LECCIÓN 22: EL ESTADO DE LA VIDA

DESCARGA ESTE ESTUDIO BÍBLICO EN PDF AQUÍ.

INTRODUCCIÓN

Los ángeles son buenos alabando a Dios. Cuando Jesús nació en Belén, “de repente apareció junto al ángel, una multitud del ejército celestial que alababa a Dios y decía: ¡Gloria a Dios en lo alto; y sobre la tierra paz; buena voluntad para con los hombres!” Lucas 2:13,14.

De nuevo, en Apocalipsis 5:12, escuchamos la voz de los ángeles glorificando a Dios: “El Cordero que ha sido inmolado es digno de tomar el poder, las riquezas la sabiduría, la fortaleza, el honor, la gloria y la alabanza”.

Otra vez en Apocalipsis 7:12 todos los ángeles cantan diciendo: “La bendición, la gloria, la sabiduría, la acción de gracias, el honor, el poder y la fortaleza, sean a nuestro Dios por los siglos de los siglos. Amén”.

La responsabilidad y gozo de dar gloria a Dios, no es un privilegio solamente de los ángeles, pues en Apocalipsis 14:6,7 leemos que el mensaje del tercer ángel es proclamado a todos los que moran en la tierra incluyendo el mandamiento de que todos los humanos digan: “Temed a Dios, y dadle gloria.”

¿Cómo puede el ser humano glorificar a Dios y cumplir con este mandamiento? El Apocalipsis nos revela que debemos glorificar a Dios, y en el resto de la Biblia hay muchos lugares que nos indican “cómo” debemos glorificarle. Dios no nos ha dejado en tinieblas. Descubriremos ahora que no solamente cantando podemos glorificar a Dios, sino que todo nuestro ser debe glorificarle. Es posible que sea un tema nuevo para algunos así que estudiaremos cuidadosamente este asunto.

GLORIFICANDO A DIOS

1. ¿Qué dos partes del hombre, pueden ser usadas para glorificar a Dios? 1 Corintios 6:19, 20.
"¿O ignoráis que vuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo, el cual está en vosotros, el cual tenéis de Dios, y que no sois vuestros? Porque habéis sido comprados por precio; glorificad, pues, a Dios en vuestro cuerpo y en vuestro espíritu, los cuales son de Dios."

La mayoría de los cristianos, saben que pueden glorificar a Dios en espíritu, pero son pocos los que han considerado la idea de que Dios pide que le glorifiquemos en nuestro cuerpo también. En realidad nadie puede cumplir con el mandamiento de Dios de “dar gloria a su nombre”, a menos que tenga conocimiento de que debe glorificar a Dios en su cuerpo.

2. ¿En qué dos actividades muy comunes del ser humano, se puede glorificar a Dios? 1 Corintios 10:31.
"Si, pues, coméis o bebéis, o hacéis otra cosa, hacedlo todo para la gloria de Dios."

3 ¿Qué es lo primero que debemos dar a Dios, si en verdad hemos nacido de nuevo? Romanos 12:1, 2.
"Así que, hermanos, os ruego por las misericordias de Dios, que presentéis vuestros cuerpos en sacrificio vivo, santo, agradable a Dios, que es vuestro culto racional. No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta."

Muchos creen que la religión no tiene nada que ver con lo que hacemos con nuestros cuerpos, que Dios no se interesa en nuestra salud, pero este texto bíblico tiene la respuesta.

4, ¿Qué dice Dios que debemos comer, para que nuestra vida espiritual crezca? Isaías 55:2.
"¿Por qué gastáis el dinero en lo que no es pan, y vuestro trabajo en lo que no sacia? Oídme atentamente, y comed del bien, y se deleitará vuestra alma con grosura."

5. ¿Qué cosa es tan importante para la prosperidad del alma? 3 Juan 2.
"Amado, yo deseo que tú seas prosperado en todas las cosas, y que tengas salud, así como prospera tu alma."

Hay muchos que no están al tanto de que la Biblia es un libro de salud al igual que es un libro de religión. Dios se interesa en nuestra salud física. Por esta razón, la Biblia tiene mucho que decir en cuanto a los buenos hábitos de salud.

PROFANANDO NUESTROS CUERPOS

6. ¿Qué nos hará Dios, si violamos nuestro cuerpo? 1 Corintios 3:16, 17.
"¿No sabéis que sois templo de Dios, y que el Espíritu de Dios mora en vosotros? Si alguno destruyere el templo de Dios, Dios le destruirá a él; porque el templo de Dios, el cual sois vosotros, santo es."

