Cómo hablar con Dios

DESCARGA ESTE ESTUDIO BÍBLICO EN PDF AQUÍ.

Buenas Nuevas de Jesús, con amor
Guía de estudio nº 15

Cómo hablar con Dios

“Siento como si estuviera al teléfono, pero no hubiera nadie al otro lado de la línea.”

“Es como si mis oraciones no atravesaran la propia barrera de mi pensamiento.”

“¿De qué sirve que ore, puesto que Dios conoce de sobra mis necesidades?”

“He probado a orar, y no he obtenido respuesta. No ha funcionado.”

Las anteriores son unas pocas de las variadas quejas que muchos formulan a propósito de la oración. Pero muchos otros hacen comentarios como los que siguen:

“Sé que Dios oye mis oraciones, y confío plenamente en que él responde.”

“El Señor jamás me ha abandonado.”

“Cuando le he pedido en sinceridad y devoción, el Señor siempre me ha respondido.”

“De no ser por la oración, hoy no estaría vivo.”

Conocemos el caso de una joven que se sentía sin esperanza ni consuelo, cuando alguien le sugirió que se aferrara al Señor, y pronunciara de corazón la sencilla oración que él enseñó. En menos de 24 horas había dado con un curso bíblico que encendió en ella una fe viviente que cambió su vida, llenándola de significado, y proporcionándole paz y alegría interiores. Hoy es feliz, y está convencida de la eficacia de la oración sincera y humilde. Como infinidad de fenómenos y leyes en la naturaleza, no es posible comprender su modo de acción, pero FUNCIONA. Es una realidad, y se pueden apreciar sus efectos.

No concluyas que la oración es ineficaz, antes de haber seguido las instrucciones contenidas en la Biblia. Aprender a conversar con Dios y a reconocer sus respuestas, es la habilidad más importante de cuantas puedas adquirir. ¡No hay mejor medicina! Si aprendes a orar, nunca caerás en la desesperación, nunca sucumbirás a la angustia, ni a ningún otro pozo sin fondo.

Conoce a Dios

1. Lee Hebreos 11:6, y responde a estas preguntas:

(1) Para acudir a Dios, ¿qué es imprescindible que creas?
RESPUESTA: “Es necesario que el que se acerca a Dios crea que ___ ________...”

(2) Además de creer que Dios existe, ¿qué has de creer sobre su carácter?
RESPUESTA:
“...y que ____________ a los que ___ ________.”

Nota: Nunca llamarías a un número de teléfono, a menos que esperes encontrar alguien con quien comunicarte. Si crees que Dios existe, y que recompensa a aquellos que lo buscan, estás en disposición de hablar con él y de saber que él te escucha.

2. ¿Cuán deseoso está nuestro Padre celestial de darnos lo que necesitamos? Mateo 7:9-11
RESPUESTA:
“Si vosotros, siendo malos, sabéis dar _______ ______ a vuestros hijos, ¿cuánto más vuestro Padre que está en los cielos dará _______ ______ a los que ___ ______?”

3. ¿Cómo puedes saber si Dios va a oírte? Juan 9:31
RESPUESTA: “Dios no oye a los pecadores, pero si alguno es __________ ___ _____ y hace ___ __________, a ese oye.”

Nota: Si Dios no oyera nunca a los pecadores, no tendríamos esperanza, pues pecadores lo somos todos. Pero él oye a quien lo busca sinceramente para obtener perdón. “Todo aquel que invoque el nombre del Señor, será salvo” (Romanos 13:10). Aquel hombre que oró diciendo: “Dios, se propicio a mí, pecador” fue oído y perdonado (Lucas 18:13 y 14).

¡Jamás te alejes del Señor porque sientas que eres un pecador! No importa lo pecador que te sientas, ve a él tal como estás. No esperes a limpiarte primero. No puedes limpiarte. Cae sobre tus rodillas y dile: “Dios, sé propicio a mí, pecador. Vengo a ti porque tú me has invitado a hacerlo, porque tú eres mi Salvador.”

4. ¿Hay un lugar ideal para orar? Mateo 6:6
RESPUESTA: “Cuando ores, entra en ___ ______, cierra ___ ______ y ora a tu Padre...”

Nota: Jesús se retiró a menudo a los bosques y montañas para orar (Lucas 6:12; Marcos 1:35). Quería estar a solas con su Padre, a fin de que ningún oído curioso oyera su conversación. Para muchos de nosotros hoy, es difícil tener al alcance un lugar retirado como ese, sin embargo solemos poder encontrar algún “cuarto” del que podamos cerrar “la puerta” en procura de unos momentos de tranquila comunión con Dios. Si deseas esos momentos, ¡los encontrarás!

5. Lee Mateo 6:7 y 8, y marca cuál de las dos afirmaciones te parece la correcta:
( ) La oración es abrir el corazón a Dios como a un amigo, como a un Padre amante, en palabras sencillas y espontáneas.

