La felicidad y el Cielo


DESCARGA ESTE ESTUDIO BÍBLICO EN PDF AQUÍ.

Buenas Nuevas de Jesús, con amor
Guía de estudio nº 24

La felicidad y el Cielo

El significado del “cielo” es algo de gran importancia. El Señor inspiró al apóstol Juan a dedicar dos capítulos enteros a la descripción de las glorias del cielo. Los encontramos en Apocalipsis 21 y 22. Su lectura es una auténtica delicia.

Lo anterior no evita que muchos tengan una idea equivocada de lo que es el cielo. Si bien es cierto que sus maravillas van más allá de todo cuanto quepa imaginar, hay algo importantísimo que muchos olvidan.

Si se te concediese, libre de gastos, el lugar más paradisíaco de esta tierra a donde ir permanentemente de vacaciones, ¿te sentirías feliz estando allí solo, sin tus seres queridos o amigos? Si meditas bien en la pregunta, no tardarás en concluir que aún en el mejor lugar imaginable, acabarías por sentirte miserable si te encontraras solo. Por otro lado, te sentirías particularmente infeliz si tu conciencia te remordiese entonces. Ni el clima, ni las playas, las montañas, la buena comida, ni ninguna otra delicia física son la esencia del “cielo”.

¿Te has dado ya cuenta de que en los señalados momentos en los que te has sentido verdaderamente feliz, tu entorno físico estuvo en un segundo plano? Más de una pareja de padres de orientación materialista han quedado perplejos al comprobar que su hijo adolescente prefiere la vida bohemia de pobreza fuera del hogar, en lugar de la vida regalada y los modernos lujos que aquel entorno acomodado le ofreció.

La felicidad sin límite es el componente fundamental del “cielo”. Y las buenas nuevas son que al comprender su esencia, eso comienza realmente aquí y ahora.

Puedes comenzar a gustar las delicias del cielo ahora mismo, cuando eres el medio de que algún otro pueda conocer el amor de Cristo hacia él. Y de igual forma en que un padre o una madre encuentran placer en la compañía de sus hijos por siempre, disfrutarás por siempre de la compañía de aquellos a quienes ayudaste a que fueran ganados para Cristo; no meramente por el resto de tus días aquí, sino por las edades sin fin en la vida eterna.

Lo más importante en el cielo

1. ¿Qué hace realmente del cielo lo que es? Juan 14:3; Apocalipsis 7:17

TU RESPUESTA:
_______________________________.

Nota: El cielo, sin Cristo, ¡no sería cielo! Supón que pudieras llamar a la puerta del cielo y la voz de un ángel te dijera: ‘¡Bienvenido! ¡Pasa! Todas las maravillas de las que habías leído están aquí. Ven y disfruta de ellas, si así lo deseas. Pero Jesús no está. Está en un hospital consolando a los enfermos, o en un campo de batalla ministrando a un soldado herido, o animando a un adolescente deprimido, o colgando de una cruz. No está aquí.’ ¿Irías a ese “cielo”? Piénsalo seriamente.

2. Muchas iglesias populares creen que los “salvos” van directamente al cielo, tras morir, disfrutando allí mientras que el resto de nosotros aquí bajo, hemos de continuar nuestra dura batalla con Satanás. ¿Puede alguien que conozca el amor de Cristo sentirse feliz con una recompensa como esa? ¿Acaso no preferirá permanecer en el campo de batalla, hasta que termine la guerra?
TU RESPUESTA:
___________________________________.

3. Aunque la tierra nueva no exista todavía, ¿cuándo comienzan las delicias del cielo? Juan 15:11; 1 Juan 5:11 y 12
RESPUESTA: “Dios ____ ___ _____ vida eterna y esta vida está en ___ _____. El que tiene al Hijo tiene ___ _____.”

4. ¿Qué demuestra que la creencia popular de que los salvos van al cielo tan pronto como mueren, no está de acuerdo con la Biblia? Hechos 2:29 y 34; Juan 5:28 y 29; 1 Corintios 15:51-54
TU RESPUESTA: ¿Dónde sigue estando David? ____________________. ¿Qué tiene que ocurrir, antes de que los muertos puedan recibir la inmortalidad? ________________.

