TEMA 11: "EL CUARTO MANDAMIENTO: EL SÁBADO"

INTRODUCCIÓN
1. Si la ley de Dios expresada en los diez mandamientos o principios son tan eternos como el mismo Dios y siguen estando vigentes en la actualidad para todo cristiano, tal y como vimos en el anterior estudio, el sábado, cuarto mandamiento de esta ley santa justa y buena, también sigue estando vigente.
2. El cuarto mandamiento no está restringido a los judíos. Los cristianos tienen, de hecho, más razones para guardar el sábado que los mismos judíos.

I. EL CUARTO MANDAMIENTO.
1. ¿Qué dice el cuarto mandamiento? Éxodo 20:8-11.
2. ¿Qué se dice del carácter espiritual de la observancia del cuarto mandamiento? Isaías 58:13, 14.
3. ¿Cuándo empieza y cuando termina el sábado? Levítico 23:32.

II. EL SÁBADO NO ES UN DIA JUDAICO.
1. Dos mil años antes de Abraham, antepasado de los judíos, ¿qué dice la Escritura acerca del sábado? Génesis 2:1-3.
2. En la travesía por el desierto, antes de que el Decálogo fuera promulgado desde el Sinaí, ¿qué día era considerado pro Dios como santo? Éxodo 16:22-26.
3. ¿El sábado sería sólo para los judíos o también para los otros pueblos? Isaías 56:2; Génesis 2:1-3.
Nota: Ni Adán ni Eva eran judíos, y a ellos se les concedió el sábado como un regalo.
4. ¿Para quién fue hecho el sábado? Marcos 2:27.

III. JESÚS Y EL SÁBADO.
1. ¿Cuál era la costumbre de Jesús? Lucas 4:16.
2. ¿Qué dijo Jesús acerca de la verdadera observancia del sábado? Mateo 12:11, 12.
Nota: Las curaciones de Jesús en el día del sábado no suponían ninguna trasgresión a la santidad del cuarto mandamiento, ya que, tal y como dice la Escritura, Jesús jamás pecó. Jesús estaba mostrando a los estrechos fariseos, saduceos y maestros de la Ley su visión limitada del sábado, así como su falta de caridad y compasión por los más débiles. Jesús no dejó nunca de ayudar y sanar al enfermo, y el sábado, un día de alegría, liberación y adoración, suponía una oportunidad única para mostrar la excelencia de este día tan especial.
3. ¿Vino Jesús para abrogar o abolir la Ley, de la cual el sábado forma parte? Mateo 5:17.
4. Jesucristo, ¿dé qué día es Señor? Marcos 2:28.
5. ¿Cuál debe ser la actitud del cristiano? 1ª Juan 2:6.
6. Hasta la muerte de Jesús, ¿cómo guardaron sus discípulos el sábado? Lucas 23:55, 56.

IV. LOS PRIMEROS CRISTIANOS Y EL SÁBADO.
1. Según el Nuevo Testamento, ¿cuál es el día que precede inmediatamente al primer día de la semana? Mateo 28:1.
2. Unos 15 años después de la muerte de Jesús, ¿qué hicieron Pablo y Bernabé en un día de sábado? Hechos. 13:14, 15.
3. El sábado siguiente, no ya a los judíos en la sinagoga, sino a los gentiles, ¿qué hicieron Pablo y Bernabé? Hechos 13:44.
4. Casi 20 años después de la muerte de Jesús, ¿cómo era guardado aún el sábado? Hechos 16:13.
5. En ocasión de la destrucción de Jerusalén, qué ocurrió el año 70, cerca de 40 años después de la muerte de Jesús, ¿cómo sería guardado el sábado por los cristianos? Mateo 24:20.
Nota: Las palabras “ni en día de Sábado” “suponen los primeros cristianos aún fieles a la Ley, como era el caso” (Padre M. J. Lagrange, Evangile selon Matthieu, p. 462).

V. EL SÁBADO ES UN DÍA CRISTIANO.
1. ¿Qué nos recuerda el sábado? Éxodo 20:11.
2. Si el sábado nos recuerda al Creador, ¿por qué tienen los cristianos más razón para guardarlo que los judíos? Juan 1:3; Colosenses 1:16; Hebreos 1:1, 2.
3. ¿Qué más nos recuerda el sábado? Éxodo 31:13; Ezequiel 20:12.
4. Si el sábado nos recuerda al Dios que nos santifica, ¿por qué, de nuevo, tienen más motivos los cristianos para guardarlo que los judíos? 1ª Corintios 1:30.
5. ¿Qué día será guardado en la Tierra Nueva? Isaías 66:22, 23.

CONCLUSIÓN
1. ¿Con qué palabras establece Jesús la necesidad de obediencia a todos los mandamientos? Mateo 5:17-19.
2. ¿Qué promesa es hecha a aquellos que han sido fieles en lo muy poco? Mateo 25:23.
Nota: No podemos decir que el sábado entre en la categoría de “mandamiento muy pequeño”. Los diez mandamientos son igual de importantes. Eran los rabinos que habían introducido reglamentaciones de factura humana según las cuales una reglamentación podía invalidar un principio de la ley (véase Mr. 7:11-13, 7). Jesús, refutando con argumentos que los rabinos conocían, estaba declarando que en el caso de la ley moral o de los diez mandamientos no había excepción alguna. Hoy, podemos decir, que aunque el cuarto mandamiento o el sábado sea considerado muy “pequeño” por una gran parte de la cristiandad, la visión de Dios es totalmente diferente. No olvidemos que Jesús dice que aquel que menosprecie (quebrante) uno de los mandamientos y así lo enseñe, “muy pequeño será llamado en el reino de los cielos” (Mt. 5:19), en el sentido de no ser digno del reino de los cielos. Por el contrario, cualquiera que guarde la ley de los diez mandamientos y los enseñe “será llamado grande en el reino de los cielos”.
3. ¿Qué admonición inspirada salió de los labios del apóstol Pedro? Hechos 5:29.
4. ¿Qué promesa se ofrece al obediente? Apocalipsis 22:14.