( ) La única oración que puede agradar a Dios es aquella que es elevada en absoluta corrección formal, que repita fórmulas y expresiones que sólo los expertos son capaces de articular.

6. Necesitamos comprender una promesa que hizo Jesús. Lee Juan 15:4-7 y rellena los espacios:

(1) CONDICIÓN:
“Permaneced en mí, y yo en vosotros”, significa: “Mis __________ permanecen en vosotros” (compara el versículo 4 con el 7).

(2) RESULTADO: “Pedid _____ lo que queráis, y ___ _____ ______.”

7. ¿Significa que podemos pedir cualquier cosa que egoístamente codiciemos? Juan 14:14
RESPUESTA:
“Si algo pedís ___ ___ ______, yo lo haré.”

Nota: Supón que eres funcionario de una gran compañía. Se te hace el encargo de ir al banco para retirar 500,000 dólares para pagar el salario a los empleados. Rellenas la petición en nombre de la compañía que representas, y el banco te transfiere sin vacilación la cantidad, porque sabe cuál es el legítimo destino de ese pago. Si hubieras pedido ese dinero bajo tu propio nombre, no habrías obtenido nada. Así, orar “en nombre de Jesús”, no es ninguna fórmula mágica, sino que es pedir algo para emplearlo en su obra de salvar el mundo.

8. ¿Cuál es el secreto de la oración eficaz? Isaías 58:6-9
RESPUESTA:
“Que compartas tu pan con el hambriento, que a los pobres errantes albergues en casa, que cuando veas al desnudo lo cubras y que no te escondas de tu hermano... Entonces ___________, y ___ _____ Jehová; __________, y _____ él: ‘¡Heme aquí!’...”

Principios sencillos que todos pueden aprender

9. ¿Conoces la oración del Señor? Mateo 6:9-13

(1) ¿A quién ha de dirigirse la oración?
RESPUESTA:
____________________.

(2) ¿Qué viene primero, nuestra petición de cosas que necesitamos, o nuestra petición de que el Señor reciba su recompensa?
RESPUESTA:
“Venga ___ ______. Hágase tu __________, como en el cielo...”

(3) ¿Crees que la expresión “nuestro pan cotidiano” incluye otras necesidades, tales como el vestido y la habitación?
RESPUESTA:
______.

(4) ¿Quién puede limitar la forma en que Dios perdona nuestras deudas?
RESPUESTA:
“Como también __________ ___________ a nuestros deudores.”

(5) ¿En nombre de quién oramos? Juan 15:16
RESPUESTA:
“Para que todo lo que pidáis al Padre ___ ___ _______, él os lo de.”

Nota: “El Señor Jesús decía: ‘Pediréis en mi nombre; y no os digo que yo rogaré al Padre por vosotros; porque el Padre mismo os ama.’ ‘Yo os elegí a vosotros... para que todo cuanto pidiereis al Padre en mi nombre, él os lo de.’ (Juan 16:26 y 27; 15:16). Orar en el nombre del Señor Jesús es más que hacer simplemente mención de su nombre al principio y al fin de la oración. Es orar con el espíritu y los sentimientos de él, creyendo en sus promesas, confiando en su gracia y haciendo sus obras.” (El Camino a Cristo, p. 101)

10. En ocasiones, Dios está dispuesto a darnos algo, mientras que nosotros no estamos dispuestos a recibirlo. ¿Qué condiciones contiene la promesa de que “cualquier cosa que pidamos la recibiremos de él”? 1 Juan 3:21, 22 y 23

(1) “__________ sus mandamientos y ________ ___ ______ que son agradables dela-nte de él.”

(2) “que creamos en ___ _______ ___ su Hijo.”

(3) “y nos _______ unos a otros como nos lo ha mandado.”

¿Podemos malograr nuestras oraciones?

11. Si rehusamos pertinaz y despectivamente obedecer al Señor, ¿qué sucederá con nuestras oraciones? Proverbios 28:9

RESPUESTA:
“El que aparta su oído para no oír la Ley, hasta su oración es _____________.”

12. ¿Por qué, en algunas ocasiones, nuestras oraciones son respondidas negativamente? 1 Juan 5:14 y 15
RESPUESTA: “Esta es la __________ que tenemos en él, que si pedimos alguna cosa __________ __ ___ voluntad, él nos oye. Y si sabemos que él nos oye en cualquiera cosa que pedimos, sabemos que tenemos las peticiones que le hayamos hecho.”

Nota: David declaró por inspiración, que Dios “no quitará el bien a los que andan en integridad.” (Sal. 84:11). Ningún padre que sea sabio y ame a su hijito le dará un cuchillo afilado para que juegue con él, por la sola razón de que este se lo pidió. Nunca olvides que, por más años que cumplas y experiencia que adquieras, serás siempre como un niño en lo referente a comprender qué será lo mejor para ti en el futuro.

