10.7 OBEDIENCIA


DESCARGA ESTE ESTUDIO BÍBLICO EN PDF AQUÍ

INTRODUCCIÓN

Si el pecado es desobediencia a la voluntad de Dios, la persona que es perdonada y empieza una nueva vida, no debe pecar más (Jn. 5:14; 8:11), sino obedecer a la voluntad de Dios.

1. Necesidad de obediencia a la voluntad de Dios


1. ¿Qué es mejor que los sacrificios?

1 Samuel 15:22.

"Y Samuel dijo: ¿Se complace Jehová tanto en los holocaustos y víctimas, como en que se obedezca a las palabras de Jehová? Ciertamente el obedecer es mejor que los sacrificios, y el prestar atención que la grosura de los carneros".

Nota:
Evidentemente, este texto nos indica que lo que Dios más valora, más que los sacrificios, las ofrendas y demás, es la disposición de nuestro corazón, de nuestra actitud en la vida, nuestro diario vivir en armonía con los consejos y principios que el Creador nos dio en su Palabra.

Por otro lado, este texto tampoco excusa de nuestro deber ceremonial y religioso, notemos que dice "mejor es", lo que también indica que es bueno ofrecer sacrificios y ofrendas, aunque no lo principal para la salvación. Más bien son fruto de un corazón agradecido a Dios.

2. ¿Quiénes son los verdaderos miembros de la familia de Jesús?
Marcos 3:35
"Porque todo aquel que hace la voluntad de Dios, ése es mi hermano, y mi hermana, y mi madre".

Nota: Este texto lo indica todo. No hay prioridad, preferencias ni castas que tengan privilegios ante Dios. El privilegiado es aquél que hace la voluntad de nuestro Dios, en muchos sentidos, empezando por disfrutar de una conciencia tranquila y paz con los que le rodean, además de formar parte de la familia divina.

3. ¿Qué debemos procurar conocer?
Efesios 5:17

"Por tanto, no seáis insensatos, sino entendidos de cuál sea la voluntad del Señor."

Nota: Muchos emprenden largos viajes, aventuras y periplos buscando el sentido de la vida o "la Verdad". No hace falta ir tan lejos. Cerca todos tenemos una Biblia, donde "La Verdad, El Camino y La Vida" nos dejó sus palabras escritas.

2. ¿Cómo conocer la voluntad de Dios?

1. ¿A través de qué podemos conocer Su voluntad?
Romanos 10:17
"Así que la fe es por el oír, y el oír, por la palabra de Dios."

Nota:
Entendiendo por fe "confianza", es lógico ver que sólo se confía en alguien que conocemos. Es difícil confiar en un desconocido.

Por ello, sólo hay una forma de conocer a alguien, de tomar confianza, y es escuchándole, hablándo con esa persona.

Antes de que existiesen los medios de comunicación modernos, las personas se comunicaban por escrito. Era la forma de "oírse" en la distancia. Dios nos ha dado su Palabra escrita, la Biblia, por medio de la cual, le conocemos.

Cuanto más leemos la Biblia, más le conocemos. Cuanto más conocemos a Dios, más confianza tendremos en él. Más fe en Dios.

2. ¿Qué otro medio hay?
Salmo 119:11
"En mi corazón he guardado tus dichos, Para no pecar contra ti".

Nota: El corazón, o la conciencia en otros lugares, es el medio por el que Dios también nos habla en el diario vivir.

Romanos 16:26
"Pero que ha sido manifestado ahora, y que por las Escrituras de los profetas, según el mandamiento del Dios eterno, se ha dado a conocer a todas las gentes para que obedezcan a la fe".

3. ¿Qué más hay que contiene su maravillosa voluntad?
Salmo 119:18.

"Abre mis ojos, y miraré las maravillas de tu ley."

Nota: La ley de Dios, más que una lista de prohibiciones, como muchos la ven, en realidad se trata de una serie de promesas donde se expresan la maravillosa voluntad de Dios. Los mandamientos nos indican que si hacemos de Dios lo primero en nuestra vida, a partir de ese momento "no matarás" (notemos que no se usa el imperativo "no mates"). Es decir, a partir de ese momento no tendremos el impulso, o la necesidad de hacer eso que indica el mandamiento (matar, adulterar, codiciar... etc.), sin embargo, sí haremos con agrado lo que se nos indica de forma positiva, como honrar al padre y la madre, guardar el sábado, etc. La ley de Dios son diez maravillosas promesas.

