12.3 LOS LIBROS DEUTEROCANONICOS

Descarga este estudio en PDF aquí.
 
INTRODUCCION 

Algunas Biblias incluyen escritos que no eran considerados como inspirados entre los judíos ni entre los cristianos primitivos. Esos escritos son constituidos por los libros de Tobías, Judit, Sabiduría, Eclesiástico, Baruc, 1 y II de Macabeos, y aún por los fragmentos siguientes: el cántico de los tres hebreos (66 versículos intercalados entre los versículos 23 y 24 de Daniel 3), la historia de Susana (Daniel 13), las historias de Bel y la serpiente (Daniel 14), siete capítulos añadidos al libro de Ester, Carta de Jeremías y II de Esdras. 

1. CRITERIO A ADOPTAR

1. Siendo anteriores a Jesús, ¿estaban en su tiempo esos escritos incluidos en el Antiguo Testamento usado en Palestina? Respuesta: No. 

2. ¿Qué escribe en el siglo 1 el autor judío Flavio Josefo? Respuesta: «No tenemos entre nosotros (como los griegos) una innumerable muchedumbre de libros, discordantes entre sí y contradiciéndose unos a los otros, sino solamente veintidós, que constituyen los registros de todos los tiempos pasados y en los que tenemos justos motivos para creer que son divinos.» (Respuesta a Apión, libro 1, 8). 

3. ¿Cuáles son los veintidós libros a que se refiere Flavio Josefo? Respuesta: Los veintidós libros, correspondientes a las veintidós letras del alfabeto hebraico estaban distribuidos así: 
I — Ley (Torah): 
1 – Génesis 
2 — Éxodo
3 — Levítico
4 — Números
5 — Deuteronomio. 
II — Profetas (Nebihim): 
a) Primeros: 
6 — Josué
7 — Jueces y Rut
8 — Samuel
9 — Reyes; 
b) Segundos: 
10 — Isaías
11 — Jeremías y Lamentaciones
12 — Ezequiel
13 — Los doce (Profetas). 
III — Agiógrafos (Ketubim): 
14 — Salmos
15 — Proverbios
16 — Job
17 — Cantares
18 — Eclesiastés
19 — Ester
20 — Daniel
21 — Esdras y Nehemías
22 — Crónicas. 

4. ¿Cómo reconoció Jesús que Génesis era el primer libro y Crónicas el último? 
Mateo 23:35
"Para que venga sobre vosotros toda la sangre justa que se ha derramado sobre la tierra, desde la sangre de Abel el justo hasta la sangre de Zacarías hijo de Berequías, a quien matasteis entre el templo y el altar."
Nota: Ambas muertes, que identifican, según Jesús el inicio del Antiguo Testamento y su final están en: 
Génesis 4:8 "Y dijo Caín a su hermano Abel: Salgamos al campo. Y aconteció que estando ellos en el campo, Caín se levantó contra su hermano Abel, y lo mató".
2 Crónicas 24:20, 21 "Entonces el Espíritu de Dios vino sobre Zacarías hijo del sacerdote Joiada; y puesto en pie, donde estaba más alto que el pueblo, les dijo: Así ha dicho Dios: ¿Por qué quebrantáis los mandamientos de Jehová? No os vendrá bien por ello; porque por haber dejado a Jehová, él también os abandonará. Pero ellos hicieron conspiración contra él, y por mandato del rey lo apedrearon hasta matarlo, en el patio de la casa de Jehová".

5. ¿Qué razón presenta Flavio Josefo para no reconocer los otros libros como inspirados? Respuesta: “Es verdad que desde el tiempo de Artajerjes muy particularmente ha sido escrita nuestra historia, pero no ha sido considerada de autoridad igual a la anterior por nuestros antepasados, porque no hubo una exacta sucesión de profetas desde aquel tiempo.” (Respuesta a Apión, Libro 1, 8).

