Lección 13: Ley y Gracia

DESCARGA ESTE ESTUDIO BÍBLICO EN PDF AQUÍ.

En 1895 sólo había dos automóviles en Ohio. ¡Adivine qué sucedió! ¡Exacto! Ambos colisionaron. Cada vez que uno tiene dos vehículos, cada uno libre de circular sin tener que preocuparse por otro, hay colisión, dolor, sufrimiento, muerte. Ocurren alrededor de 13 millones de accidentes cada año. Y unas 53.000 muertes.

La mayoría de esos accidentes sucedieron por que alguien quebrantó una ley. Pasó una señal de stop, adelantó en línea continua, no estaban atentos a la conducción, tener una mano ocupada mientras conducía, ir a más velocidad de la debida en ciertas zonas...

Probablemente no le sorprenderá saber que Dios tiene una ley que nos garantiza el permanecer en el lugar correcto de la calle, a salvo, seguros y felices. De hecho, la mayoría de nuestra infelicidad y de nuestros problemas son a causa de saltarnos Sus señales de “stop”.

Cuando se tiene todo un universo que mantener en marcha, se necesita una ley. Leyes que eviten que los soles se salgan de órbitas, leyes que eviten que unos planetas se estrellen contra otros, y leyes para mantener a las “personas” en una vida en paz y felicidad.

Piense en su hogar. Un buen padre de familia tiene unas reglas, normalmente no están escritas, pero toda la familia conoce qué reglas son, y qué sucede cuando se quebrantan. Si una familia no tiene reglas, ¿cómo podría la madre planear el hacer las comidas? Nadie sería responsable de hacer las tareas, y los niños podrían estar levantados hasta que ellos sintiesen la necesidad de ir a la cama, y levantarse cuando quisiesen. No habría respeto por el horario de los demás.

Las reglas de Dios son por el bienestar de la familia humana. Seguramente, aquellos que hayan elegido ser miembros de la familia de Dios querrán vivir con las reglas de Su hogar. ¿Ha asociado alguna vez el obedecer las leyes de Dios con una restricción de su felicidad más que con verla garantizada? ¿Ha pensado alguna vez que era imposible obedecer la Ley de Dios? ¿Es posible amar a Dios y a su vez rechazar sus mandamientos? ¿Se puede ir al cielo por haber guardado la Ley? ¿Podemos ir al cielo sin guardarla?

En esta lección, mientras estudia la Palabra de Dios en busca de respuesta a las preguntas anteriores, encontrará la Ley que nos mantendrá en el lado correcto de la calle. No la aborde con “pánico al radar”. La Ley de Dios no fue escrita para restringir la felicidad de Sus hijos. Obsérvela y obtendrá felicidad. No fue pensada para infringir su libertad. Es el único camino hacia la libertad. Veamos si no está de acuerdo después de esta lección.

LECCIÓN 13. LEY Y GRACIA.

Lectura bíblica: Éxodo 19:10-24; 20:1-21; Romanos 13:8-10.

¡Leyes de tráfico, leyes de impuestos, leyes para esto, leyes para lo otro! Cualquier cosa que se le ocurra, tendrá una ley. Y alcanzando más allá de todas esas regulaciones y leyes, está la Constitución misma. En la Biblia se encuentran las leyes del gobierno de Dios. Algunas fueron temporales, como podría ser un “Reduzca su velocidad” en una vía pública en obras. Una ley que está por encima de todas las demás, fue expresada en los “no harás...” que incluso un hombre pecador puede entender. Vamos a estudiar esa ley en esta lección.

1. LAS CLASES DE LEYES.

En la Biblia se hallan descritas cuatro leyes específicas, normalmente bajo el término de “ley” o de “estatutos”. En los tiempos del Antiguo Testamento no era necesaria una distinción entre ambas, ya que estaban todas vigentes. En los tiempos de Cristo, las leyes romanas habían reemplazado ampliamente los estatutos civiles judíos, y después de la muerte de Cristo, las leyes sobre sacrificios, se volvieron obsoletas. Así que es muy importante para nosotros el saber a qué ley se refiere el pasaje bíblico que se está leyendo. A menudo, eso es obvio, pero otras veces se necesita un estudio cuidadoso de todo el contexto, especialmente en los escritos de Pablo.