Nota: La noción bíblica de amor (ágape), está relacionada con la resurrección de los muertos. La falsificación de esa verdad (eros) se basa en la teoría extra-bíblica de la inmortalidad natural del alma. A menos que el Señor nos convierta de nuestros caminos centrados en el yo, sería imposible nuestra felicidad en el cielo. El verdadero cristiano se sentirá más feliz llevando la cruz de Cristo, que con cualquier clase de diversión aparte de él. En otras palabras, mientras sigan existiendo pobres, enfermos y sufrientes a quienes Cristo quiere auxiliar, preferiremos cooperar con él en ministrar a los necesitados, que estar en el cielo para nuestro particular disfrute.

5. De acuerdo con la enseñanza bíblica, ¿qué hacen los salvos desde que mueren hasta el momento de su resurrección? Daniel 12:2; 1 Tesalonicenses 4:13 y 16
RESPUESTA:
“Muchos de los que duermen en el polvo de la tierra serán _____________: unos para vida eterna, otros para vergüenza y confusión perpetua”; “...acerca de los que _________...” “Él ______ mismo, con voz de mando, con voz de arcángel y con trompeta de Dios, descenderá del cielo. Entonces, los _________ en Cristo ______________ primero.”

Nota: Durante ese tiempo en el que “duermen”, no saben nada (Eclesiastés 9:5). Son comparables a soldados fatigados, sumidos en un profundo sueño (Apocalipsis 14:13 y 14). Mientras tanto, los salvos que no han pasado al descanso, siguen luchando en esta tierra lado a lado con Jesús, en esa guerra espiritual contra Satanás.

6. Además de encontrarte con Jesús, ¿qué otro gran placer conocerás, tras haber sido resucitado (o bien trasladado) en su segunda venida? Daniel 12:2 y 3 (relaciónalo con Proverbios 11:30).
RESPUESTA: Los que ganaron almas, los que instruyeron en justicia a los demás, “resplandecerán... como las estrellas, a _________ __________.”

Nota: Tu mayor deleite en la tierra nueva no consistirá en comer deliciosos manjares, contemplar sublimes paisajes o escuchar música de belleza indescriptible, aunque todo eso sucederá. Tu mayor deleite será encontrar allí a personas que, influenciadas por tu servicio de amor en esta tierra, entregaron sus vidas a Jesús y se pusieron en sus manos, estando ahora salvas por la eternidad. Al ver a tu Salvador satisfecho con el fruto del sufrimiento de su alma, y saber que tú fuiste un mensajero de su Buena Nueva para otros redimidos, tu rostro brillará como el sol.

El nuevo cielo y la tierra nueva

7. ¿Qué nos demuestra que el eterno hogar de los redimidos no será una nube imaginaria flotando en el espacio? Mateo 5:5; Apocalipsis 21:1

RESPUESTA: “Bienaventurados los mansos, porque recibirán la _______ por heredad”; “Entonces vi un ______ ______ y una _______ ______...”

8. ¿Por qué habrá un cielo nuevo, así como una nueva tierra? Apocalipsis 21:3
RESPUESTA:
“...el tabernáculo de Dios está ahora ____ ____ ________. Él morará con ______...”

9. ¿Qué cosa maravillosa caracterizará al nuevo cielo y tierra? 2 Pedro 3:10 y 13
RESPUESTA:
“...esperamos, según sus promesas, cielos nuevos y tierra nueva, en los cuales mora ___ _________.”

Lee también 1 Corintios 6:9 y 10. (“Justicia” significa rectitud o práctica del bien; auténtico amor y obediencia a los mandamientos de Dios; perfe-cta conformidad con su santa voluntad).

Nota: “Allí su compañía no será la de los viles de la tierra, ni la de los mentirosos, idólatras, impuros e incrédulos, sino la de los que hayan vencido a Satanás y por la gracia divina hayan adquirido un carácter perfecto. Toda tendencia pecaminosa, toda imperfección que los aflige aquí, habrá sido quitada por la sangre de Cristo, y se les comunicará la excelencia y brillantez de su gloria, que excede con mucho a la del sol. Y la belleza moral, la perfección del carácter de Cristo, que ellos reflejan, superarán aún este esplendor exterior. Estarán sin mancha delante del trono de Dios y compartirán la dignidad y los privilegios de los ángeles.

