12.2 LA TRANSUBSTANCIACION

Descarga el estudio bíblico en PDF aquí.
 
INTRODUCCIÓN 

Con base en las palabras de Jesús, «Esto es mi cuerpo» y «Esta es mi Sangre», el Concilio de Trento (Sesión XIII, can. 2), excomulga a todos los que afirmen que en la Eucaristía queda la sustancia del pan y del vino juntamente con el cuerpo y la sangre de nuestro Señor Jesucristo, y nieguen la conversión de toda sustancia del pan en el cuerpo y del vino en la sangre, permaneciendo solamente las especies del pan y del vino, conversión a la que la Iglesia Católica llama Transubstanciación. Vamos a examinar esta doctrina a la luz de la Biblia Sagrada. 

1. RELACIÓN ENTRE CRISTO Y LA IGLESIA

1. Según el apóstol Pablo, ¿qué es Cristo en relación con el cuerpo de la Iglesia? 
Efesios 1:22, 23
"Y sometió todas las cosas bajo sus pies, y lo dio por cabeza sobre todas las cosas a la iglesia, la cual es su cuerpo, la plenitud de Aquel que todo lo llena en todo".
Efesios 4:15, 16
"Sino que siguiendo la verdad en amor, crezcamos en todo en aquel que es la cabeza, esto es, Cristo, de quien todo el cuerpo, bien concertado y unido entre sí por todas las coyunturas que se ayudan mutuamente, según la actividad propia de cada miembro, recibe su crecimiento para ir edificándose en amor".

2. Bajo la ilustración de un edificio, ¿cómo es la relación establecida tanto por Pablo como por el apóstol Pedro? 
Efesios 2:20, 22
"Edificados sobre el fundamento de los apóstoles y profetas, siendo la principal piedra del ángulo Jesucristo mismo, en quien vosotros también sois juntamente edificados para morada de Dios en el Espíritu."

Hechos 4:11, 12
"Este Jesús es la piedra reprobada por vosotros los edificadores, la cual ha venido a ser cabeza del ángulo. Y en ningún otro hay salvación; porque no hay otro nombre bajo el cielo, dado a los hombres, en que podamos ser salvos."

1 Pedro 2:4, 5
"Acercándoos a él, piedra viva, desechada ciertamente por los hombres, mas para Dios escogida y preciosa, vosotros también, como piedras vivas, sed edificados como casa espiritual y sacerdocio santo, para ofrecer sacrificios espirituales aceptables a Dios por medio de Jesucristo."

Nota: Jesús es la cabeza de la Iglesia, y ésta es su cuerpo. Evidentemente, la Iglesia no es el cuerpo literal, sino simbólico, al igual que Cristo es la cabeza simbólicamente, en el sentido de que es quien dirige. Por el mismo sentido se entiende que Cristo es la Roca, el fundamento de la Iglesia, no en un sentido literal, sino simbólico. De igual modo, los sacrificios que se nos exige como creyentes en el Nuevo Testamento son igualmente espirituales, simbólicos, no literales sacrificando a ningún animal ni realizando ningún sacrificio literal o ritual.

3. ¿Qué ilustraciones usó Jesús para realzar la relación existente entre él y su iglesia? 
a) El pastor y su rebaño. "Yo soy el buen pastor; y conozco mis ovejas, y las mías me conocen, así como el Padre me conoce, y yo conozco al Padre; y pongo mi vida por las ovejas. También tengo otras ovejas que no son de este redil; aquéllas también debo traer, y oirán mi voz; y habrá un rebaño, y un pastor." Juan 10:14-16. 

b) La vid y los pámpanos. "Yo soy la vid verdadera, y mi Padre es el labrador. Todo pámpano que en mí no lleva fruto, lo quitará; y todo aquel que lleva fruto, lo limpiará, para que lleve más fruto. Ya vosotros estáis limpios por la palabra que os he hablado. Permaneced en mí, y yo en vosotros. Como el pámpano no puede llevar fruto por sí mismo, si no permanece en la vid, así tampoco vosotros, si no permanecéis en mí. Yo soy la vid, vosotros los pámpanos; el que permanece en mí, y yo en él, éste lleva mucho fruto; porque separados de mí nada podéis hacer". Juan 15:1 - 5. 