4. ¿Quién nos enseña acerca de ella?
Juan 14:26

"Mas el Consolador, el Espíritu Santo, a quien el Padre enviará en mi nombre, él os enseñará todas las cosas, y os recordará todo lo que yo os he dicho".

3. Ejemplo de Jesús

1. ¿Qué no buscaba Jesús?
Juan 6:38
"Porque he descendido del cielo, no para hacer mi voluntad, sino la voluntad del que me envió".

Juan 5:30
"No puedo yo hacer nada por mí mismo; según oigo, así juzgo; y mi juicio es justo, porque no busco mi voluntad, sino la voluntad del que me envió, la del Padre."

Nota: Jesús nos dejó ejemplo de cómo actuar como humanos. Buscar primeramente la voluntad de Dios.

2. ¿Qué le gustaba hacer?
Salmo 40:8
"El hacer tu voluntad, Dios mío, me ha agradado, y tu ley está en medio de mi corazón"

Hebreos 10:9
"y diciendo luego: He aquí que vengo, oh Dios, para hacer tu voluntad."

3. ¿Cuál era su comida?
Juan 4:34
"Jesús les dijo: Mi comida es que haga la voluntad del que me envió, y que acabe su obra".

4. ¿Qué papel desempeñó la obediencia de Jesús en el plan de la salvación?
Romanos 5:19

"Porque así como por la desobediencia de un hombre los muchos fueron constituidos pecadores, así también por la obediencia de uno, los muchos serán constituidos justos".

Nota: Recordemos que la muerte de Jesús en la cruz nos perdona del pecado. Pero también debemos recordar que su Vida de obediencia nos es acreditada, sustituyendo nuestro pasado ante Dios, desde el momento en que aceptamos a su Hijo como nuestro Salvador personal.

5. ¿Hasta qué punto fue Jesús obediente?
Filipenses 2:8
"y estando en la condición de hombre, se humilló a sí mismo, haciéndose obediente hasta la muerte, y muerte de cruz".

Apocalipsis 2:10
"No temas en nada lo que vas a padecer. He aquí, el diablo echará a algunos de vosotros en la cárcel, para que seáis probados, y tendréis tribulación por diez días. Sé fiel hasta la muerte, y yo te daré la corona de la vida".

Nota: Dios no nos pondrá en ninguna situación que no sea prevista o que no podamos soportar (1 Corintios 10:13), pero si llegase la ocasión en que la obediencia pudiese llegar a costarnos la vida (esta vida terrenal) Dios nos promete la vida Eterna.

4. La obediencia como experiencia del creyente

1. ¿Qué sucedió a los judíos cuando se convirtieron?
Hechos 6:7
"Y crecía la palabra del Señor, y el número de los discípulos se multiplicaba grandemente en Jerusalén; también muchos de los sacerdotes obedecían a la fe."

Nota: Observemos que la aceptación de Jesús iba acompañado de la obediencia.

2. ¿Qué le sucedió a los gentiles cuando se convirtieron?
Romanos 15:18

"Porque no osaría hablar sino de lo que Cristo ha hecho por medio de mí para la obediencia de los gentiles, con la palabra y con las obras."

3. ¿Cómo debe comportarse el creyente?
1 Pedro 1:13, 14

"Por tanto, ceñid los lomos de vuestro entendimiento, sed sobrios, y esperad por completo en la gracia que se os traerá cuando Jesucristo sea manifestado; como hijos obedientes, no os conforméis a los deseos que antes teníais estando en vuestra ignorancia."

4. ¿Podrá existir verdadera fe sin obras de obediencia?
Santiago 2:17

"Así también la fe, si no tiene obras, es muerta en sí misma."

Nota: No debemos confundir el legalismo con las obras de la fe. El legalismo pretende alcanzar la salvación a través de hacer cosas buenas, sería tomar la obediencia como medio para alcanzar un fin (supuestamente la salvación). Pero la verdadera fe, la verdadera confianza en Dios lleva como fruto hacer lo que nos pide, no para ganar un favor o un mérito, sino porque entendemos que Dios quiere lo mejor para nosotros, y hacemos con agrado lo que nos pide. La verdadera obediencia es consecuencia del amor.