La Ley moral o los Diez Mandamientos. (Exodo 20:1-17).

1. ¿Quién escribió los Diez Mandamientos? Deuteronomio 10:1-5.

___________________________________

¿Sobre qué fueron escritas?

___________________________________

¿Dónde las puso Moisés?
___________________________________


Las Leyes Ceremoniales o de Culto (formadas por la mayoría de los libros de Éxodo y Levítico).


2. ¿Quién escribió las leyes que fueron guardadas al lado del arca? Deuteronomio 31:24-26.

_______________________________________

3. ¿Por qué tres nombres se conocían esas leyes comúnmente? Deuteronomio 31:26 Malaquías 4:4
____________________________________

4. ¿Cuánto debían durar? Efesios 2:15
________________________________________

Las leyes ceremoniales se pueden comparar a los puntales de un edificio, que deben ser quitados una vez cumplido su propósito. Cuando la muerte del Cordero de Dios (Jesús) tuvo lugar, las leyes ceremoniales sobre sacrificios, quedaron sin utilidad, pues señalaban al sacrificio de Jesús, y ahora no había nada que señalar. Fueron sustituidas por ordenanzas y ceremonias que Jesús mismo instituyó (el bautismo, la Santa Cena).

Las Leyes Civiles (repartidas en los libros de Éxodo y Levítico).

Esas leyes fueron instituidas cuando Israel se convirtió en nación, y abarcaban sanidad o salud, crimen, procedimientos judiciales, etcétera. Dejaron de existir cuando los judíos dejaron de ser una nación. Un ejemplo de estatuto civil se encuentra en Éxodo 21:33, 34.

Las Leyes de Salud, (encontradas a lo largo de la Biblia).

¿Quién mejor que el que nos creó, sabe cómo mantener el cuerpo humano en condiciones óptimas? La primera instrucción acerca de salud, no es sorprendente que date desde el Edén mismo.

5. ¿Cuáles fueron las primeras leyes de salud? Génesis 1:29; 2:15, 16.
- En cuanto a comida ______________________
- En cuanto a ejercicio _____________________

Después de que el hombre pecase, no le fue permitido comer del fruto del árbol de la vida, eso provocó una necesidad en el cambio de la dieta, e incluyó vegetales adicionales en ella (Génesis 3:18). Los principios de una vida saludable se encuentran en la Biblia, si se siguen, se mantendrá una salud óptima, incluso en la sociedad degenerada de hoy.

2. LA CONSTITUCIÓN DEL UNIVERSO.

El que mucha gente esté confusa acerca de los Diez Mandamientos, es evidente en preguntas como: “¿No eran sólo para los tiempos del Antiguo Testamento? ¿No los abolió Jesús en la cruz? ¿No estamos libres de la Ley ahora?” Las respuestas están en Su Palabra.

La Ley desde Adán hasta Moisés.

Sabemos que los Diez Mandamientos no fueron escritos antes del Sinaí, pero hay muchas evidencias de que los que vivieron en aquel período conocían la Ley de Dios. No cabe duda de que fue pasada de generación en generación de forma oral. Las habilidades mentales de los primeros humanos eran muy superiores a las de hoy, junto con su longevidad, hizo muy fácil el pasar la ley de Dios a sucesivas generaciones, incluso por la misma persona.

1. ¿Qué es imposible sin la Ley? Romanos 4:15
___________________________________

Si el pecado existió antes del Sinaí, la Ley por lo tanto tenía que existir. Antes de que Caín asesinara a su hermano, Dios le dijo: “Si no hicieres el bien, el pecado está a la puerta” (Génesis 4:7). Se hizo constancia de cada mandamiento transgredido antes del Sinaí.

2. ¿Qué dijo Dios de Abraham? Génesis 26:5
______________________________________

La Ley del Sinaí a Cristo.

El hecho de que los Diez Mandamientos estaban en vigencia desde el Sinaí hasta Cristo, nadie lo discute. David escribió el hermoso Salmo 119 como una canción de alabanza a Dios por su Ley. “¡Cuánto amo tu ley!,” exclamó en el versículo 97. Isaías señaló la Ley como prueba básica donde comparar toda enseñanza religiosa. “¡A la Ley y al Testimonio!”, aconsejó, “si no hablasen conforme a esto, es porque no les ha amanecido” (Isaías 8:20). Salomón sabía que era imposible complacer a Dios mientras se descuidaba su Ley. “El que aparta su oído para no oír la Ley, su oración también es abominable” (Proverbios 28:9).