2. ACTITUD DE LA IGLESIA PRIMITIVA 

1. ¿Cuál fue la actitud de la Iglesia Primitiva hacia los libros deuterocanónicos? Respuesta: Casi todos los grandes escritores de la Iglesia (patrística), desde el inicio hasta el siglo XVI, no los admitieron como inspirados. Gaussen transcribe textos de 77 autores antiguos en contra de esos libros. 

2. ¿Qué escribió, por ejemplo, San Cirilo de Jerusalén, en el siglo IV? Respuesta: «Lee las Divinas Escrituras, los veintidós libros del Antiguo Testamento. pero no tengas nada de común con los apócrifos. No te apliques con cuidado sino a los únicos libros que nosotros leemos y reconocemos francamente dentro de la Iglesia.» (Catequesis, 4ª bajo el título «De las Escrituras Divinas»).

3. ¿Qué escribió, en el mismo siglo, San Jerónimo, traductor de la Biblia al latín? Respuesta: «Así como la Iglesia lee los libros de Judit, Tobías y Macabeos, mas no los recibe entre las Escrituras Canónicas, así también lee estos dos volúmenes (Sabiduría y Eclesiástico) para edificación del pueblo, y no para confirmar dogmas.» (Praef. in Prov. Salomonis).

4. En el siglo XVI, ¿cómo se refiere el Cardenal Cayetano a San Jerónimo? Respuesta: «Toda la Iglesia Latina tiene una gran deuda hacia San Jerónimo por haber distinguido los libros canónicos de los no canónicos, pues él nos ha libertado de la censura de los hebreos de que establecemos como haciendo parte del canon libros o partes de los libros que ellos omiten completamente.» (De la dedicación a Clemente VII de su comentario a los libros históricos del Antiguo Testamento).

5. En el mismo siglo XVI, ¿qué escribió el Cardenal Jiménez de Cisneros en el prefacio de la Biblia Políglota de Alcalá? Respuesta: «Los libros de Tobías, Judit, Sabiduría, Eclesiástico y Macabeos, así como las adiciones a Ester y Daniel, no son escrituras canónicas.» 

6. ¿Por qué vía entraron los libros deuterocanónicos en la Biblia católica? Respuesta: Por la versión griega de los Setenta (LXX), hecha en Alejandría, centro cultural poco escrupuloso en materia de ortodoxia judaica. 

7. ¿Cuándo fueron oficialmente admitidos estos libros en la Iglesia Católica? Respuesta: En el 8 de abril de 1546, en la IV Sesión del Concilio de Trento. "Celebrada el 8 de abril de 1546. Aceptación de los Libros Sagrados y las tradiciones de los Apóstoles. Se declararon la Tradición y las Sagradas Escrituras como las dos fuentes de la revelación. La Vulgata se consideró la traducción aceptada de la Biblia." (Fuente Wikipedia). 

Nota: Fue en lo que se conoce como "contrarreforma" lo que causó que la Iglesia Católica incluyera en el Concilio de Trento estos libros. El mundo  protestante, en ese momento con Lutero a la cabeza, hizo (y sigue haciendo) de la Biblia su regla y de fe y práctica, por lo que muchas enseñanzas y doctrinas de la Iglesia tradicional quedaron en evidencia al no tener apoyo bíblico. La base de muchas enseñanzas católicas es la tradición, por eso en el concilio se dice que se "acepta los libros sagrados y las tradiciones" como fundamento o fuente de revelación, poniendo los escritos de la patrística a la misma altura que la Biblia. Además, incluyeron otros libros ya indicados (deuterocanónicos) que no estuvieron reconocidos como inspirados, pero en los cuales sí hay textos que apoyan enseñanzas que en el resto de la Biblia, no encuentran fundamento. Por este motivo, la Iglesia incluyó esos libros, para poder afirmar que en su Biblia, diferente de la Biblia "protestante" sí hay fundamento de las doctrinas que enseña. Tuvo que hacer este movimiento en el Concilio de Trento para no quedar en evidencia ante la afirmación y máxima "Sóla fe, Sola Gracia y Sola Escritura".