c) El agua viva que mitiga la sed. "En el último y gran día de la fiesta, Jesús se puso en pie y alzó la voz, diciendo: Si alguno tiene sed, venga a mí y beba". Juan 7:37

d) El pan de vida. "Y Jesús les dijo: De cierto, de cierto os digo: No os dio Moisés el pan del cielo, mas mi Padre os da el verdadero pan del cielo. Porque el pan de Dios es aquel que descendió del cielo y da vida al mundo". Juan 6:32, 33. 

Nota: Vemos que Jesús se muestra de diferentes formas, la Cabeza, la Piedra, el Pastor, la Vid, el Agua viva, y el Pan de vida. En todo momento, usa símbolos que ilustran lo que Él es, y en ningún caso entendemos literalmente estos símbolos, esto incluye "el Pan de vida" entre el resto de ejemplos.

2. ILUSTRACION DEL PAN DE VIDA

1. Para mostrar que la aceptación de Cristo como Salvador es condición indispensable para obtener la vida eterna, ¿con qué palabras declaró él ser el pan de vida? Juan 6:35, 51.
"Jesús les dijo: Yo soy el pan de vida; el que a mí viene, nunca tendrá hambre; y el que en mí cree, no tendrá sed jamás […] Yo soy el pan vivo que descendió del cielo; si alguno comiere de este pan, vivirá para siempre; y el pan que yo daré es mi carne, la cual yo daré por la vida del mundo".

Nota: Evidentemente no se refería a que se le comiese literalmente, ni bebiese literalmente, aunque fuese declarado como "agua viva", sino a aceptar sus enseñanzas.

2. En relación con esa verdad, ¿qué dijo Jesús que necesitamos comer y beber? Juan 6:53-56. 
"Jesús les dijo: De cierto, de cierto os digo: Si no coméis la carne del Hijo del Hombre, y bebéis su sangre, no tenéis vida en vosotros. El que come mi carne y bebe mi sangre, tiene vida eterna; y yo le resucitaré en el día postrero. Porque mi carne es verdadera comida, y mi sangre es verdadera bebida. El que come mi carne y bebe mi sangre, en mí permanece, y yo en él."

Nota: Aparentemente, este texto parecería apoyar la substranciación, pero observemos lo que ocurrió tras los comentarios de Jesús y las explicaciones que él mismo añadió para aclarar el asunto.

3. ¿Qué comentarios originaron esas declaraciones? Juan 6:52, 60. 
"Entonces los judíos contendían entre sí, diciendo: ¿Cómo puede éste darnos a comer su carne? […] Al oírlas, muchos de sus discípulos dijeron: Dura es esta palabra; ¿quién la puede oír?"

4. ¿Cómo declaró Jesús que esas palabras no debían ser interpretadas literalmente? Juan 6:63. 
"El espíritu es el que da vida; la carne para nada aprovecha; las palabras que yo os he hablado son espíritu y son vida".

Nota: Jesús aclaró que no se trata de la carne física, sino a sus enseñanzas, "las palabras que yo os he hablado".

5. Cuando muchos discípulos abandonaron a Jesús, ¿qué preguntó Él a los doce? Juan 6:67. 
"Dijo entonces Jesús a los doce: ¿Queréis acaso iros también vosotros? "

6. Contestando en nombre de sus compañeros, ¿cómo afirmó Pedro su fe en Cristo como su Salvador personal? Juan 6:68, 69.
"Le respondió Simón Pedro: Señor, ¿a quién iremos? Tú tienes palabras de vida eterna. Y nosotros hemos creído y conocemos que tú eres el Cristo, el Hijo del Dios viviente."