“Cuando no recibimos precisamente y al instante las cosas que pedimos, debemos seguir creyendo que el Señor oye y que contestará nuestras oraciones. Somos tan cortos de vista y propensos a errar, que algunas veces pedimos cosas que no serían una bendición para nosotros, y nuestro Padre celestial contesta con amor nuestras oraciones dándonos aquello que es para nuestro más alto bien, aquello que nosotros mismos desearíamos si, alumbrados de celestial saber, pudiéramos ver todas las cosas como realmente son.” (El Camino a Cristo, p. 96).

13. ¿Qué tipos de oración elevó Jesús? Hebreos 5:7 y 8; Mateo 27:45 y 46
RESPUESTA:
“...ofreció ruegos y súplicas ____ _____ _______ y __________ al que lo podía librar de la muerte...”; “Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has _____________?”

Nota: En la cruz, Jesús se sintió desamparado de su Padre. En aquella hora tenebrosa, apuró la copa de nuestro sufrimiento humano hasta su máxima expresión.

“Entre las terribles tinieblas, aparentemente abandonado de Dios, Cristo había apurado las últimas heces de la copa de la desgracia humana. En esas terribles horas había confiado en la evidencia que antes recibiera de que era aceptado de su Padre. Conocía el carácter de su Padre; comprendía su justicia, su misericordia y su gran amor. Por la fe, confió en Aquel a quien había sido siempre su placer obedecer. Y mientras, sumiso, se confiaba a Dios, desapareció la sensación de haber perdido el favor de su Padre. Por la fe, Cristo venció.” (El Deseado de todas las gentes, p. 704).

“Echad toda vuestra ansiedad sobre él, porque él tiene cuidado de vosotros.” 1 Pedro 5:7
“Cuando Jesús estuvo sobre la tierra, enseñó a sus discípulos a orar. Les enseñó a presentar a Dios sus necesidades diarias y a confiarle toda su solicitud. Y la seguridad que les dio de que sus oraciones serían oídas nos es dada también a nosotros.” (El Camino a Cristo, p. 93)

“Presentad a Dios vuestras necesidades, gozos, tristezas, cuidados y temores. No podéis agobiarlo ni cansarlo. El que tiene contados los cabellos de vuestra cabeza, no es indiferente a las necesidades de sus hijos. ‘Porque el Señor es muy misericordioso y compasivo’ (Santiago 5:11). Su amoroso corazón se conmueve por nuestras tristezas y aún por nuestra presentación de ellas. Llevadle todo lo que confunda vuestra mente. Ninguna cosa es demasiado grande para que él no la pueda soportar; él sostiene los mundos y gobierna todos los asuntos del universo. Ninguna cosa que de alguna manera afecte nuestra paz es tan pequeña que él no la note. No hay en nuestra experiencia ningún pasaje tan oscuro que él no pueda leer, ni perplejidad tan grande que él no pueda desenredar. Ninguna calamidad puede acaecer al más pequeño de sus hijos, ninguna ansiedad puede asaltar el alma, ningún gozo alegrar, ninguna oración sincera escaparse de los labios, sin que el Padre celestial esté al tanto de ello, sin que tome en ello un interés inmediato. Él "sana a los quebrantados de corazón, y venda sus heridas" (Salmo 147:3). Las relaciones entre Dios y cada una de las almas son tan claras y plenas como si no hubiese otra alma por la cual hubiera dado a su Hijo amado...

No hay tiempo o lugar en que sea impropio orar a Dios. No hay nada que pueda impedirnos elevar nuestro corazón en ferviente oración. En medio de las multitudes y del afán de nuestros negocios, podemos ofrecer a Dios nuestras peticiones e implorar la divina dirección, como lo hizo Nehemías cuando hizo la petición delante del rey Artajerjes. En donde quiera que estemos podemos estar en comunión con él. Debemos tener abierta continuamente la puerta del corazón, e invitar siempre a Jesús a venir y morar en el alma como huésped celestial.” (El Camino a Cristo, p. 99-101)

“Orad sin cesar” 1 Tesalonicenses 5:17

“Orar sin cesar es mantener una unión continua del alma con Dios, de modo que la vida de Dios fluya a la nuestra, y de nuestra vida la pureza y la santidad refluyan a Dios” (El Camino a Cristo, p. 98)

“...no se haga mi voluntad, sino la tuya” Lucas 22:42

En toda petición, recuerda: “...no se haga mi voluntad, sino la tuya, Señor”. Él sabe que eso no implica incredulidad, sino al contrario, una perfecta confianza en que él sabe y desea para nosotros aquello que es mejor. Podemos creer, podemos orar y esperar pacientemente en Aquel que es nuestro Salvador.