3. CRITERIOS INTERNOS EN CONTRA DE LA INSPIRAClÓN DE LOS LIBROS DEUTEROCANONICOS 

1. ¿Qué declaraciones hace el autor del segundo libro de Macabeos? Respuesta: 
«Jasón de Cirene escribió la historia de Judas Macabeo y sus hermanos […] pero nosotros procuraremos resumir en un solo libro lo que Jasón escribió en cinco». (2 Mac. 2:19, 23.
«Así sucedieron las cosas relativas a Nicanor. Desde entonces, la ciudad ha estado en poder de los hebreos.Y yo termino aquí mi narración. Si está bien escrita y ordenada, esto fue lo que me propuse. Si es mediocre y sin valor, eso fue solamente lo que pude hacer. » (2 Mac. 15:37-38). 

Nota: ¿Hubiera podido escribir estas palabras un autor inspirado? 

2. ¿Qué inexactitudes históricas se encuentran en estos libros? Respuesta: Algunos ejemplos: 
a) En el libro de Judit, se supone que Nabucodonosor es rey de los asirios y vive en Nínive (Judit 1:1, 5), ciudad que antes de su reinado ya había sido destruida.

Nota: Nabucodonosor fue rey de los Caldeos o Babilonia (Véase Daniel 1 y 2), nunca fue rey de los Asirios, imperio que cayó antes del surgimiento del Imperio Babilónico del que sí era rey.

b) En el primer libro de Macabeos se lee que Alejandro dividió el imperio entre sus generales estando vivo aún (1 Mac. 1:1-7), lo que no está de acuerdo con la historia, pues murió repentinamente, y no reaprtiendo su reino sino "dejándolo al más digno", sin establecer sucesión (Ver Wikipedia). Tampoco es exacto que Antíoco fuese hecho prisionero de los romanos (1 Mac. 8:6, 7), sí rendía tributo, pero nunca fue hecho "prisionero".

3. ¿Qué bajas normas de conducta se hallan en estos libros? Respuesta: Algunos ejemplos: 
a) La mentira es aprobada. En el libro de Tobías (o Tobit, según la versión), cierto personaje que se presenta al principio como siendo un judío de la tribu de Neftalí (Tobit 5:4; 7:3), pasa en seguida a decir que es Azarías, hijo de Ananías el grande (Tobit 5:12, 13), y acaba por confesar que es el ángel Rafael, «uno de los siete, que asistimos delante del Señor» (Tobit 12:15). Un verdadero ángel del Señor no mentiría de esta manera reiterada. Este libro no puede ser aprobado por Dios justificando la mentira.

b) El suicidio es alabado: «(Razís) se hirió con su espada, prefiriendo morir noblemente a ver se esclavo de los idólatras y sufrir ultrajes in dignos de su nacimiento.» (2 Mac. 14:41, 42.) La Biblia condena este tipo de muerte como indigna, como fue el caso del rey Saúl, este libro contradice también en este punto al resto de la Biblia.

4. ¿Qué creencias paganas se admiten en estos libros que contradicen la esneñanza bíblica? Respuesta: Algunos ejemplos: 

a) La preexistencia del alma y la reencarnación: «Ya de niño era yo de buen ingenio, y me cupo por suerte una buena alma. O, mejor, siendo bueno, tuve también un cuerpo sin mancha.» (Sabiduría 8:19, 20). La Biblia enseña que la vida extracorpórea no es posible y que es necesaria la resurrección para volver a la vida, véase este estudio con explicaciones de textos que sirven de objeción para algunos.