Nota: Sus discípulos entendieron bien el significado simbólico de las palabras de Jesús, "Tú tienes palabras de vida eterna", es decir, aceptamos tus enseñanzas, "comemos" tu doctrina.

3. ILUSTRACION DRAMATICA DE LA MISMA VERDAD

1. Adaptándose a la tendencia psicológica humana para lo sensible y lo concreto, ¿qué ilustración dramática usó Jesús? Respuesta: La ceremonia de la Santa Cena.

2. Tomando el pan, rompiéndolo y repartiéndolo a sus discípulos, ¿qué dijo Jesús? 
1 Corintios 11:24
"Y habiendo dado gracias, lo partió, y dijo: Tomad, comed; esto es mi cuerpo que por vosotros es partido; haced esto en memoria de mí".

Mateo 26:26
"Y mientras comían, tomó Jesús el pan, y bendijo, y lo partió, y dio a sus discípulos, y dijo: Tomad, comed; esto es mi cuerpo".

Marcos 14:22
"Y mientras comían, Jesús tomó pan y bendijo, y lo partió y les dio, diciendo: Tomad, esto es mi cuerpo".

Lucas 22:19 
"Y tomó el pan y dio gracias, y lo partió y les dio, diciendo: Esto es mi cuerpo, que por vosotros es dado; haced esto en memoria de mí".

3. ¿Qué palabras dijo él cuando les dio o beber la copa de vino? 
1 Corintios 11:25
"Asimismo tomó también la copa, después de haber cenado, diciendo: Esta copa es el nuevo pacto en mi sangre; haced esto todas las veces que la bebiereis, en memoria de mí."

Mateo 26:27, 28
"Y tomando la copa, y habiendo dado gracias, les dio, diciendo: Bebed de ella todos; porque esto es mi sangre del nuevo pacto, que por muchos es derramada para remisión de los pecados".

Marcos 14:24
"Y les dijo: Esto es mi sangre del nuevo pacto, que por muchos es derramada".

Lucas 22:20
"De igual manera, después que hubo cenado, tomó la copa, diciendo: Esta copa es el nuevo pacto en mi sangre, que por vosotros se derrama".

4. ¿Con qué palabras terminó? 1 Corintios 11:26. 
"Así, pues, todas las veces que comiereis este pan, y bebiereis esta copa, la muerte del Señor anunciáis hasta que él venga".

4. USO METAFORICO DEL VERBO SER 

1. En el Antiguo Testamento, ¿hay algunos casos en los que el verbo ser establece entre los dos miembros de la proposición una identidad no esencial sino simbólica? Respuesta: Veamos varios ejemplos de ello:

a) «Las siete vacas hermosas siete años son.» Génesis 41:26. 
b) «Sol y escudo es Jehová Dios.» Salmo 84:11. 
c) «Lámpara es a mis pies tu Palabra» Salmo 119: 105.
d) «Tú eres aquella cabeza de oro». Daniel 2:38 (En referenia a Nabucodonosor y Babilonia en la estatua de Daniel 2).

2. ¿Habrá también en el Nuevo Testamento casos con este uso metafórico del verbo ser? Respuesta: Veamos varios ejemplos de ello:
a) «El campo es el mundo y la buena simiente son los hilos del reino, y la cizaño son los hijos del malo.» Mateo 13:38. 
b) «Yo soy la puerta de las ovejas» Juan 10:7. 
c) «Yo soy el camino» Juan 14:6. 
d) «Yo soy la vid verdadera» Juan 15:1. 
e) «Yo soy la luz del mundo» Juan 8:12. 
f) «Yo soy el pan de vida» Juan 6:35. 
g) «Este vaso es el nuevo pacto en mi sangre» Lucas 22:20. 

Nota: Jesús constantemente usaba ejemplos ilustrativos para enseñar y explicar el conocimiento que deseaba transmitir a los demás. Si no hay que entender literalmente ninguno de los casos anteriores, tampoco se puede aplicar al caso de los emblemas de la Comunión, Santa Cena o Eucaristía.

