12.1 El Sacrificio de la Misa

Descarga el estudio bíblico en PDF aquí.
 
INTRODUCCIÓN 

Según el Concilio de Trento (Sesión 22, cap. 2), «en el sacrificio de a misa se contiene y se inmola incruentamente el mismo Cristo que en el altar de la cruz se ofreció a sí mismo de una forma cruenta... Este sacrificio es ofrecido, no solamente por los pecados, penas, satisfacciones y otras necesidades de los vivos, sino también por los difuntos en Cristo que aún no han sido completamente purificados». ¿Será bíblica esta enseñanza? 

1. LA SANTA CENA Y LA CENA PASCUAL 

1. Antes de lo liberación del cautiverio de Egipto, ¿qué ceremonia fue instituida? Éxodo 12:27. 
"vosotros responderéis: Es la víctima de la pascua de Jehová, el cual pasó por encima de las casas de los hijos de Israel en Egipto, cuando hirió a los egipcios, y libró nuestras casas. Entonces el pueblo se inclinó y adoró." 

Nota: La celebración de la Santa Cena, o Eucaristía o Comunión, Jesús la instauró en el contexto de la Pascua judía. Para entender mejor esta ceremonia, debemos acudir a su origen, cuando fue instituida por Dios, para entender mejor lo que luego hizo Jesús en ella transformándola en la Comunión, o Eucaristía o Santa cena.

2. ¿Qué elementos materiales fueron empleados en la Cena Pascual? Éxodo 12:3, 8. 
"Hablad a toda la congregación de Israel, diciendo: En el diez de este mes tómese cada uno un cordero según las familias de los padres, un cordero por familia. […] Y aquella noche comerán la carne asada al fuego, y panes sin levadura; con hierbas amargas lo comerán."

3. Antes de instituir la Santa Cena, ¿qué dijo Jesús? Lucas 22:15, 16. 
"Y les dijo: ¡Cuánto he deseado comer con vosotros esta pascua antes que padezca! Porque os digo que no la comeré más, hasta que se cumpla en el reino de Dios". 

Nota: Jesús es el Cordero pascual, el quien se ofreció a sí mismo por nosotros para nuestra liberación. El cordero de pascua que se sacrificaba en el antiguo Israel era símbolo de Aquél Cordero que tenía que venir, para dar su vida por muchos y liberarlos de la esclavitud del pecado, así como aquél cordero simbólico se ofrecía en ocasión de la liberación de Israel de la esclavitud de Egipto.

4. ¿Qué elementos materiales empleó él? Lucas 22:19, 20. 
"Y tomó el pan y dio gracias, y lo partió y les dio, diciendo: Esto es mi cuerpo, que por vosotros es dado; haced esto en memoria de mí. De igual manera, después que hubo cenado, tomó la copa, diciendo: Esta copa es el nuevo pacto en mi sangre, que por vosotros se derrama. 

Nota: Jesús partió el pan, y distribuyó el vino (sin alcohol, véase el estudio sobre el vino en la Biblia) entre los participantes, después de haber lavado sus pies (ver estudio sobre Santa Cena). Todos participaron de los dos emblemas, pan y vino.

5. ¿Cómo llama el apóstol Pablo a Jesucristo? 1 Corintios 5:7.
"Limpiaos, pues, de la vieja levadura, para que seáis nueva masa, sin levadura como sois; porque nuestra pascua, que es Cristo, ya fue sacrificada por nosotros".

2. NATURALEZA DE LA CEREMONIA PASCUAL 

1. Según el Talmud, ¿qué decía el rabí Gamaliel, a cuyos pies aprendió el apóstol Pablo, acerca del carácter simbólico de la Pascua? 
Respuesta: «Todo aquel que no sepa explicar tres cosas en la Pascua, no ha cumplido su deber. Estas tres cosas son: el cordero pascual, los panes sin levadura y las hierbas amargas. El cordero pascual significa que Dios pasó (sin dañarlas) por las casas de nuestros padres, asperjadas con sangre; los panes sin levadura significan que nuestros padres fueron libertados de Egipto (aprisa); las hierbas amargas significan que los egipcios volvieron amarga la vida de nuestros padres en Egipto.» (Mishna, Pes. 10:4.) 

2. Además de dramatizar la liberación del cautiverio de Egipto, ¿cómo era tomada personalmente esa liberación? Respuesta: «Es necesario que a través de todas las generaciones, cada israelita sepa que fue salvado de la esclavitud de Egipto.» (Mishna, ibíd.) 

