Lección 20: El tiempo del Mesías prometido

DESCARGA ESTE ESTUDIO BÍBLICO EN PDF AQUÍ.

En las próximas dos lecciones, estudiaremos la profecía más larga (que abarca el período de tiempo más largo) de la Biblia, así como la profecía que se extiende hasta nuestros días. Se encuentran en los capítulos ocho y nueve del libro de Daniel.

Aquí vemos revelados:

1. La subida y caída de los imperios.
2. El tiempo preciso en el que el Mesías vendría, y cuándo tenía que morir.
3. El día de la apertura del gran juicio de Dios.

Todos son eventos de gran importancia.

Se dice que Goethe, el famoso poeta alemán, dijo a la edad de 75 años: “He tenido la gran ventaja de nacer en el momento en el que los grandes eventos del mundo estaban a la orden del día”. Mencionó la independencia americana, la revolución francesa, y finalmente, el desarrollo de toda la era napoleónica hasta la caída de su héroe y los sucesos que siguieron a ello.

¿Qué hubiese dicho Goethe si hubiese vivido hoy y hubiese sido testigo de esos “sucesos que siguieron” a la época de Napoleón? Las profecías de la Biblia predicen un gran acontecimiento tras otro. Pero los más grandes acontecimientos han ocurrido en el último siglo y medio.

Antes de comenzar este estudio, asegúrese de leer Daniel 8 y 9. Esta no es una lección fácil, así que piense mucho, ore intensamente pidiendo la orientación del Espíritu Santo, y Dios le premiará con el descubrimiento de la llave maestra para toda verdad profética. Que Dios bendiga su estudio y le lleve más cerca de Jesús, nuestro Salvador y amigo.

LECCION 20: EL TIEMPO DEL MESIAS PROMETIDO.

Lectura bíblica: Daniel 8 y 9.

Estamos ahora en los tiempos de Daniel, en el palacio de un antiguo imperio cuyo rey recibió de Dios una dramática visión. Unas pocas preguntas le ayudarán a orientarse, especialmente si se leyó primeramente los capítulos 8 y 9 de Daniel.

1. LA VISIÓN DE DANIEL 8.

1. ¿A quién representa el carnero? Daniel 8:20
____________________________________

Un cuerno era mayor que el otro (versículo 3), indicando que uno de los poderes de esta monarquía dual sería mayor que el otro.

2. ¿Quién es representado por el macho cabrío? (versículo 21)
____________________________________

¿Quién es simbolizado con el cuerno entre sus ojos?
____________________________________

Alejandro Magno de Grecia venció al imperio Medopersa en la batalla de Arbela en el 331 a.C. El macho cabrío “venía … sin tocar tierra” (versículo 5), de lo rápido que era. Alejandro murió 8 años después de una fiebre que siguió a una borrachera.

3. ¿A quién representan los cuatro cuernos del macho cabrío? (Vers. 22)
____________________________________

Después de la muerte de Alejandro, sus cuatro generales de guerra (Seleuco, Casandro, Lisímaco y Tolomeo) dividieron el imperio en cuatro provincias (norte, sur, este y oeste), “hacia los cuatro vientos del cielo” (versículo 8).

4. ¿Qué le surgió de uno de los cuatro vientos? (Versículo 9)
“Y de uno de ellos salió un ______________, que creció mucho hacia el _________, y al ________, y hacia la ______________________”.

Esta profecía no menciona específicamente el sucesor de Grecia. De todos modos, las profecías de Daniel 2 y 7 siguen el patrón de los cuatro imperios históricos (Babilonia, Medopersia, Grecia y Roma). Daniel 8 comienza con Medopersia, ya que Babilonia estaba por desaparecer de la escena. El cuerno pequeño salió de uno de los cuatro cuernos. Los romanos, o la provincia griega del Oeste, vencieron a los Macedonios en el 168 a.C. Con este comienzo, los romanos comenzaron a avanzar hacia el Sur, hacia Egipto, al Este hacia Siria y Palestina (“la tierra gloriosa”), conquistándolo todo hasta que llegó a “engrandecerse”.

La Roma pagana fue seguida por la Roma papal. Finalmente, todos los poderes de la tierra serían quebrantados, no por una mano humana (Daniel 8:25), recordándonos la piedra que “fue cortada … no con mano” (Dan. 2:45), cuando Dios establezca su reino eterno.

6. Describa varias características de este “gran poder”. (Daniel 8:9-14 y 23-25). (Vers. 10) “Y se engrandeció, hasta el ____________________”.

“El ejército de los cielos”, se refiere al pueblo de Dios, los judíos.

(Vers. 11) “Aún se engrandeció contra el ______________________________”.

Fue la Roma pagana quien crucificó al “Príncipe de los ejércitos”, Jesucristo.

(Vers. 11). “Y por él fue quitado el _____________ ________________, y el lugar de su Santuario fue _____________ _______________”.