La Ley en los tiempos de Cristo y de los Apóstoles.

3. ¿Cuál fue la actitud de Cristo hacia los 10 mandamientos?
Juan 15:10 Juan 14:15
Mateo 5:17
___________________________________

Algunos proclaman que la Ley ha sido abolida, pues Cristo la “cumplió”. Entonces Jesús tendría que cambiar sus palabras y decir que no vino a destruir la Ley, sino a abolirla o a quitarla de en medio. Para aprender lo que la palabra “cumplir” significa, vamos a ver cómo se usa en otros lugares. En Mateo 3:15 Jesús pidió a Juan el Bautista que lo bautizase, “para que se cumpla (dar ejemplo de) toda justicia”. Este pensamiento está de acuerdo con las palabras de Jesús sobre la Ley, “no he venido a abrogar la ley, sino a dar un ejemplo de cómo cumplirla”.

4. ¿Cuál era la valoración de Pablo de la Ley? Romanos 7:12
___________________________________

5. ¿Qué dijo Santiago de la ley? Santiago 2:10-12
___________________________________

6. ¿Cómo llama Juan a los profesos cristianos que no guardan la Ley? 1ª Juan 2:4

______________________________________

La Ley hoy día.

7. ¿Cómo describe Juan al pueblo de Dios en los últimos días? Apocalipsis 12:17; 14:12

______________________________________

Nada se enseña de modo más claro en las Escrituras, que la solemne verdad que Dios tendrá un pueblo en la tierra, justo antes de la segunda venida de Cristo, el cual sostendrá y cumplirá Su Santa Ley. A pesar de la persecución, permanecerán en pie en defensa de la verdad.

3. EL PROPÓSITO DE LOS DIEZ MANDAMIENTOS.

1. ¿A quiénes viene la felicidad? Proverbios 29:18
__________________________________

2. ¿Por qué es el trasgresor de la Ley una persona infeliz? Proverbios 5:22
__________________________________

La desobediencia de la Ley de Dios nos separa de Él (Isaías 59:2), y sólo en su presencia hay gozo. Por lo tanto el trasgresor de la Ley es una persona sin felicidad. Jesús dijo: “Yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia” (Juan 10:10). El hombre moderno busca una vida más abundante en una semana de trabajo más corta, y en poseer más “cosas”. Aparentemente está buscando en la dirección equivocada.

3. ¿Qué dijo Jesús que deberíamos hacer si queremos entrar en la vida? Mateo 19:17
______________________________________

4. ¿Cómo llama Pablo a la Ley? Romanos 7:12
___________________________________

El que quebranta la ley es el que se encuentra tarde o temprano entre rejas, privado de su libertad, no la persona que guarda la Ley.

5. ¿Qué cumple la Ley? Romanos 13:8-10
____________________________________

6. ¿Cómo resumió Jesús los 10 mandamientos? Mateo 22:36-40

________________________________________

Guardando los 4 primeros mandamientos, mostramos que amamos a _______

Guardando los 6 últimos, mostramos que amamos a ________

Algunas personas piensan que esos “dos mandamientos” sustituyen a los 10. El hecho es que Jesús estaba mencionando el pasaje del Antiguo Testamento conocido por todo judío, Deuteronomio 6:4,5 y Levítico 19:18, y aún así recalcó en el versículo 40: “De estos dos grandes mandamientos dependen toda la Ley y los profetas”.

7. ¿Cómo podemos habitar en el amor de Cristo? Juan 15:10
____________________________________

8. ¿A qué se compara la Ley? Santiago 1:23-25
____________________________________

A pesar de que un espejo me mostrará que tengo una mancha en la cara, no la podrá quitar. Requiere agua y jabón. La Ley de Dios, al igual que a un espejo, revela el pecado, pero sólo la sangre de Jesús puede limpiarla (Romanos 7:7).

