9.1 ESTUDIO ADICIONAL: EL PECADO IMPERDONABLE.

DESCARGA ESTE ESTUDIO BÍBLICO EN PDF AQUÍ


Un gran bloque de hielo con el cadáver de un ternero había caído, y flotaba por el río Niagra hacia las cataratas. Un águila volaba en círculos por encima. Descendió y se paró encima del animal muerto, deseando darse un festín. El bloque de hielo se iba acercando más y más a las cataratas, pero el águila no tenía miedo. Sabía que sus poderosas alas la pondrían en vuelo en el momento oportuno. En la orilla un grupo de turistas de invierno contenían la respiración conforme el hielo comenzaba a girar en la fuerte corriente. ¿Por qué no olvidaba el águila al ternero y volaba? Unos segundos antes de la caída mortal, la gran ave comenzó a batir las alas para salir volando, las que le iban a sacar de esa situación peligrosa. Pero esta vez eran impotentes. El águila no se dio cuenta de que sus garras se habían pegado al hielo y no podía escapar. Mientras la multitud observaba en la orilla en silencio, la indefensa águila batía sus alas frenéticamente otra vez, sin resultado. El hielo y el águila se estrellaron y despedazaron en las rocas de abajo.

El espectáculo más triste del mundo, más triste que el trágico e innecesario destino de ese águila, es el hombre o mujer que ha cometido el pecado imperdonable. El versículo quizás más triste de la Biblia, se encuentra en las Lamentaciones de Jeremías sobre la condición del pecado de Israel: “Pasó la siega, terminó el verano, y nosotros no hemos sido salvos” (Jeremías 8:20). Mucha gente está confusa acerca del pecado imperdonable. Ha habido mucha especulación sobre el tema. ¿Cómo lo cometemos? ¿Cómo saber si ya lo hemos cometido?

1. ¿Cómo llama el apóstol Juan al pecado que es tan terrible que Dios no lo puede perdonar? 1ª Juan 5:16
_________________________________________________________________

2. ¿Qué pecado dijo Jesús que no podía perdonar? Mateo 12:31, 32
_________________________________________________________________

Hay una cosa que Dios nunca hará, y es elegir por nosotros. El cielo ya eligió pagar el mayor precio posible (Jesús) para que el mayor poder posible (el Espíritu Santo) estuviese con nosotros. Pero cada persona tiene que elegir su propio destino. Si seguimos la guía del Espíritu Santo, seremos salvos; si no lo hacemos, estaremos perdidos. Debido a la importancia del trabajo y el papel del Espíritu Santo, con quien el pecado imperdonable tiene que ver, considerémoslo en primer lugar.

1. ¿Quién es el Espíritu Santo?

1. ¿Con quién está asociado estrechamente el Espíritu Santo? Mateo 28:19; 1ª Juan 5:7
_________________________________________________________________

2. Después del bautismo de Jesús, ¿cómo se manifestó el Espíritu Santo? Mateo 3:16, 17
_________________________________________________________________

3. ¿A quién representa el Espíritu Santo? Juan 16:13-15
_________________________________________________________________

El Santo Espíritu es el representante de Dios en la tierra. La naturaleza del Espíritu de Dios es un misterio. Algunos pondrán juntos algunos pasajes de la Escritura y construirán sus propias ideas humanas sobre ellos, pero la aceptación de esos puntos de vista no fortalecen al cristiano. Respecto a tales misterios, el silencio es de oro. El Jesús humano sólo pudo estar en un lugar a la vez. El Espíritu Santo está en todo lugar a la vez. “Os conviene que yo me vaya”, dijo Jesús (Juan 16:7), porque así podría mandar el Espíritu con poder especial para que esté con Sus hijos en todo el mundo a la vez.

2. ¿Cuál es el trabajo del Espíritu Santo?

1. ¿Qué tres cosas hace el Espíritu Santo? Juan 16:8 “Y convencerá al mundo de ___________ de ____________________ y de ___________________”.

“Y todo lo que no proviene de fe, es pecado” (Romanos 14:23). Teniendo en cuenta que no hay salvación fuera de Cristo (Hechos 14:12), no creer en Él, es pecar en el sentido más profundo. No es de extrañar que Juan llame la atención de forma especial a la obra del Espíritu Santo convenciéndonos de que Jesús es, de hecho, nuestro Salvador.