En vista de la herencia gloriosa que puede ser suya, ‘¿qué rescate dará el hombre por su alma?’ (Mateo 16:26). Puede ser pobre, y sin embargo, posee en sí mismo una riqueza y dignidad que el mundo jamás podría haberle dado. El alma redimida y limpiada de pecado, con todas sus nobles facultades dedicadas al servicio de Dios, es de un valor incom-parable; y hay gozo en el cielo delante de Dios y de los santos ángeles por cada alma rescatada, un gozo que se expresa con cánticos de santo triunfo.” (El Camino a Cristo, p. 126)

10. ¿Habrá allí animales? ¿Nos relacionaremos placenteramente con ellos? Isaías 11:6-9
TU RESPUESTA: _______________________________________.

11. ¿Cuáles serán algunas de las actividades del pueblo de Dios en la tierra nueva? Isaías 65:17, 21-23, 25
TU RESPUESTA: _______________________________________.

12. ¿Qué bella ciudad será la capital de la tierra nueva? Apocalipsis 21:2 y siguientes
RESPUESTA:
“...la nueva ___________...”

13. ¿Qué tipo especial de alimento asegurará que la muerte no ocurra nunca más? Apocalipsis 22:1-3 y siguientes
RESPUESTA: Fruto del “______ ___ ___ _____...”

14. ¿Cuándo se reunirá todo el pueblo de Dios de forma regular, para la adoración y la comunión fraternal? Isaías 66:22 y 23
RESPUESTA: “...de ________ en ________, vendrán todos a adorar delante de mí...”

Nota: Los redimidos constituirán una gran Escuela sabática, y nuestra lección serán las glorias de la redención en Cristo. La Escuela Sabática que es nuestro privilegio disfrutar aquí, es un anticipo de aquellas que esperamos con tanta ilusión. Evidentemente, la excursión mensual a la santa ciudad, Jerusalem la nueva, será para compartir el fruto mensual del árbol de la vida.

15. El “Cordero” es el símbolo de Cristo, como el Crucificado. Cuando se nos describe así, es para invitarnos a dirigir la atención al hecho de que murió por nosotros. Recuenta en tu Biblia cuántas veces se cita al “Cordero” en Apocalipsis 21 y 22. ¿Qué nos recordará siempre la cruz de Cristo?
RESPUESTA: _______________________________.

Nota: “Sólo queda un recuerdo: nuestro Redentor llevará siempre las señales de su crucifixión. En su cabeza herida, en su costado, en sus manos y en sus pies se ven las únicas huellas de la obra cruel efectuada por el pecado. El profeta, al contemplar a Cristo en su gloria, dice: ‘Su resplandor es como el fuego, y salen de su mano rayos de luz; allí mismo está el escondedero de su poder’ (Habacuc 3:4). En sus manos, y su costado heridos, de donde manó la corriente purpurina que reconcilió al hombre con Dios, allí está la gloria del Salvador, ‘allí mismo está el escondedero de su poder.’ ‘Poderoso para salvar’ por el sacrificio de la redención, fue por consiguiente fuerte para ejecutar la justicia para con aquellos que despreciaron la misericordia de Dios. Y las marcas de su humillación son su mayor honor; a través de las edades eternas, las llagas del Calvario proclamarán su alabanza y declararán su poder.” (El Conflicto de los Siglos, p. 732)

“Echad toda vuestra ansiedad sobre él, porque él tiene cuidado de vosotros” 1 Pedro 5:7

“Orad sin cesar” 1 Tesalonicenses 5:17

“No se haga mi voluntad, sino la tuya” Lucas 22:42

“Dios dio a los hombres el poder de elegir; a ellos les toca ejercitarlo. No podéis cambiar vuestro corazón, ni dar por vosotros mismos los afectos a Dios; pero podéis escoger servirle. Podéis darle vuestra voluntad, para que él obre en vosotros tanto el querer como el hacer, según su voluntad” (El Camino a Cristo, p. 47 y 48)

--------------------

Estudio anterior: 23. Crecimiento Cristiano.

Siguiente estudio: 25. Hablar en lenguas.

Volver al Indice.

-------------

Si tiene alguna consulta, contacte a Pr. Pedro Torres.

-------------

DESCARGA ESTE ESTUDIO BÍBLICO EN PDF AQUÍ.