b) Sacrificios y oraciones por los muertos: «(Judas) habiendo recogido en una colecta unas dos mil dracmas, las envió a Jerusalén, a fin de que se ofreciese un sacrificio por el pecado de los muertos (pro peccatis mortuorum) ... era este un pensamiento santo y piadoso. Por eso mandó hacer este sacrificio expiatorio por los muertos, a fin de que fuesen liberados de su pecado.» (2 Mac. 12:39-46). Ya hemos visto en estudios anteriores que nadie puede orar ni ofrecer misa por difuntos. Es una práctica no sostenida con la Biblia, al contrario, la Biblia defiende lo opuesto, luego estos libros, una vez más, no encajan con el resto del Canon inspirado.

c) Se acepta el uso de la magia: En Tobit 6:5-8 el supuesto ángel Rafael, mintiendo y haciéndose pasar por un tal Azarías, enseña a un muchacho un conjuro con partes de pescado para evitar el ataque de los demonios. La Biblia condena todo este tipo de cosas con energía en Deuteronomio 18:10-12 "No sea hallado en ti quien haga pasar a su hijo o a su hija por el fuego, ni quien practique adivinación, ni agorero, ni sortílego, ni hechicero, ni encantador, ni adivino, ni mago, ni quien consulte a los muertos. Porque es abominación para con Jehová cualquiera que hace estas cosas, y por estas abominaciones Jehová tu Dios echa estas naciones de delante de ti". Este libro, contradice el resto de enseñanzas del resto de la Biblia.

d) Se acepta la limosna como medio de salvación por obras: En Tobit 4:10 y 12:9 se dice que dar limosna "libra de la muerte". La enseñanza bíblica de la Justificación por la Fe, está presente en todos los libros inspirados, la Salvación es exclusivamente por Gracia, a través de la aceptación del sacrificio expiatorio de Cristo. El ser humano no puede hacer nada para ser salvo por sus propias obras, por ejemplo Isaías 64:6 "Si bien todos nosotros somos como suciedad, y todas nuestras justicias como trapo de inmundicia; y caímos todos nosotros como la hoja, y nuestras maldades nos llevaron como viento".

4. CONCLUSION 

1. En lugar de deuterocanónicos, ¿cómo deben ser llamados estos libros? Respuesta: Pseudocanónicos o Apócrifos. Apócrifo significa "oscuro", "incierto".

2. ¿Qué consejo bíblico debe obedecerse? Proverbios 30:5, 6.
"Toda palabra de Dios es limpia; El es escudo a los que en él esperan. No añadas a sus palabras, para que no te reprenda, Y seas hallado mentiroso."
------------ 
Estudio anterior: 12.2. La transubstanciación.
Siguiente estudio: 12.4 La tradición
Volver al índice
 ------------ 
Si tiene alguna consulta, contacte a Pr. Pedro Torres
------------ 
Descarga este estudio en PDF aquí.

3 comentarios:

lizard dijo...

Que el Señor todopoderoso colme de bendiciones su ministerio. Escribo, saludando fraternalmente con el objetivo de invitarles a revisar mi blog: http://jatoonz.blogspot.com, en el cual he estado trabajando. Soy adventista desde hace bastantes años y siempre he tenido mucha afición por la historieta, y es precisamente de lo que trata el blog, una historieta humorística con propósitos educativos en principios bíblicos. Me sentiría agradecido si revisan el material, y aún me sentiría honrado de recibir sugerencias, opiniones y oraciones. Y si creen que es un material pertinente a utilizar, lo dejo a disposición. Un gran saludo y que Dios les bendiga.

Juan Francisco T. dijo...

Nací católico, mi padres católicos, estudié en escuela, colegio y universidad católicos, participaba activamente en las misas. Bautizado, hecho la Primera Comunión y Confirmación y con mucho orgullo.

Y como buen católico defendía a mi Iglesia como a mi propia madre. Siempre fui un fiel defensor de mi religión y siempre tuve un gran deseo por conocer más y más a Dios.

No me gustaba conversar con evangélicos o cualquier cristiano que no sea católico. Los veía como lobos vestidos de oveja, que lo único que querían es que yo salga de mi religión para unirme a la de ellos.