Justicia es “hacer lo que es justo”. El Espíritu Santo convence de pecado, y el pecado es transgresión de la Ley (1ª Juan 3:4); por lo tanto, el Espíritu sostiene el carácter justo e inmutable de la Ley. Aquel cuya vida está guiada por los principios de los Diez Mandamientos, vivirá una vida de justicia.

Hay otro aspecto implicado en este pasaje acerca de la justicia (Juan 16:10). “De justicia, por cuanto voy al Padre, y no me veréis más”. ¿Qué tiene que ver el que Jesús vaya al Padre, con la justicia? La traducción inglesa Living Bible lo traduce de este modo: “La justicia es accesible, porque voy al Padre”. Jesús ha ascendido a Su Padre, donde intercede por aquellos que lo aceptan como Salvador (Hebreos 7:25; 9:24). Pablo dice: “Reinarán en vida por uno solo, Jesucristo, los que reciben la abundancia y del don de la justicia … de la misma manera por la justicia de Uno vino a todos los hombres la justificación de vida” (Romanos 5:17,18). ¡Qué pensamiento! ¡Qué regalo! No solamente pagó Jesús nuestra pena de muerte en la cruz, además, en su vida sin pecado aquí en la tierra, ganó el derecho de darnos su vida perfecta como un regalo. Dios, literalmente, a Jesús “lo hizo pecado, para que nosotros fuésemos hechos justicia de Dios en Él” (2ª Corintios 5:21).

2. ¿Cuántos aparecerán en el juicio? 2ª Corintios 5:10
_________________________________________________________________

Si el mundo tiene que ser juzgado, si Satanás y los ángeles caídos tienen que ser juzgados (Judas 6), “¿cómo escaparemos nosotros, si descuidamos una salvación tan grande?” (Hebreos 2: 2, 3).El juicio está estrechamente relacionado con la Ley de Dios. “Así hablad, y así haced, como los que habéis de ser juzgados por la Ley de la libertad” (Santiago 2:12). Dios “ha establecido un día en el cual juzgará al mundo con justicia, por aquel Varón a quien designó” (Hechos 17:31). Es el trabajo del Espíritu impresionar la verdad en las mentes de los hombres, de modo que cada ser responsable, pueda rendir cuentas a Dios un día.

3. ¿Con qué otro nombre se llama al Espíritu Santo? Juan 14:16
_________________________________________________________________

Si nos echamos sobre la misericordia de Dios y nos abandonamos completamente a su voluntad, su Santo Espíritu consolará nuestros abrumados corazones.

4. ¿Mediante quién nace uno en la familia de Dios? Juan 3:5
_________________________________________________________________

La transferencia de la familia de Adán a la familia de Dios, es lo que se llama “nuevo nacimiento”. “Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios” (Juan 1:12). Esta nueva vida es más que una modificación o mejora de la vieja vida de pecado, es en realidad una transformación de la naturaleza. Con el ego y el pecado muertos ahora, una nueva vida en Cristo comienza. Tal transformación sólo puede ser hecha por el Espíritu Santo.

5. ¿Con quién mora el Espíritu Santo? Juan 14:17
_________________________________________________________________

6. ¿Qué otra función ejerce el Espíritu Santo? Romanos 8:26
_________________________________________________________________

Ya que el Espíritu mora en nosotros, conoce todas nuestras necesidades. Siendo un miembro de la divinidad, también sabe cómo presentar nuestros casos en el cielo.

Para meditar: Mucha gente siente vergüenza al orar delante de otros, diciendo que “no saben orar con palabras bonitas”. ¿Cómo nos ayuda este versículo al respecto? ___________ ____________________________________

7. ¿Qué otro importante trabajo realiza el Espíritu Santo?
Juan 16:13 “Y os ___________________________________________ verdad”.

Romanos 8:14 “Porque todos los que son _______________________________

___________________________, éstos son hijos de Dios”.

No recibimos toda la verdad de una vez (Juan 16:12). Los nombres de Wycliffe, Huss, Jerónimo, Lutero, Knox, Calvino, Wesley, y muchos otros, brillan en las páginas de la historia, recordando la erradicación del error y del avance de la verdad. Desafortunadamente, muchos se pararon en las huellas de esos hombres y no siguieron más allá.

