto a hacer en sábado?
______________________________________.

Una vez que el sábado terminó, con la puesta de sol, ¿qué ocupación encontró?
________________________________________________________________.

Aunque probablemente no pudo acostarse antes de la media noche, ¿cuán temprano se levantó a la mañana siguiente? “Levantándose muy de mañana, siendo aún ________, salió y se fue a un lugar ___________, y allí _______.”

6. Lee la historia de otro sábado típico en la vida de Jesús. Mateo 12:1-14. Responde a las preguntas:

¿Crees que los discípulos transgredieron realmente la Ley de Dios relativa al sábado, o solamente las tradiciones judías de manufactura humana? _________________________.

¿Dijo Jesús que sus discípulos eran culpables?, ¿o que no lo eran? ______________________________.

¿Qué nos dice la Ley de Dios que podemos hacer en sábado? ___________________.

¿De qué forma quebrantaban realmente el sábado los fariseos? “Salieron entonces los fariseos, y se ______________ contra Jesús para ___________.”

7. ¿Cómo liberó Jesús el sábado de aquellas pesadas tradiciones impuestas por los judíos? Juan 5:5, 6, 8-11, 16

TU RESPUESTA: ____________________________________________________.

8. Cuando detuvieron a Jesús, y lo hicieron comparecer ante el tribunal, ¿cómo resp-ondió a sus acusadores? Juan 5:17 y 18

RESPUESTA: “Mi Padre hasta ahora ________, y yo ________.”

Nota: Por “obra”, o “trabajo”, Jesús no se refería a la actividad laboral por medio de la cual logramos nuestro sustento material, sino a la obra de aliviar el sufrimiento humano. Los judíos acusaron a Jesús con mentira, tanto de blasfemar, como de transgredir el sábado. Algunas personas que no comprenden bien el asunto, se alistan con los judíos en su acusación de que Jesús transgredió el sábado, excusándose así a ellos mismos de guardarlo. Pero si los judíos tenían razón al acusarlo de quebrantar el sábado, la tenían también al acusarle de blasfemia (Juan 10:33).

El Señor ha hecho una delicia de la verdadera observancia del sábado

9. ¿Qué organización ha establecido el Señor para el amable compañerismo de todos los observadores del sábado, que son los adoradores del Señor del sábado? Hechos 2:44, 46 y 47; Mateo 16:18; 1 Corintios 12:27 y 28

TU RESPUESTA: ______________________________________.

10. ¿Qué buena costumbre no debiéramos olvidar? Hebreos 10:22-25

RESPUESTA: “...no dejando de _______________, como algunos tienen por costu-mbre...”

Nota: La iglesia es el “cuerpo de Cristo”, donde cada miembro encuentra su mayor placer en la comunión y el servicio. Es en el seno de la iglesia donde Cristo concede los dones necesarios para la edificación de la iglesia misma, y del desarrollo del carácter de cada miembro de ella. En la iglesia se halla el entorno para el libre y gozoso ejercicio de los dones que el Espíritu Santo “reparte a cada uno en particular como él quiere” (1 Corintios 12:11). En la Escuela Sabática (el tiempo dedicado al estudio de la Biblia en la iglesia, formando pequeños grupos de diálogo), el Señor, mediante su Espíritu Santo, está presente, enseñándonos las grandes verdades de su Palabra. En el culto o servicio de adoración, llegamos al momento culminante en el que nuestro corazón se arrodilla en humildad ante el trono de Dios. Estamos rodeados de amigos y hermanos cuya presencia nos reconforta y anima, y nosotros lo hacemos todo de nuestra parte para tener una influencia inspiradora en los demás. Eso nos trae un recuerdo de la comunión de la santa pareja con su Creador, en el Edén, antes de la entrada del pecado; y nos supone un anticipo de la atmósfera de paz, amor y felicidad que existirá en la tierra nueva, alrededor de nuestro Creador y Salvador (1 Tesalonicenses 4:17). El sábado, el día del Señor, hace posible todo eso.

11. ¿A dónde acudía Jesús cada sábado? Lucas 4:16

RESPUESTA: “...el ________ entró en la __________, conforme a su costumbre...”

12. ¿Cómo debiéramos prepararnos para el sábado, antes que comience? Éxodo 20:8; Éxodo 16:22 y 23

RESPUESTA: “Mañana es ________, el día de reposo consagrado a Jehová; lo que te-ngáis que cocer, cocedlo hoy, y lo que tengáis que cocinar, cocinadlo...”

Nota: Recordamos el sábado a lo largo de toda la semana, planeando la observancia de cada una de sus horas sagradas. El viernes hacemos todos los preparativos necesarios, de forma que la casa esté acondicionada, la comida del sábado preparada, la ropa a punto, etc. Las comidas del sábado debieran ser apetitosas y sencillas, y el ama de casa no debería ciertamente resultar esclavizada con los quehaceres culinarios, en ese día especial de reposo y adoración.

13. ¿Qué hay acerca de comprar y vender en el sábado? Nehemías 10:31

RESPUESTA: “Cuando los pueblos vecinos trajeran a vender mercaderías y comesti-bles en día ________, nada tomaríamos de ellos en ________...”

14. ¿Significa el implicarse en negocios seculares, en conversaciones y placeres mundanos, una ayuda para que la observancia del sábado sea de feliz adoración a Dios? Isaías 58:13 y 14

RESPUESTA: “...no andando en ____ ________ caminos ni buscando ___ voluntad ni hablando ____ _________ palabras...”

15. Dado que el sábado es el aniversario o recordatorio de la creación, y por lo tanto del Creador, ¿qué otra obra de la creación conmemora? Efesios 2:10; 2 Corintios 5:17

RESPUESTA: “Somos hechura suya, creados en Cristo Jesús para ________ _______...”; “Si alguno está en Cristo, ______ ________ es...”

Nota: Cuando Jesús terminó su obra de redimirnos en aquel viernes, o sexto día de la semana, antes del sábado, clamó: “Consumado es” (Juan 19:30). Y el sábado reposó en la tumba de José. Vemos en ello que el sábado es la verdadera señal de la cruz, el recordatorio, tanto de la creación, como de la redención del pecado. En Cristo hallamos descanso; en él guardamos el sábado; en él, Señor del sábado, encontramos reposo del pec-ado, de satisfacer el “yo”, que es la fuente de toda infelicidad.

“Echad toda vuestra ansiedad sobre él, porque él tiene cuidado de vosotros” 1 Pedro 5:7

“Orad sin cesar” 1 Tesalonicenses 5:17

“No se haga mi voluntad, sino la tuya” Lucas 22:42

“Dios dio a los hombres el poder de elegir; a ellos les toca ejercitarlo. No podéis cambiar vuestro corazón, ni dar por vosotros mismos los afectos a Dios; pero podéis escoger servirle. Podéis darle vuestra voluntad, para que él obre en vosotros tanto el querer como el hacer, según su voluntad” (El Camino a Cristo, p. 47 y 48)

------------

Estudio anterior: 26. Dos movimientos, el verdadero y el falso.

Siguiente estudio: 28. Un hogar feliz en un mundo infeliz.

Volver al Indice.

-------------

Si tiene alguna consulta, contacte a Pr. Pedro Torres.

------------

DESCARGA ESTE ESTUDIO BÍBLICO EN PDF AQUÍ.