3. Según una fórmula muy antigua, ¿cómo se llamaba el pan pascual? Respuesta: «Esto es el pan de la aflicción que nuestros padres comieron cuando salieron del país de Egipto» (Apud E. J. Leenhardt, Ceci est mon corps, París, 1954, pág. 29.) 

4. Todavía hoy, entre algunos judíos, ¿qué palabras dice el jefe de familia en esta ceremonia al repar tir el cordero? Respuesta: «Tomad, comed, porque esta es la Pascua del Señor.» (Samuel Vila, A las Fuentes del Cristianismo, 3ª edición, Chicago. 1951, Pág. 43.) 

3. NATURALEZA DE LA CEREMONIA DE LA SANTA CENA 

1. En la Santa Cena, ¿qué adorable persona se recuerda? 
Lucas 22:19
"Y tomó el pan y dio gracias, y lo partió y les dio, diciendo: Esto es mi cuerpo, que por vosotros es dado; haced esto en memoria de mí."

Nota: es importante ver que el pan era partido, simbolizando el quebrantamiento y sufrimiento de Cristo en su sacrificio expiatorio por nosotros.

1 Corintios 11:25
"Asimismo tomó también la copa, después de haber cenado, diciendo: Esta copa es el nuevo pacto en mi sangre; haced esto todas las veces que la bebiereis, en memoria de mí."

Nota: De nuevo se insiste en que el creyente, todo participante, debe participar de ambos emblemas, tanto del pan sin levadura (símbolo de pureza, de ausencia de pecado en Cristo), como del vino (sin alcohol, sin fermentar, símbolo igualmente de pureza de Cristo).

2. En su carácter simbólico, ¿qué anuncia la Santa Cena? 1 Corintios 11:26. 
"Así, pues, todas las veces que comiereis este pan, y bebiereis esta copa, la muerte del Señor anunciáis hasta que él venga".

Nota: La Eucaristía, o Comunión, o Santa Cena. dependiendo de la denominación que la celebre, la llama de una manera o de otra, la Misa, en definitiva, además de hacer participar al creyente de todos los emblemas, no solo de parte de ellos, debería recordar dos aspectos importantes, 1) el sacrificio de Jesús en la cruz, y 2) la esperanza de la Segunda Venida de Jesús.
3. ¿Hasta qué punto nos pone esta ceremonia en contacto con el Salvador? 1 Corintios 10:16. 
"La copa de bendición que bendecimos, ¿no es la comunión de la sangre de Cristo? El pan que partimos, ¿no es la comunión del cuerpo de Cristo?"

Nota: Véase la insistencia constante en la partición del pan. En la iglesia primitiva se celebraba de esa manera, la correcta según la Biblia. Por otro lado, el participar de esos emblemas simbólicos, nos recuerdan que estamos en comunión íntima con nuestro Dios, leyendo su Palabra y orando, gracias a que la separación que había entre Dios y los hombres fue salvada por la muerte de Jesús en la cruz.

4. ¿Qué palabras de Pablo muestran que no se trata de una comunión material, sino espiritual? 1 Corintios 10:21.
"No podéis beber la copa del Señor, y la copa de los demonios; no podéis participar de la mesa del Señor, y de la mesa de los demonios."

Nota: La doctrina católica sostiene que se realiza el milagro de la transubstanciación, de lo que hablaremos en el próximo estudio con más detenimiento. En este texto se entiende ya de antemano que se trata de una simbología y no de convertir la hostia en la carne y sangre literales de Cristo, de lo contrario, no habría posibilidad alguna de beber de la mesa de los demonios. Se trata entonces de entender a quién representa, y no de "en qué se convierte".

4. EL SACRIFICIO DE JESUS OFRECIDO UNA VEZ PARA SIEMPRE 

1. ¿Cuántas veces necesitó Cristo padecer por nuestros pecados? 1 Pedro 3:18 
"Porque también Cristo padeció una sola vez por los pecados, el justo por los injustos, para llevarnos a Dios, siendo a la verdad muerto en la carne, pero vivificado en espíritu".

Nota: La palabra griega es hápax: una vez para siempre. Cristo se sacrificó una vez, no hay necesidad de repetir el sacrificio nuevamente, no es bíblio. La Comunión debería recordar simbólicamente que estamos en comunión, en paz, con el Señor, y no repetir un sacrificio. Por ese motivo, por la creencia de que se realiza un sacrificio en la Misa, se precisa la presencia de un sacerdote, para realizar el sacrificio, mientras que bíblicamente ya no hay más sacrificio que ofrecer.