“Dios dio a los hombres el poder de elegir; a ellos les toca ejercitarlo. No podéis cambiar vuestro corazón, ni dar por vosotros mismos los afectos a Dios; pero podéis escoger servirle. Podéis darle vuestra voluntad, para que él obre en vosotros tanto el querer como el hacer, según su voluntad” (El Camino a Cristo, p. 47 y 48)

--------------------

Estudio anterior: 14. El sello de Dios.

Siguiente estudio: 16: La verdad sobre la muerte.

Volver al Indice.

-------------

Si tiene alguna consulta, contacte a Pr. Pedro Torres.

-------------

DESCARGA ESTE ESTUDIO BÍBLICO EN PDF AQUÍ.

El sello de Dios


DESCARGA ESTE ESTUDIO BÍBLICO EN PDF AQUÍ.

Buenas Nuevas de Jesús, con amor
Guía de estudio nº 14

El sello de Dios

“En verano, cuando contemplamos los árboles de los bosques distantes, vestidos todos con su hermoso manto verde, no podemos distinguir entre los árboles perennes y los que no lo son. Pero cuando se acerca el invierno y el monarca de la nieve los envuelve en su abrazo helado despojando a los otros árboles de su hermoso follaje, entonces distinguimos a los perennes. Del mismo modo sucederá con todos los que andan en humildad, desconfiando de sí mismos y asiéndose temblorosamente de la mano de Cristo. Mientras aquellos que confían en sí mismos y en su propia perfección de carácter pierden su falso manto de justicia cuando son azotados por las tormentas de la prueba, los que son verdaderamente justos, que aman y temen sinceramente a Dios, visten el manto de la justicia de Cristo tanto en la prosperidad como en la adversidad.

La abnegación, el sacrificio propio, la benevolencia, la bondad, el amor, la paciencia, la fortaleza y la confianza cristiana son los frutos cotidianos que llevan aquellos que están realmente vinculados con Dios. Sus actos pueden no ser manifiestos al mundo, pero están luchando todos los días contra el mal, ganando preciosas victorias contra la tentación y el error. Votos solemnes son renovados, y cumplidos por la fuerza obtenida mediante la oración fervorosa y la constante vigilancia. La persona ardiente y entusiasta no discierne las luchas de estos obreros silenciosos; pero el ojo de Aquel que ve los secretos del corazón, nota y considera con aprobación todo esfuerzo realizado con humildad y mansedumbre. Es el tiempo de prueba el que revela el oro puro del amor y la fe en el carácter.” (The Sanctified Life, p. 11 y 12)

1. ¿Contra qué nos advierte el tercer ángel? Apocalipsis 14:9 y 10
RESPUESTA:
Contra la adoración de “la bestia”, y contra la recepción su “_______.”

2. ¿Cuántos adorarán a la bestia? Apocalipsis 13:8
RESPUESTA: “La adorarán ______ los habitantes de la tierra, cuyos nombres no están __________ ___ ___ ______ ___ la Vida del Cordero que fue muerto desde el principio del mundo.”

3. ¿Qué estarán haciendo aquellos cuyos nombre sí estén escritos en el libro de la vida del Cordero? Apocalipsis 14:12
RESPUESTA:
“Aquí está la perseverancia de los santos, los que guardan ____ _______________ de Dios y la ___ ___ Jesús.”

4. ¿Qué se les ordenó que hicieran a los cuatro ángeles de Apocalipsis 7:1?
RESPUESTA:
Retener “los cuatro ________ ___ la tierra.”

Nota: Los cuatro ángeles están en acción en toda la tierra, a fin de evitar que la obra de Dios resulte malograda.

5. ¿Qué traía consigo el otro ángel que venía del Este? Apocalipsis 7:2
RESPUESTA:
“Vi también otro ángel, que subía desde donde sale el sol y que tenía el _______ ____ Dios vivo...”

6. ¿Qué dice a los cuatro ángeles? Apocalipsis 7:2 y 3
RESPUESTA: “Clamó a gran voz a los cuatro ángeles a quienes se les había dado el poder de hacer daño a la tierra y al mar, diciendo: ‘No hagáis daño a la tierra ni al mar ni a los árboles hasta que hayamos _________ ___ ____ _________ a los siervos de nuestro Dios’.”

Nota: Es un mensaje de alcance mundial. Llega en el tiempo del fin. Ofrece algo que todos pueden elegir, en lugar de recibir la “marca de la bestia”. Se trata del mismo mensaje del primer ángel de Apocalipsis 14:6, 7 y 12. Los cuatro ángeles están haciendo su labor en estos momentos en los que vivimos. Nos encontramos en el breve período de calma que precede a la tormenta. Los cuatro vientos son como ciclones de furia satánica que se agitan en el aire, listos para irrumpir en cualquier momento. Por la misericordia de Dios son aún retenidos. Estas lecciones son un instrumento mediante el cual el Señor trata de que aceptes ese maravilloso “sello de Dios.”