3. En realidad, ¿qué es comido y bebido en la ceremonia de la Santa Cena? 
1 Corintios 11:26
"Así, pues, todas las veces que comiereis este pan, y bebiereis esta copa, la muerte del Señor anunciáis hasta que él venga".

Mateo 26:29. 
"Y os digo que desde ahora no beberé más de este fruto de la vid, hasta aquel día en que lo beba nuevo con vosotros en el reino de mi Padre".

Nota: Observemos que, en caso de haber ocurrido el "milagro de la transubstanciación", no cabría decir "cada vez que comiéreis de este pan...". De haber una transubstanciación, Pablo habría dicho, "todas las veces que comiéreis de esta carne...". Luego queda claro para el apóstol Pablo que el pan, sigue siendo pan después de la bendición, es, por lo tanto un símbolo.

Por otro lado, Jesús afirmó no volver a beber mosto (fruto de la vid) hasta que regrese a por sus hijos e hijas. Entiende en todo momento que el vino (nuevo, sin alcohol) es eso, y no sangre literalmente.

4. ¿Qué lenguaje de Pablo muestra que tanto en la mesa del Señor como en la mesa de los demonios, no se trata de una recepción literal, ya sea de Cristo, sea de los demonios? 1 Corintios 10:16-21
"La copa de bendición que bendecimos, ¿no es la comunión de la sangre de Cristo? El pan que partimos, ¿no es la comunión del cuerpo de Cristo? Siendo uno solo el pan, nosotros, con ser muchos, somos un cuerpo; pues todos participamos de aquel mismo pan. Mirad a Israel según la carne; los que comen de los sacrificios, ¿no son partícipes del altar? ¿Qué digo, pues? ¿Que el ídolo es algo, o que sea algo lo que se sacrifica a los ídolos? Antes digo que lo que los gentiles sacrifican, a los demonios lo sacrifican, y no a Dios; y no quiero que vosotros os hagáis partícipes con los demonios. No podéis beber la copa del Señor, y la copa de los demonios; no podéis participar de la mesa del Señor, y de la mesa de los demonios."

Nota: Destaca la idea de que para Pablo el pan sigue siendo pan, símbolo de la participación de los méritos de Cristo, y lo compara con los israelitas que, al comer del sacrificio, participan del altar. El cordero pascual del Antiguo Testamento era un símbolo, al igual que el pan en el Nuevo Testamento también lo es. Participar erróneamente de estos emblemas conlleva una responsabilidad para el creyente, tal y como acaba indicando Pablo.

5. TESTIMONIO DE LA IGLESIA PRIMITIVA 

1. ¿Cómo escribe Tertuliano, en el siglo II? Respuesta: «Dios así reveló en el Evangelio, llamando al pan su cuerpo, a fin de que por ello entiendas que él dio al pan el ser, figura de su cuerpo.» (Adversus Marcionem, III, 19).

2. ¿Qué escribió Eusebio de Cesarea, en el siglo IV? Respuesta: «No creáis que yo hablo de la carne de la que estoy revestido, como si tuvierais necesidad de comer. No pensáis que os prescribo beber mi sangre sensible y corporal. Sabéis perfectamente que mis palabras son espíritu y vida.» (De Ecclesiastica Theología, II, 12.) 

3. En el mismo siglo, ¿qué escribió Cirilo de Jerusalén? Respuesta: «Participemos con toda confianza como si fuera el cuerpo y sangre de Cristo, porque en el símbolo del pan te es dado el cuerpo y en el símbolo del vino te es dada la sangre de Cristo.» (Catecheses Mystogogicos, III, 3). 
------------ 
Estudio anterior: 12.1. El Sacrificio de la Misa
Siguiente estudio: 12.3 La transubstanciación
Volver al índice
 ------------ 
Si tiene alguna consulta, contacte a  Pr. Pedro Torres
------------ 
Descarga el estudio bíblico en PDF aquí.