En el 70 d.C. bajo la Roma pagana, Jerusalén fue destruida y el Santuario quemado hasta los cimientos.

(Vers. 12) Este poder “echó por tierra la _________________________”.

(Vers. 24) “Y su poder se _________________, mas no con su propia _____________”.

El versículo 12 menciona que “le fue entregado el ejército”. La Roma papal recibió sus tierras de la Roma pagana (ya lo veremos más adelante).

(Vers. 24) “Y causará grandes _________________”, o tremendas destrucciones, sin duda alguna haciendo referencia a su carácter perseguidor.

(Vers. 25) “Con su sagacidad hará prosperar _________________ en su mano”.

Sutileza y engaño caracterizarán sus crueles métodos.

(Vers. 25) “Y en su corazón se __________________”.

¡Cuán acertadamente representan estas palabras a las que describen el anticristo en 2ª Tesalonicenses 2:4 “el cual se opone y se levanta contra todo lo que se llama Dios”.

(Vers. 25) “Y se levantará contra ____________________________________”.

7. ¿Qué período de tiempo se introduce a continuación? (Versículo 14)
____________________________________

8. ¿A qué período de la historia de esta tierra apunta esta visión? (Vers. 17)
____________________________________

Probablemente Daniel tenía para entonces unos ochenta y pocos años. Mientras Gabriel le abría la mente a esos grandes eventos, Daniel estaba tan abrumado que se aturdió.

2. LA VISIÓN CONTINÚA EN DANIEL 9.

Mientras se abre el capítulo 9, encontramos que Daniel todavía está preocupado por la porción inexplicada de la profecía, aparentemente confundiéndola con la predicción de Jeremías que decía que la cautividad en Babilonia iba a durar 70 años (Jer. 25:12). Mientras Daniel intentaba descifrar el significado de los 2.300 años, temió que los pecados de su pueblo fuesen tan grandes que Dios decidiese prolongar su cautividad. Los versículos 17-19 parecen indicar que la tarea de su oración era pedir que Dios no incumpliera su promesa a Jeremías, para que la ciudad y el Santuario fuesen reconstruidos, según la promesa.

Es algo curioso que Daniel reconociese los 2.300 días representando años, de no ser así, se hubiese alegrado ante el pronto regreso a su tierra natal (menos de 6 años), no se habría preocupado, sino que se hubiese alegrado de saber que pronto iban a volver a Jerusalén. El principio de interpretar día por año ya se usaba antes de los tiempos de Daniel (Números 14:34 y Ezequiel 4:6).

1 ¿Quién vino para ayudar a Daniel a entender la visión? (Daniel 9:21-23)
____________________________________

2 ¿Cuánto tiempo de la profecía fue asignado (o determinado) a la nación judía?
(Vers. 24, primera parte). ______________

¿Cuántos años es esto? ____________.


Multiplique el número de semanas (70) por el número de días de la semana (7) y le darán el número de días de las 70 semanas. Recuerde que un día equivale a un año. 70 x 7 = 490 días.
Los 2.300 días se componían de dos partes, una de 490 años para los judíos, y otra de 1.810 años (2.300 – 490 = 1.810), que llegan hasta la purificación del santuario.

Todo lo que necesitamos saber ahora, es cuándo comienza a contar el tiempo de esta profecía. Martín Lutero, el gran protestante reformista, murió a la edad de 63 años, este es un hecho histórico. Pero si no sabe nada más de él, no sabrá cuándo vivió. De todos modos, si sabe que nació en 1.483, entonces puede averiguar cuándo murió. Dios sabía que necesitamos un punto de origen en esta profecía para que tuviese significado pleno.

3. ¿Qué evento marca el comienzo de esta profecía? (Vers. 25)
____________________________________

Esto sucedió en el 457 a.C. (Véase Esdras 7:11-26), el séptimo año de Artajerjes. Esta fecha ha sido verificada históricamente con las listas de reyes de Babilonia, y astronómicamente contando el número de eclipses.

4. ¿Qué dos períodos de tiempo precederían al Mesías? (Vers. 25)
____________________________________

7 semanas y 62 semanas. Así que tenemos 69 semanas (7 + 62 = 69) antes del Mesías. El período de 7 semanas (7 x 7 = 49 días, que son 49 años) son los 49 años que se tardó en reconstruir Jerusalén. Las siguientes 62 semanas (7 x 62 = 438 años), llegaban hasta el Mesías, o el Ungido. Jesús fue ungido en su bautismo en el año 27, (Mateo 3:13-17; Hechos 10:38). Cuando el reloj de Dios marcó la hora, Jesús estaba allí, en las aguas del Jordán para ser bautizado por Juan. Inmediatamente comenzó a predicar: “El tiempo se ha cumplido” (Marcos 1:15). Jesús conocía todo sobre las profecías de Daniel, porque Él mismo se las dio a través del ángel Gabriel. Gracias a Dios, Jesús apareció en el momento exacto ¡predicho por Daniel seis siglos antes!