7. ¿Por dónde especifica Ezequiel que comenzará el sellamiento? Ezequiel 9:3, 4 y 6
RESPUESTA: “Comenzaréis por mi ___________.”

Nota: Los que resulten sellados, estarán gimiendo y clamando a causa de las abominaciones que se cometen en “la ciudad”. Sus oraciones intercesoras se elevarán muy especialmente en favor de la iglesia, debido a que sus miembros estarán siguiendo los caminos del mundo. Sentirán gran pena y angustia, debido a que el orgullo, el egoísmo, la avaricia y el engaño han sido introducidos en las iglesias. El Espíritu de Dios procura convencer de pecado, mientras los siervos de Satanás triunfan por toda apariencia. Dios es deshonrado al ser pisoteada su verdad. En Ezequiel 9:4 da la orden: “Ponles una señal en la frente a los hombres que gimen y claman a causa de todas las abominaciones que se hacen en medio de ella.”

8. Al determinar quién va a recibir el sello de Dios ¿a dónde mira Dios? 1 Samuel 16:7
RESPUESTA: “Jehová no mira lo que mira el hombre, pues el hombre mira lo que está delante de sus ojos, más Jehová _____ ___ _________.”

9. ¿Qué afirma Dios conocer? 2 Timoteo 2:19; Apocalipsis 12:11
RESPUESTA:
“El fundamento de Dios está firme, teniendo este ______: ‘Conoce el Señor a los que son suyos’ y ‘Apártese de ________ todo aquel que invoca el nombre de Cristo’.” Se trata de una marca o sello de la victoria sobre todo pecado: “...lo han vencido [al diablo, al enemigo] por medio de la sangre del Cordero...”

Nota: En Egipto, cuando el ángel destructor pasó por en medio de la tierra para matar a todos los primogénitos de los egipcios, “pasó de largo” [es el significado de “Pascua”] de aquellas casas en el dintel de cuya puerta se había puesto una marca de sangre (Éxodo 12:7, 12 y 13). Así también, en la destrucción final, se da la orden a los ángeles destructores: “Pero a todo aquel sobre el cual esté la señal, no os acercaréis” (Ezequiel 9:4). El sello de Dios es, pues, la señal mediante la que Dios identifica a los suyos, como siendo su propiedad.

10. ¿Qué dio Dios a Abraham? Romanos 4:7, 9 y 11-13
RESPUESTA
: Cuando Abraham recibió el llamado de formar una nación, Dios le dio “... la circuncisión como señal, como ______ de la justicia de la fe que tuvo...”

Nota: A la simiente de Abraham que vive en el tiempo del fin (Gálatas 3:29), el mismo Dios le proporciona un sello o señal de la justicia por la fe que poseen. No reciben el sello debido a su propia justicia o superioridad de ninguna forma, sino por la fe sencilla que han puesto en las promesas de Dios, por la confianza inquebrantable depositada en su Palabra, como la que un niñito tiene en su madre. Ese sello o señal es una revelación directa de Dios a todos los que lo aceptan con la firme y sencilla fe de un niño.

11. ¿Quién aplica el sello? Efesios 4:30
RESPUESTA:
“No entristezcáis al __________ ______ ___ _____, con el cual estáis sellados para el día de la redención.”

Nota: “Si el Señor ha puesto en nuestro conocimiento pecados en los que no habíamos pensado antes, eso no hace más que mostrar que está avanzando en profundidad, y llegará finalmente hasta el fondo. Y cuando encuentra la última cosa sucia o impura, que no está en armonía con su voluntad, y la ofrece a nuestra atención, si decimos: ‘¡prefiero al Señor que a eso!’, entonces la obra queda completada, y el sello de Dios puede ponerse sobre ese carácter...

¿Qué preferís tener? ¿la plenitud, la perfecta plenitud de Jesucristo, o conformaros con menos que eso, con algunos de vuestros pecados encubiertos, de forma que nunca sepáis de ellos? ¿No comprendéis que si quedan aún manchas de pecado, no podemos recibir el sello de Dios? ¿Cómo sería posible que ese sello de Dios, que es la impronta de su propio carácter perfecto revelado en nosotros, nos fuera impuesto en caso de que albergásemos aún pecados?

Así, él ha cavado hasta lo profundo, hasta lugares recónditos que jamás habíamos imaginado, dado que no podemos conocer nuestros corazones... Él purificará el corazón, y expondrá el último vestigio de maldad. Permitámosle avanzar, hermanos; permitámosle llevar a cabo esa obra de escrutinio...