Muchos razonan de esta manera: “siendo que solamente mi espíritu será salvo, y no mi cuerpo, Dios no está interesado en cómo trato mi cuerpo. Siendo que Dios me dará un cuerpo nuevo algún día, no importa qué hago con el que tengo ahora”. Pero la Biblia nos aclara que Dios está mirando muy de cerca, a ver cómo tratamos a nuestro cuerpo, y un día nos va a llamar para que demos cuentas por el abuso que le hemos dado.

7. ¿Qué cosa puede contaminar nuestro cuerpo? Daniel 1:8.
"Y Daniel propuso en su corazón no contaminarse con la porción de la comida del rey, ni con el vino que él bebía; pidió, por tanto, al jefe de los eunucos que no se le obligase a contaminarse."

Hay otras cosas que pueden contaminar nuestros cuerpos, además del veneno dañino, como la droga y narcóticos. Por ejemplo, el alimento que Daniel rehusó, porque contaminaba su cuerpo, en efecto era un alimento que estaba apropiado para un rey, un rey pagano, por supuesto. Muchas de las comidas y bebidas, consideradas como exquisitas por el mundo, están en realidad expresamente prohibidas por la Biblia. Estudiemos un poco en cuanto a esto.

8. ¿Qué clase de alimentación dio Dios al hombre originalmente? Génesis 1:29.
"Y dijo Dios: He aquí que os he dado toda planta que da semilla, que está sobre toda la tierra, y todo árbol en que hay fruto y que da semilla; os serán para comer."

No era el propósito, originalmente, de que el hombre consumiese carne de animales o pescado. Dios proveyó al hombre de una dieta vegetariana, con la cual él podía vivir saludable. El Creador, quien formó el cuerpo humano, también le dio el mejor combustible para su necesidad y para operar eficientemente. Esta dieta estaba compuesta de granos, nueces, frutas y verduras.

9. En los días de Noé, después del diluvio, ¿qué otra cosa permitió Dios al hombre que comiera? Génesis 9:1-3.
"Bendijo Dios a Noé y a sus hijos, y les dijo: Fructificad y multiplicaos, y llenad la tierra. El temor y el miedo de vosotros estarán sobre todo animal de la tierra, y sobre toda ave de los cielos, en todo lo que se mueva sobre la tierra, y en todos los peces del mar; en vuestra mano son entregados. Todo lo que se mueve y vive, os será para mantenimiento: así como las legumbres y plantas verdes, os lo he dado todo."

Muchos no han comprendido bien la Palabra de Dios aquí cuando dice “todo lo que se mueve y vive, os será para mantenimiento”. Porque no han comparado este pasaje bíblico, con otro pasaje donde nos da la instrucción de la carne que podemos comer. Si permitimos que la Biblia explique sus propias palabras, no habrá ninguna confusión. Porque en otros pasajes nos explica claramente las limitaciones y cualidades que restringen nuestra libertad, en los animales que podemos escoger como alimento.

10. ¿Qué parte de los animales fue prohibido comer’? Génesis 9:4.
"Pero carne con su vida, que es su sangre, no comeréis."

11. ¿Qué le pasaría al hombre que no respetara esta restricción? Levítico 7:26, 27.
"Además, ninguna sangre comeréis en ningún lugar en donde habitéis, ni de aves ni de bestias. Cualquiera persona que comiere de alguna sangre, la tal persona será cortada de entre su pueblo."

12. Y ¿qué otra parte del animal fue estrictamente prohibido que se comiera? Levítico 7:23, 24.
"Habla a los hijos de Israel, diciendo: Ninguna grosura de buey ni de cordero ni de cabra comeréis. La grosura de animal muerto, y la grosura del que fue despedazado por fieras, se dispondrá para cualquier otro uso, mas no la comeréis."

13. ¿En cuántas clases había aprendido Noé, que Dios había dividido los animales? Génesis 7:1, 2.
"Dijo luego Jehová a Noé: Entra tú y toda tu casa en el arca; porque a ti he visto justo delante de mí en esta generación. De todo animal limpio tomarás siete parejas, macho y su hembra; mas de los animales que no son limpios, una pareja, el macho y su hembra."

No TODAS las plantas son comibles, a pesar de que Dios no lo especifico a los hombres cuando les dijo que comieran de toda “hierba del campo” (Génesis 3:18), tampoco no TODOS los animales son buenos para comer, a pesar de que Dios no fue específico cuando dijo: “Todo lo que se mueve y vive, os será para mantenimiento: así como las legumbres y plantas verdes, os lo he dado todo”. Génesis 9:3.

14. ¿Por cuáles dos pruebas tienen que pasar todos los animales, antes que sepamos que son “limpios” para comer? Levíticos 11:1-3.
"De entre los animales, todo el que tiene pezuña hendida y que rumia, éste comeréis."