¿Dónde está el hombre que puede predecir lo que va a suceder dentro de un año? ¿O incluso mañana? Pero aquí tenemos un Libro, un Libro atrevido, de hecho se atrevió a predecir el momento en que el Mesías iba a aparecer con más de 500 años de anticipación. Dios conoce el fin desde el principio. Podemos confiar plenamente en su Palabra.

5. ¿Qué tenía que suceder después de las 69 semanas? (Vers. 26, primera parte)
_______________________________________

“Se quitará la vida al Mesías, mas no por sí”. Cuán llenas de significado están esas palabras. Cuando se le quitaba la vida a un judío, normalmente se debía al quebrantamiento de una ley, pero Gabriel se apresuró a decirnos que el Mesías no iba a morir por haber pecado. No. Jesús murió por tus pecados y por los míos, pero su vida fue sin pecado.

6. ¿Qué iba a suceder en la mitad de la semana que queda, (la 70ª)? (Vers. 27)
_______________________________________

Cuando Cristo murió en la cruz, el velo del templo se rasgó de arriba abajo por una mano invisible (Mateo 27:51), significando el final de los sacrificios con animales, ya que el “Cordero de Dios” acababa de ser sacrificado en el monte Calvario.

Jesús murió en la primavera del año 31, tres años y medio después de su bautismo, precisamente en la mitad de la semana que la profecía indicaba. La otra mitad de esa semana no concluyó hasta el otoño del año 34. En ese momento, el Sanedrín hizo matar a Esteban. Poco después Pablo se convirtió y llegó a ser el gran apóstol a los gentiles.

Para meditar: ¿Por qué cree que los judíos no fueron rechazados en el momento de la muerte de Jesús, y se les dio otros tres años y medio de prueba?

La historia de los judíos y de su rechazo a Cristo se registró para ser ejemplo a nosotros. No entendieron el verdadero propósito de la misión de Jesús por el mundo, a pesar de que las profecías lo explicaban claramente. Lo podían haber sabido. No fue necesario haber rechazado su Mesías. Pero cuando lo hicieron, Dios no tuvo más opción que dirigirse a los Gentiles con el Evangelio. El Nuevo Testamento es igualmente claro indicando que los judíos, individualmente pueden ser salvos, tal y como cualquier otra persona es salva, aceptando a Cristo como su Salvador.

Acabamos de ver cómo 70 semanas, o 490 años de esa profecía de 2.300 años, acaban en el otoño del año 34. Aún quedan 1810 años, que nos llevan a 1844. ¿Qué tenía que suceder en 1844? ¿Qué es la purificación del Santuario? Para tener una mejor comprensión de este tema, nos será de ayuda tener alguna información básica acerca de los servicios del Santuario y qué es lo que tenían que enseñar.

3. EL SANTUARIO.

1. ¿Qué le dijo Dios a Moisés que hiciera? Éxodo 25:8
____________________________________

2. ¿Qué tenían que enseñar a la gente los servicios del Santuario? Salmo 77:13

_______________________________________

El Santuario tenía que revelar al hombre el camino de la salvación del hombre. Jesús dijo: “Yo soy el Camino” (Juan 14:6). En el libro de Hebreos, Pablo nos muestra cómo Cristo estaba simbolizado en todos los servicios del Santuario hebreo.

3. ¿Cómo se llamaban las dos habitaciones del Santuario? Éxodo 26:33
_______________________________________

Esos dos cuartos estaban situados dentro de un atrio al aire libre, rodeado por un muro. Cada uno de esos tres lugares simbolizaba uno de los aspectos de la obra de Cristo en la salvación del hombre caído.

1. El atrio. Aquí estaba el altar donde se quemaban las ofrendas, y la pila de agua para los lavamientos y purificaciones ceremoniales.

2. La primera sala, o Lugar Santo. En esta sección del santuario estaba el candelabro de siete brazos, (representando a Jesús, la Luz del mundo), la mesa del pan de la proposición (Jesús, el Pan de vida), y el altar del incienso que estaba delante de la cortina, o velo, que separaba el lugar santo del lugar santísimo. El incienso simbolizaba la justicia de Cristo perfumando las oraciones del pueblo de Dios (Apocalipsis 8:4).

3. La segunda sala, o Lugar Santísimo. Justo después del velo, en el lugar “Santo de los Santos”, estaba el arca de la alianza, que contenía los diez mandamientos escritos por Dios en dos tablas de piedra. Por encima de la Ley estaba el trono de la Gracia o Misericordia, cubierto por dos ángeles de oro.

--------------

Estudio anterior: Lección 19: Autopista a la salud y la felicidad.

Siguiente estudio: Lección 21: El Santuario.

Volver al índice.

--------------

Si tiene alguna consulta, contacte a Pr. Pedro Torres.

--------------

DESCARGA ESTE ESTUDIO BÍBLICO EN PDF AQUÍ.