Para vosotros y para mí se trata llanamente de un asunto de vida o muerte, el que escojamos tener al Señor, o a nosotros mismos; la justicia del Señor, o nuestros pecados; el camino del Señor, o nuestros caminos. ¿Qué elección haremos? No hay dificultad alguna en tomar la buena decisión, cuando comprendemos lo que ha hecho el Señor, y lo que representa para nosotros. La elección es sencilla. Sea vuestra entrega completa.” (Sermón de A.T. Jones, General Conference Bulletin, 1893, nº 17, p. 404)

12. ¿Dónde coloca el Espíritu Santo su sello? Apocalipsis 14:1
RESPUESTA:
“Vi que el Cordero estaba de pie sobre el monte de Sión, y con él ciento cuarenta y cuatro mil que tenían ___ _______ de él y el de su Padre escrito en ___ _______.”

Nota: El nombre del Padre ha de representar su carácter de amor puro, abnegado [ágape]. Cuando el pueblo de Dios aprenda a amar de la forma en que Dios ama, tendrá verdaderamente su nombre en sus frentes.

13. ¿Dé qué forma se revela el amor? Romanos 13:10
RESPUESTA:
“El amor ___ _____ ____ al prójimo; así que ___ _______________ ___ ___ ____ es el amor.”

Nota: Si profesamos amar, pero no cumplimos la ley de Dios, estamos negando su sello. Y si profesamos guardar los mandamientos de Dios, pero no revelamos amor en nuestras vidas, negamos al Espíritu Santo, que es quien coloca el sello de Dios sobre su pueblo (ten presente que “el fruto del Espíritu es amor”, Gálatas 5:22).

Un sello es una marca o señal de autoridad. Lo solemos asociar a leyes y gobiernos. “Escribid, pues, vosotros a los judíos como bien os parezca, en nombre del rey, y selladlo con el anillo del rey; porque un edicto que se escribe en nombre del rey y se sella con el anillo del rey, no puede ser revocado” (Esther 8:8). La reina Esther sabía que si el rey Asuero ponía su sello sobre un edicto, no podría jamás ser anulado ni modificado.

14. ¿Dónde especifica Dios que está su sello? Isaías 8:16
RESPUESTA:
“Ata el testimonio, ______ ___ ____ entre mis discípulos.”

15. ¿En qué parte de la ley se encuentra el sello del Señor? Éxodo 20:8-11
TU RESPUESTA:
_________________________________.

Nota: Un sello ha de incluir tres contenidos para poder ser legal: (1) El nombre del legislador; (2) Su posición o autoridad, y (3) El territorio sobre el que tiene jurisdicción o efecto. Por ejemplo, el sello de la reina de Inglaterra indicaba: Elisabeth (nombre), reina (posición o autoridad) de Gran Bretaña, Irlanda y la Commonwealth (territorio). ¿Dónde se encuentra el sello de Dios en su ley? Sólo el cuarto mandamiento, relativo a la observancia del sábado, contiene los tres requisitos esenciales de un sello: (1) “El sábado es el día de reposo del Señor tu Dios” (nombre del legislador); (2) “porque en seis días hizo Jehová...” (posición o autoridad: ¡es el Creador!), y (3) “los cielos y la tierra, el mar, y todas las cosas que en ellos hay” (territorio).

Puedes ver en Romanos 4:11 que “sello” y “señal” son una y la misma cosa.

16. ¿Qué dice claramente Ezequiel que es el sello o señal del Señor? Ezequiel 20:12 y 20

RESPUESTA: “Les di también mis _________, para que fueran por ______ entre yo y ellos, para que supieran que yo soy Jehová que los ___________.” “Santificad mis _________, y sean por ______ entre mí y vosotros, para que sepáis que yo soy Jehová, vuestro Dios.”

Nota: La verdadera observancia del sábado es el fruto de una genuina conversión a Cristo. No consiste simplemente en descansar el sábado. Recibir el sello de Dios abrazando la observancia del sábado consiste en recibir la obra del Espíritu Santo en el corazón. Se trata de un “reposo” del pecado y de la devoción al yo: “Por tanto, queda un reposo para el pueblo de Dios, porque el que ha entrado en su reposo, también ha reposado de sus obras, como Dios de las suyas” (Hebreos 4:9 y 10). “Sus obras” son el orgullo miserable y el detestable amor al yo.

Tan pronto como uno acepta el “evangelio eterno” representado por el mensajero celestial de Apocalipsis 14:6, comienza a guardar el sábado, pues ama y adora a su Creador y Redentor.
No se trata de que un día sea de por sí mejor que otro, en lo exterior. Como en el caso del árbol de cuyo fruto el Señor había especificado a Adán y Eva que no comieran, se trata de un asunto de lealtad y obediencia. Ya hemos visto cómo la base del llamado de la “bestia” es el amor al yo. Pero aquellos que eligen morir cada día al yo, y llevar la cruz de Cristo, obtendrán la victoria sobre la “bestia”, sobre su “imagen” y sobre su “marca”. La marca de la bestia está en frontal oposición con la cruz de Cristo, y el verdadero sábado del Señor viene en ello a ser una señal de llevar su cruz.