Pero en mi búsqueda de Dios, me molestaba que estos "hermanos separados" le alaben a "mi" Dios, y parecía que hasta sabían más que yo de "mi" Dios así que me propuse a leer lo equivocados que estaban ellos, y me dí cuenta, poco a poco, que el equivocado era yo. Fue muy duro para mi darme cuenta de esas cosas. Y no es que yo era un desconocedor de mi Fe, conocía muy bien mi Fe Católica, pero lo que sí quería, no era defender mi "verdad", sino fue encontrar la verdad de Dios, y aunque me duela buscar a Dios, y no solamente justificar lo que yo creía porque sí, porque así nací y punto.

Entiendo a cualquier católico que lea este artículo, se siente como si nada de esto fuera verdad, que es la mentira de los "hermanos separados". Pero... qué tal si lo fuera? que tal si la verdad no es la que nos enseñaron? que tal si la iglesia a la que tanto se ama está equivocada?

Solo recordemos que cuando Jesús predicaba, y cuando los primeros cristianos estaban predicando, los líderes judíos que no creían en Él, los llamaban separatistas, que era una secta. Y se molestaban cuando les escuchaban hablar cosas que no les gustaba. No es lo mismo ahora? No solo porque se diga que un grupo es una secta significa que es una secta. Puede que estemos juzgando mal como aquellos judíos.

Jesús reprendió a los judíos fariseos por aumentar sus tradiciones a la Palabra de Dios, eso es exactamente lo que hace la Iglesia Católica, pone a la tradición al mismo nivel que la Santa Palabra de Dios. Es el mismo error, pero lamentablemente ellos se oponían a aceptarlo, a siquiera solamente pensar en ello. Es lo mismo que pasa ahora.

Y no soy evangélico, ni protestante, ni testigo, ni adventista ni nada de ello, solo soy cristiano... cristiano a secas.

Y no estoy en contra de los católicos, cómo puedo estarlo si Jesús nos llamó a amarnos? si yo mismo fui católico?, pero sí estoy en contra de las enseñanzas que están lejos de Dios.

Católicos, yo sé que creen que están en la Iglesia única y verdadera, pero busquen a Dios y su verdad con corazón sincero, con el único fin de hallar al Dios de Abraham, Isaac y Jacob, al creador del mundo, al Padre de Nuestro Señor Jesús. Búsquenlo de todo corazón, sean objetivos al buscarlo, no solamente leyendo sobre lo que ustedes creen, no se olvide que hay dos caras en una moneda, hay varios puntos de vista sobre la historia cristiana, no solamente la que cuenta la Iglesia Católica.

Amigos protestantes, evangéligos, etc. lean más y más la Biblia, acérquense a Dios cada vez más, no se conformen solo con lo que reciben los domingos, y vivamos una vida santa, que agrade a Dios.

Enseñemos con amor, no caigamos en peleas infructuosas que no llevan a nada.

Excelente artículo!

Bendiciones a todos!

Pedro Torres Martinez dijo...

Mil gracias Lizard por el comentario. El mismo espíritu manifiesto. El hecho de que yo sea Adventista no me hace mejor que a un Evangélico, Bautista, Católico, Pentecostal. La salvación no depende de eso, sino de seguir fielmente a nuestro Salvador.

Efectivamente, los últimos artículos son centrados en temas relacionados con la iglesia tradicional, pero no desde un punto de vista "crítico constructivo", o al menos eso intento. Si uno mira el conjunto de los más de 250 estudios bíblicos que hay publicados en esta página, la gran mayoría habla del perdón de Dios, su restauración, etc. Ese es el gran punto, y el centro de estos últimos estudios no es demostrar "quién tiene razón o no", sino llevar a las personas a la fuente pura de verdad, la Palabra de Dios.

Gracias de nuevo. Sin duda compartiremos buenos ratos en el Reino de los Cielos. Bendiciones.