Cuando los peregrinos estaban a punto de subir al May flower para emprender el histórico viaje al Nuevo Mundo, se reunieron en la orilla de Holanda con los amigos que se quedaban. Su pastor, John Robinson, pronunció estas palabras de despedida, que todos haremos bien en oír: “Hermanos … os pido delante del Señor y de sus benditos ángeles que no me sigáis más allá de lo que yo he seguido a Cristo. Si Dios os revela cualquier otra cosa mediante otro instrumento suyo, estad tan preparados para recibirlo como si fueseis a recibir una verdad a través de mi ministerio; estoy convencido de que el Señor tiene más verdad y luz que mostrar todavía de su Santa Palabra”. Dios no nos hace responsables de la “luz” que no poseemos, pero sí nos hace responsables de la que tenemos o de la que podríamos haber tenido si hubiésemos aprovechado cada oportunidad de conocer su voluntad (Juan 9:41; Mateo 13:15).

8. ¿En qué más nos ayudará el Espíritu Santo? Juan 14:26
_________________________________________________________________

9. ¿Quién nos da poder para testificar por Cristo? Hechos 1:8
_________________________________________________________________

“He estado cinco años en la cumbre”, dijo un hombre a un famoso predicador. “¿Cuántas almas ha ganado para Cristo?”, preguntó el hombre de Dios. El otro confesó que no ganó ninguna. La réplica fue: “Esa no es la clase de experiencia cumbre que necesitamos”. Los cristianos deberían desear hacer algo más que sólo creer en Cristo; son llamados a ser Sus testigos a un mundo incrédulo.

10. ¿Quién sella nuestra redención? Efesios 4:30
_________________________________________________________________

El Espíritu no es el sello, es el agente que sella con el sello de Dios (Apocalipsis 7:30). En otra lección aprenderemos más acerca de este sello de Dios. Se puede apreciar mejor las funciones del Espíritu según las vamos revisando:

1.Convence al hombre de pecado.
2.Convence al hombre de justicia.
3.Convence al hombre de juicio.
4.Hace el trabajo de Consolador.
5.Produce el nuevo nacimiento.
6.Mora en el corazón de todos los que han aceptado a Jesús.
7.Intercede por el hombre.
8.Guía al hombre.
9.Enseña al hombre y le recuerda cosas.
10.Da poder para testificar por Jesús.
11.Sella al hombre hasta el día de su redención.

3. ¿Qué es el pecado contra el Espíritu Santo?

1. ¿Con qué clase de pecado comparó David “la gran rebelión”? Salmo 19:13
_________________________________________________________________

El pecado presuntuoso es elegir deliberadamente nuestro propio camino en vez del de Dios, y después presumir de que a Él no le importa. Es peligroso asumir tal cosa, porque Dios es bueno, pero no perdonará todo pecado en cualquier circunstancia. Las experiencias de Nadab y Abiú (Levítico 10:1, 2); de Esaú y la primogenitura (Génesis 25:29-34; 27:30-40; Hebreos 12:16, 17); de Ananías y Safira (Hechos 5:1-11); y de la gente en los días de Noé (Génesis 6:3-7) nos muestran cómo se siente Dios cuando alguien deliberadamente abusa de su bondad y misericordia.

2. ¿De qué maneras puede uno cometer el pecado imperdonable?
a) 1ª Juan 1:9
_________________________________________________________________

Un pecado sin confesar es un pecado sin perdonar, y sólo aquellos que confiesan su pecado y lo abandonan alcanzarán misericordia (Proverbios 28:13). De igual modo que ningún pecado es demasiado grande para ser perdonado, ningún pecado, por pequeño que sea, puede ser perdonado si no se confiesa sinceramente.

b) Hebreos 2:3
_________________________________________________________________

Por muy buenas que sean las intenciones, si persistentemente desechamos las apelaciones del Espíritu de Dios, entramos en terreno peligroso. Ser negligente con la verdad es rechazar la verdad. Para mucha gente “mañana” nunca llega.