2. ¿Cuántas veces necesitó él ofrecerse a sí mismo? Hebreos 7:26, 27 
"Porque tal sumo sacerdote nos convenía: santo, inocente, sin mancha, apartado de los pecadores, y hecho más sublime que los cielos; que no tiene necesidad cada día, como aquellos sumos sacerdotes, de ofrecer primero sacrificios por sus propios pecados, y luego por los del pueblo; porque esto lo hizo una vez para siempre, ofreciéndose a sí mismo."

Nota: De nuevo aparece la palabra griega hápax. Jesús se ofreció en sacrificio UNA sola vez y para siempre, no hay necesidad de volver a repetir su sacrificio, y menos a manos humanas.

3. Después de la muerte de Cristo, ¿habrá lugar para otra ofrenda? Hebreos 10:18.
"Pues donde hay remisión de éstos [pecados], no hay más ofrenda por el pecado."

Nota: Cristo ya se sacrificó una vez y para siempre por nuestros pecados. Cada vez que pedimos perdón a Dios, Jesús, nuestro intercesor ofrece su sacrificio en nuestro favor, no es necesario volver a repetir ningún sacrificio (ofrenda) para volver a redimir al pecador por nuevos pecados que haya cometido. El sacrificio de Jesús en la cruz fue suficiente para cubrir todos los pecados confesados a lo largo de la historia.

5. FALSA APLICACION DE LA CEREMONIA INSTITUIDA POR JESUS 

1. Al ser ofrecida una misa en favor de los difuntos, ¿están ellos conscientes para poderse beneficiar? Isaías 38:18, 19. 
"Porque el Seol no te exaltará, ni te alabará la muerte; ni los que descienden al sepulcro esperarán tu verdad. El que vive, el que vive, éste te dará alabanza, como yo hoy; el padre hará notoria tu verdad a los hijos."

Nota: Según la enseñanza bíblica sobre el estado de los muertos, ya no tienen oportunidad de arrepentirse de nada, pues en la tumba, no hay conocimiento del bien y del mal, es un estado inconsciente, a la espera del día de la resurrección y del juicio.

2. Aunque estuvieran conscientes, ¿podrían ellos beneficiarse de los sufragios de sus parientes o amigos vivos? 
2 Corintios 6:2
"En tiempo aceptable te he oído, Y en día de salvación te he socorrido. m He aquí ahora el tiempo aceptable; he aquí ahora el día de salvación".

Nota: El tiempo aceptable es el tiempo en el que estamos vivos, en el que aún no ha llegado el descanso de la muerte y podemos cambiar nuestra vida, aceptar a Dios.

Ezequiel 14:14, 16, 18. 
"Si estuviesen en medio de ella estos tres varones, Noé, Daniel y Job, ellos por su justicia librarían únicamente sus propias vidas, dice Jehová el Señor. […] y estos tres varones estuviesen en medio de ella, vivo yo, dice Jehová el Señor, ni a sus hijos ni a sus hijas librarían; ellos solos serían librados, y la tierra quedaría desolada […]  y estos tres varones estuviesen en medio de ella, vivo yo, dice Jehová el Señor, no librarían a sus hijos ni a sus hijas; ellos solos serían librados."

Nota: Fíjese como la Biblia, en muchos lugares indica que cada uno es responsable de su propia vida, de su justicia, no puede ser librados de la culpa por medio de ningún familiar ni ningún tercero. Cada uno es responsable de sí mismo delante del Señor. Resulta, por lo tanto, inútil y sin apoyo bíblico, ofrecer misa por el alma de un fallecido.

3. A propósito de oraciones a favor de los muertos, ¿cómo devoraban los escribas y fariseos las casas de las viudas? Mateo 23:14. 
Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! porque devoráis las casas de las viudas, y como pretexto hacéis largas oraciones; por esto recibiréis mayor condenación!"

Nota: Además de carecer de fundamento bíblico, es conocida la práctica de cobrar por las misas de difuntos del mes, de los seis meses, del año, etc. Esa práctica fue condenada por el propio Señor Jesús.

4. ¿Qué palabras del apóstol Pedro se pueden aplicar al negocio hecho a través de misas por las almas de los muertos? 2 Pedro 2:3 pp.
"Y por avaricia harán mercadería de vosotros con palabras fingidas. Sobre los tales ya de largo tiempo la condenación no se tarda, y su perdición no se duerme."
------------ 
Estudio anterior: 11.3 El hogar cristiano
Siguiente estudio: 12.2 La transubstanciación
Volver al índice
 ------------ 
Si tiene alguna consulta, contacte a Pr. Pedro Torres.
------------ 
Descarga el estudio bíblico en PDF aquí.