17. Haz una lista de las características de ese grupo de “los 144.000” (número simbólico que representa a los que serán salvos) que habrán recibido el sello de Dios. Apocalipsis (7:1-4), y 14:1-5

(1) Fueron “___________ de entre los hombres”

(2) Cantaban “un ________ ______”

(3) Son “sin _______ delante del trono de Dios”

(4) “En sus bocas no fue hallada _________.”

(5) No se han contaminado... “pues son _________.” (una iglesia o pueblo puros)

Nota: Ese grupo especial obtiene una experiencia que no ha alcanzado ninguna generación previa del pueblo de Dios. Abren plenamente sus corazones para recibir la salvación en Cristo; la salvación del pecado, de forma que de ellos puede decirse con verdad que “son sin mancha delante del trono de Dios”. Nacieron en pecado como cualquier otro en el mundo, pero permitieron a su Sumo Sacerdote celestial que limpiara sus corazones de todo mal. Han venido a convertirse en totalmente honestos y verdaderos, y “en sus bocas no fue hallada mentira”. ¡Qué maravillosa obra ha hecho Cristo en ellos! En sus experiencias quedará demostrado que Jesús es “aquel que es poderoso para guardaros sin caída y presentaros sin mancha delante del trono de su gloria con gran alegría” (Judas 24). En sus caracteres, se verán los resultados prácticos de la obra final de Cristo en el santuario celestial.

“Son los que siguen al Cordero por dondequiera que va” (Apocalipsis 14:4). Si es tu deseo el formar parte de ese grupo privilegiado, todo cuanto has de hacer es seguir al Cordero, a Jesús, por dondequiera te lleve. “Haced todo lo que él os diga” (Juan 2:5). Los “144.000” representan a un grupo que ha recibido con alegría todo el consejo y conducción que Cristo ha enviado a su pueblo. Se han sometido a la obra del Espíritu Santo, permitiéndole realizar una completa reforma en sus vidas. Hasta en sus hábitos relativos a la comida, la bebida, el vestir, la recreación, sus pensamientos y propósitos, se pusieron en armonía con el ejemplo de Jesús.

Sea que “144.000” se refiera a un número literal o simbólico, estará formado por los redimidos que vivan cuando Jesús regrese.

18. ¿Sobre qué obtienen la victoria los sellados? Apocalipsis 15:2-4
RESPUESTA:
“Vi como un mar de vidrio mezclado con fuego, y a los que habían alcanzado la victoria sobre la _______ y su _______, sobre su ______ y el _______ de su nombre, de pie sobre el mar de vidrio, con las arpas de Dios.”

Nota: “Aquella multitud triunfante, con cantos de victoria, coronas y arpas, ha pasado por el horno ígneo de la aflicción terrena cuando aquél estaba caldeado y ardía intensamente. Vienen de la miseria, del hambre y la tortura, de la abnegación profunda y los amargos desengaños. Miradlos ahora como vencedores, no ya pobres, ni apenados, ni afligidos y odiados de todos por causa de Cristo.

Escuchad sus voces cuando cantan potentes hosannas mientras agitan las palmas de la victoria. Una música hermosa llena el cielo cuando sus voces entonan estas palabras: "Digno, digno es el Cordero que fue inmolado y resucitó para siempre. Salvación a nuestro Dios que está sentado en el trono, y al Cordero".

En ese día se descubrirá que los justos eran los sabios, mientras que los pecadores y los desobedientes eran los necios que confiaron en su orgullo y vanidad y que descuidaron las cosas de interés eterno... Su paga será humillación y desprecio eternos. Los que hayan sido colaboradores de Cristo estarán entonces junto al trono de Dios, revestidos de pureza y del manto de la justicia eterna.” (En los Lugares Celestiales, p. 371)

“Cristo tenía siempre presente el resultado de su misión. Su vida terrenal, tan recargada de penas y sacrificios, era alegrada por el pensamiento de que su trabajo no sería inútil. Dando su vida por la vida de los hombres, iba a restaurar en la humanidad la imagen de Dios. Iba a levantarnos del polvo, a reformar nuestro carácter conforme al suyo, y embellecerlo con su gloria. Cristo vio "del trabajo de su alma" y fue "saciado." (El Ministerio de Curación, p. 404)

“Echad toda vuestra ansiedad sobre él, porque él tiene cuidado de vosotros” 1 Pedro 5:7

“Orad sin cesar” 1 Tesalonicenses 5:17

“No se haga mi voluntad, sino la tuya” Lucas 22:42

“Dios dio a los hombres el poder de elegir; a ellos les toca ejercitarlo. No podéis cambiar vuestro corazón, ni dar por vosotros mismos los afectos a Dios; pero podéis escoger servirle. Podéis darle vuestra voluntad, para que él obre en vosotros tanto el querer como el hacer, según su voluntad” (El Camino a Cristo, p. 47 y 48)

-------------

Estudio anterior: 13. La Señal del enemigo.