4. LA RELACIÓN ENTRE LA LEY Y LA GRACIA.

¿Nos libera la Gracia de tener que guardar los Mandamientos? “No estamos bajo la Ley, sino bajo la Gracia” dicen muchos citando Romanos 6:14. Ya hemos aprendido que Pablo consideraba la Ley como santa, justa y buena (Romanos 7:12). También afirmó que se deleitaba en la Ley de Dios, según el hombre interior (versículo 22). ¿Se contradice Pablo a sí mismo? Quizás se anticipó al problema, porque inmediatamente después hace esta pregunta, y la responde él mismo.

1. ¿Nos permite pecar la gracia? Romanos 6:15
___________________________________

2. El tener fe en la obra redentora de Jesús, ¿anula la ley? Romanos 3:3
___________________________________

Entonces, ¿qué es lo que hace?
___________________________________

¿Pudo usar Pablo un lenguaje más enérgico? Sólo somos liberados de la consecuencia de la transgresión de la ley (Gálatas 3:13), no de tener que observarla.

¿Qué tal sobre el Calvario? ¿Nos demostró que desde entonces se está a salvo cuando uno juega con el pecado? ¿O por el contrario demuestra la naturaleza mortal del pecado que al mismo Hijo de Dios le costó la vida? El Calvario permanece como prueba irrefutable ante todo el universo de cómo se siente Dios acerca de su Ley. Eso mismo demuestra que ni si quiera Dios mismo pudo cambiar la Ley para salvar la vida de su propio Hijo, ¿y ahora se va a dar la vuelta para decirnos que no tenemos que guardar la Ley más? Eso es inconcebible. Si eso fuese cierto, Jesús nunca hubiese tenido que morir, y el Calvario sería un drama sin sentido.

3. ¿Cuál es el secreto para todas las enseñanzas de Pablo acerca de Gracia y Ley? Hebreos 8:10
____________________________________

No se trata Ley contra Gracia, sino Ley y Gracia. Ambas son vitales para el Plan de la Salvación. Jesús dijo: “Si me amáis, guardad mis mandamientos” (Juan 14:15). Dese cuenta que “amáis” viene antes que “guardad”. Solamente la obediencia en respuesta al amor es la aceptable para Dios. Incluso así jamás seríamos salvos. La vida eterna es, y siempre será, un don de Dios a través de Cristojesús.

Puede haber alguna buena razón para saltarse algunas de las reglas humanas, pero ninguna para desobedecer la Ley de Dios. Nadie ha encontrado una mejor jamás. La vida y ministerio de Jesús fueron una demostración de la Ley en acción, y está deseando escribir su Ley en nuestros corazones. Entonces, nosotros podremos decir también: “Me deleito en tu voluntad, oh mi Dios; sí, tu Ley está en mi corazón”.

Una historia interesante.

Se cuenta la historia de un mensajero que llevó a una princesa un regalo de amor de su prometido. La princesa tomó el extraño objeto, lo examinó brevemente y lo tiró al suelo. “¡Un huevo de hierro! ¿Qué bien hay en un huevo de hierro?”

El mensajero, tomándolo del suelo, le rogó que no rechazara el presente.

Repentinamente, ella tocó un resorte y la cáscara de hierro se rompió y cayó al suelo, dejando visible otro huevo más pequeño de bronce bruñido. A su vez, éste tenía otro resorte que dejó ver otro huevo de plata. Abierto éste también, dejó ver otro de oro. Finalmente, admirando el huevo, encontró que dentro estaba escondido un hermoso diamante.

La Biblia es así. Mucha gente, apenas mirándola, la dejan de lado como algo irrelevante, un mero libro, un libro viejo. Pero si la abrimos cuidadosamente, descubriremos muchas promesas y preciosas verdades. Entre ellas está la Ley de Dios, reflejando su carácter justo, y dentro de la Ley, encontramos la esencia de ella misma –el amor a Dios y al prójimo. Dentro de esa funda de oro, está el mayor tesoro de todos, el Amor de Dios expresado en una persona, Jesucristo.

------------------

Estudio anterior: Lección 12: Tu decisión, cielo o infierno.

Siguiente estudio: Lección 14: Un Día a recordar.

Volver al índice.

-----------------

Si tiene alguna consulta, contacte a Pr. Pedro Torres.

----------------

DESCARGA ESTE ESTUDIO BÍBLICO EN PDF AQUÍ.