5. ¿Qué nos enseñó Jesús a pedir?
Mateo 6:10
"Venga tu reino. Hágase tu voluntad, como en el cielo, así también en la tierra."

6. ¿Cómo debemos hacer la voluntad de Dios?
Efesios 6:6

"No sirviendo al ojo, como los que quieren agradar a los hombres, sino como siervos de Cristo, de corazón haciendo la voluntad de Dios."

7. ¿Cuál será el resultado de la obediencia en nuestras vidas?
1 Pedro 1:22.

"Habiendo purificado vuestras almas por la obediencia a la verdad, mediante el Espíritu, para el amor fraternal no fingido, amaos unos a otros entrañablemente, de corazón puro."

Nota: La obediencia refina nuestro carácter. Cuando uno, por amor, hace lo que un ser amado le pide, no siempre apetece, pero obedece por cariño, se sacrifica con agrado. Esto conlleva a un refinamiento de las facultades físicas y mentales del ser humano, especialmente si se trata de obediencia a la voluntad divina, que siempre busca nuestro bien.

5. Recompensa del obediente

1. ¿Cuál será el destino de los desobedientes?

2 Tesalonicenses 1:7, 8

"Y a vosotros que sois atribulados, daros reposo con nosotros, cuando se manifieste el Señor Jesús desde el cielo con los ángeles de su poder, en llama de fuego, para dar retribución a los que no conocieron a Dios, ni obedecen al evangelio de nuestro Señor Jesucristo."

Nota: Dios no quiere la desgracia de nadie. Peor castigo sería condenar a vivir eternamente a alguien en compañía de personas que le desagradan, en compañía de seres con los que no está en armonía. Si estamos en desarmonía con el Creador, la Fuente de Vida, mejor es ser privado de ella que obligados a convivir en sufrimiento.

2. ¿Quiénes entrarán en el reino de los cielos?
Mateo 7:21
"No todo el que me dice: Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos."

3. ¿Para quién es Jesús autor de eterna salvación?
Hebreos 5:9

"Y habiendo sido perfeccionado, vino a ser autor de eterna salvación para todos los que le obedecen."

Nota: Jesús brindó y brinda la salvación a toda la humanidad, pero ésta no servirá de nada para aquellos que la rechacen. La obediencia es la evidencia de la aceptación de Jesús como Salvador personal. Evidentemente, aquellos que le desobedezcan, muestran con sus actos que no le han aceptado, por lo que la eterna salvación será efectiva sólo sobre aquellos que le obedecen.

4. ¿Quiénes obtendrán la promesa?
Hebreos 10:36
"Porque os es necesaria la paciencia, para que habiendo hecho la voluntad de Dios, obtengáis la promesa."

Nota: Dios ha prometido la salvación, entre otras muchas cosas. Los que realmente han aceptado hacer su voluntad, son los que evidencian la obediencia, y por lo tanto, los que finalmente disfrutarán de las promesas divinas.

5. ¿Quiénes permanecerán para siempre?
1 Juan 2:17
"Y el mundo pasa, y sus deseos; pero el que hace la voluntad de Dios permanece para siempre."

6. ¿Qué es necesario hacer?
Hechos 5:29
"Respondiendo Pedro y los apóstoles, dijeron: Es necesario obedecer a Dios antes que a los hombres."

Resumen: La obediencia es necesaria, no como algo buscado, sino porque es requerimiento y fruto natural de una relación de amor con y por Dios. El que obedece, sólo puede salir beneficiado, transformado y dando evidencia de que realmente ha aceptado a Jesús y la voluntad de Dios.

-------------

Estudio anterior: 10.6 Consagración.

Siguiente estudio: 11.1 Santa Cena.

Volver al índice.

------------

Si tiene alguna consulta, contacte a Pr. Pedro Torres.

------------

DESCARGA ESTE ESTUDIO BÍBLICO EN PDF AQUÍ

3 comentarios:

Betzabeth Nava dijo...

gracias me sirvio de mucho, esta demasiado bueno. bendiciones!

Betzabeth Nava dijo...

me gusto mucho el estudio, y me sirvio de mucho tambien. muchas gracias x publicarlo, bendiciones!

Anónimo dijo...

Maravilloso gracias Dios le bendiga