c) Juan 12:35 “Andad entre tanto que tenéis luz, _________________________

¿Qué es Luz? “Lámpara a mis pies tu Palabra, y lumbrera a mi camino” (Salmo 119:105). “Tu Palabra es Verdad” (Juan 17:17). Por lo tanto, la luz es la verdad. Mientras estudiamos la Palabra de Dios (la verdad como está en Jesús, Efesios 4:21), el Espíritu Santo nos impresiona para seguirla. ¡Qué valor tan alto le da Dios a la verdad! ¿Se da cuenta de que los que perezcan, lo harán porque nunca desarrollaron “el amor de la verdad para ser salvos”? (2ª Tesalonicenses 2:10). Dios “quiere que todos los hombres sean salvos y vengan al conocimiento de la verdad” (1ª Timoteo 2:4), pero no todos eligen seguir la verdad. Y la verdad que no se obedece, pronto se convierte en tinieblas (Juan 12:35).

3. ¿Trabajará indefinidamente el Espíritu en nosotros? Génesis 6:3
_________________________________________________________________

Es posible que nos acostumbremos tanto a la voz del Espíritu, que nos endurezcamos. Suponga que ignora la alarma del despertador, ¿cuánto tiempo tardaría en no oírla? Nuestros corazones son muy sensibles al Espíritu de Dios cuando nos habla por primera vez, pero si rechazamos oírlo, su voz se va convirtiendo gradualmente en un susurro que al final no oímos en absoluto.

Como ve, el pecado imperdonable no es un pecado específico que se ata a nuestra vida. Es una condición que alcanzamos al resistir el Espíritu de Dios. Cuando un hombre comete un error por primera vez, se siente culpable y la conciencia se lo recuerda, pero cuanto más cometa ese error, menos turbado se siente hasta que no lo ve como pecado en absoluto.

4. ¿Puede un hombre saber si ha cometido el pecado imperdonable?

1. ¿Qué clase de gente pensará que son salvos, pero están realmente perdidos? Mateo 7:21-24
_________________________________________________________________

Esa gente son cristianos. Llaman Señor a Jesús. ¡Incluso hacen milagros en su nombre! Pero nunca desarrollaron “amor por la verdad.” Eran “religiosos”, pero nunca se molestaron en buscar la voluntad de Cristo, y si lo hicieron, asumieron que sus buenas obras y milagros pusieron el sello de aprobación de Dios en sus vidas, obedeciesen o no su Palabra. “¿Por qué me llamáis Señor, Señor, y no hacéis lo que yo os digo?” (Lucas 6:46). Ésta es una excelente pregunta para nosotros mismos.

2. ¿Cómo puede una persona estar segura de que conoce la voluntad de Dios? Juan 7:17 “Y el que quiera __________________________________________, conocerá si la doctrina es de Dios”.

¡Qué promesa! Si nos decidimos a hacer la voluntad de Dios sin importarnos lo que otros hagan o piensen, sin importarnos el ridículo o la persecución, o si perdemos amistades, familiares o la vida misma, Jesús promete responsabilizarse de que no seamos engañados. De la otra mano, esto implica que si no estamos dispuestos a ser del Señor al cien por cien, si el estilo de vida que nos pide no encaja con nuestros planes, entonces nos estamos abriendo camino hacia el pecado imperdonable. Uno debe determinar primero que va a seguir la voluntad del Señor en cada particular conforme se lo revele. Entonces podrá reclamar esa maravillosa promesa.

Jesús dijo: “El que a mí viene, no le echo fuera” (Juan 6:37). El hombre que acepta a Jesús como Señor y Salvador por fe, confesando sus pecados y rindiéndose completamente a la voluntad de Dios, sabrá que no ha cometido el pecado imperdonable. Si no viene a Jesús, debe saber también que está en grave peligro de cometerlo. Jesús gustó “la muerte por todos” (Hebreos 2:9). Aun así, muchos no se beneficiarán de la muerte de Cristo, por no poner atención a los amables llamados, los persistentes movimientos del Espíritu Santo.

Una palabra más. Si tiene el deseo de seguir a Jesús, todavía no ha pecado contra el Espíritu Santo, ya que ese deseo en sí es el Espíritu Santo trabajando en su corazón.


-------------

Estudio anterior: 9.1 La Obra del Espíritu Santo.

Siguiente estudio: 9.2 El Espíritu de Profecía.

Volver al índice.

------------

Si tiene alguna consulta, contacte a Pr. Pedro Torres.

-----------

DESCARGA ESTE ESTUDIO BÍBLICO EN PDF AQUÍ