Algo tiene que haber en los animales, que no es del todo bueno, para que Dios nos pida que, tienen que pasar estas dos pruebas antes de ser usados como alimentos. Porque dice: ‘no quitará el bien a los que andan en integridad”. Salmos 84:11.

15. ¿Por qué dos pruebas debe pasar toda vida marina, antes que se pueda declarar limpia o comestible? Levíticos 11:9, 10.
"Esto comeréis de todos los animales que viven en las aguas: todos los que tienen aletas y escamas en las aguas del mar, y en los ríos, estos comeréis."

16. Cuando Cristo vuelva, ¿qué hará con aquellos que persisten en comer la carne de cuerpos de animales que no son limpios? Isaías 66:15-17.
"Porque he aquí que Jehová vendrá con fuego, y sus carros como torbellino, para descargar su ira con furor, y su reprensión con llama de fuego. Porque Jehová juzgará con fuego y con su espada a todo hombre; y los muertos de Jehová serán multiplicados. Los que se santifican y los que se purifican en los huertos, unos tras otros, los que comen carne de cerdo y abominación y ratón, juntamente serán talados, dice Jehová."

17, ¿Qué nos revela Pedro de su dieta, después que se convirtió en cristiano? Hechos 10:1-16.
"Había en Cesarea un hombre llamado Cornelio, centurión de la compañía llamada la Italiana, piadoso y temeroso de Dios con toda su casa, y que hacía muchas limosnas al pueblo, y oraba a Dios siempre. Este vio claramente en una visión, como a la hora novena del día, que un ángel de Dios entraba donde él estaba, y le decía: Cornelio. El, mirándole fijamente, y atemorizado, dijo: ¿Qué es, Señor? Y le dijo: Tus oraciones y tus limosnas han subido para memoria delante de Dios. Envía, pues, ahora hombres a Jope, y haz venir a Simón, el que tiene por sobrenombre Pedro. Este posa en casa de cierto Simón curtidor, que tiene su casa junto al mar; él te dirá lo que es necesario que hagas. Ido el ángel que hablaba con Cornelio, éste llamó a dos de sus criados, y a un devoto soldado de los que le asistían; a los cuales envió a Jope, después de haberles contado todo. Al día siguiente, mientras ellos iban por el camino y se acercaban a la ciudad, Pedro subió a la azotea para orar, cerca de la hora sexta. Y tuvo gran hambre, y quiso comer; pero mientras le preparaban algo, le sobrevino un éxtasis; y vio el cielo abierto, y que descendía algo semejante a un gran lienzo, que atado de las cuatro puntas era bajado a la tierra; en el cual había de todos los cuadrúpedos terrestres y reptiles y aves del cielo. Y le vino una voz: Levántate, Pedro, mata y come. Entonces Pedro dijo: Señor, no; porque ninguna cosa común o inmunda he comido jamás. Volvió la voz a él la segunda vez: Lo que Dios limpió, no lo llames tú común. Esto se hizo tres veces; y aquel lienzo volvió a ser recogido en el cielo."

Pedro no cambió su dieta cuando él cambió de religión. Él siguió observando la ley de la alimentación del Antiguo Testamento, aun cuando era un dirigente de la iglesia de Cristo del Nuevo Testamento.

18. ¿Qué cosa no era clara, según Pedro, después que tuvo esta extraña visión? Hechos 10:17.
"Y mientras Pedro estaba perplejo dentro de sí sobre lo que significaría la visión que había visto, he aquí los hombres que habían sido enviados por Cornelio, los cuales, preguntando por la casa de Simón, llegaron a la puerta. Cuando Pedro entró, salió Cornelio a recibirlo, y postrándose a sus pies, adoró. Mas Pedro lo levantó, diciendo: Levántate, pues yo mismo también soy hombre. Y hablando con él, entró, y halló a muchos que se habían reunido. Y les dijo: Vosotros sabéis cuán abominable es para un varón judío juntarse o acercarse a un extranjero; pero a mí me ha mostrado Dios que a ningún hombre llame común o inmundo".

20. ¿Qué cosa está eliminada, y no entrará a la Nueva Jerusalén celestial? Apocalipsis 21:27.
"No entrará en ella ninguna cosa inmunda, o que hace abominación y mentira, sino solamente los que están inscritos en el libro de la vida del Cordero."

--------

Estudio anterior: Lección 21: El secreto bíblico de la prosperidad financiera.

Siguiente estudio: Lección 23: La iglesia de Dios en el Apocalipsis.

Volver al índice.

--------

Si tiene alguna consulta, contacte a Pr. Pedro Torres.

--------

DESCARGA ESTE ESTUDIO BÍBLICO EN PDF AQUÍ.