Siguiente estudio: 15. Cómo hablar con Dios.

Volver al Indice.

-------------

Si tiene alguna consulta, contacte a Pr. Pedro Torres.

------------

DESCARGA ESTE ESTUDIO BÍBLICO EN PDF AQUÍ.

La señal del enemigo

DESCARGA ESTE ESTUDIO BÍBLICO EN PDF AQUÍ.

Buenas Nuevas de Jesús, con amor
Guía de estudio nº 13

La señal del enemigo

La señal del enemigo, o “marca de la bestia”, no es ninguna curiosidad pintoresca. Pocas veces eleva su voz el Señor, pero en esta ocasión lo hace en los tonos más solemnes. Se trata de su más urgente y seria advertencia.

No cabe imaginar peor tragedia que haber sido cristiano toda una vida, para aceptar finalmente la “marca de la bestia”. La “marca de la bestia” es el paso final en la adoración del yo. Todo aquel que ceda al egoísmo recibirá finalmente esa marca, a menos que antes suceda algo que lo convierta. ¡Ciertamente es algo de la mayor importancia! “Y un tercer ángel los siguió, diciendo a gran voz: ‘Si alguno adora a la bestia y a su imagen y recibe la marca en su frente o en su mano’” (Apocalipsis 14:9 y 10).

Sólo existe una forma en la que podemos evitar recibir la “marca de la bestia”, que es recibiendo en su lugar el sello de Dios. Todo aquel que no reciba éste último, recibirá automáticamente la primera. Es tiempo de que estudiemos y nos aseguremos de comprender en qué consiste la marca de la bestia, y cómo evitarla. En la próxima guía de estudio (14), dedicaremos la atención al maravilloso sello de Dios.

1. A fin de comprender en qué consiste la marca, identifiquemos primeramente la bestia de Apocalipsis 13

Nota:
Los libros de Daniel y Apocalipsis encajan tan perfectamente como la cerradura y su llave, interpretándose uno al otro mutuamente. Por ejemplo, Daniel describe las cuatro grandes bestias que le fueron mostradas en visión: un león, un oso, un leopardo y una cuarta muy extraña, más parecida a un dragón que cualquiera de las tres precedentes. El león, soberano y majestuoso, simbolizaba a Babilonia; Medo-Persia estaba representada por el oso, cruel y derramador de sangre; el leopardo era Grecia, rápida y astuta. Daniel describe a las tres anteriores por su nombre (Daniel 2:38; 8:20 y 21); y la cuarta bestia, espantosa y terrible, era el símbolo del imperio que sucedió a Grecia, esto es, el pagano Imperio Romano. La “bestia” que vemos en el capítulo 13 de Apocalipsis, combina características de los cuatro imperios mundiales precedentes.

(1) “El dragón le dio su poder, su trono, y gran autoridad” Apocalipsis 13:2

Nota:
Recibe su poder, trono y autoridad del “dragón”, que es un símbolo del diablo, quien obró mediante el Imperio Romano.

“Pero algo nuevo sucedió al Imperio Romano que nunca se había dado previamente en la historia: a mitad de camino de su existencia, cambió su religión oficial, y su carácter cambió de ser un poder político, a venir a convertirse en un poder religioso. A medida que los emperadores se iban debilitando progresivamente, su capital fue desplazándose desde Roma a Constantinopla. Eso propició un vacío de poder que el Obispo de Roma fue ávido en ocupar. Pronto comenzó a señorear sobre los otros obispos, y a tomar sobre sí el carisma que los precedentes emperadores de Roma habían disfrutado en exclusiva. Así fue como ‘el dragón le dio su poder, su trono, y gran autoridad.’ Alguien ha escrito: ‘De las ruinas de la Roma política se erigió el gran Imperio moral, en la gigantesca forma de la Iglesia Romana.’” (Alexander Clarence Flick, El surgimiento de la iglesia medieval).

Dragón: Imperio Romano, instrumento de Satanás, que lo representa.

Poder: Ejército al mando de Belisario

Trono: Roma

Gran autoridad: Edicto de Justiniano estableciendo la autoridad del Obispo de Roma como papa (533 D.C.)

(2) “Herida de muerte” Apocalipsis 13:3

Nota:
Los franceses habían llegado a la conclusión de que la iglesia Católica Romana era su enemigo. El ejército de Napoleón entró en Italia, determinado a poner fin al papado. Berthier tomó prisionero al papa en 1798. De esa forma, el papa, que a tantos había llevado en cautividad, fue él mismo tomado cautivo.

(3) “Su herida mortal fue sanada. Toda la tierra se maravilló en pos de la bestia... y adoraron a la bestia” Apocalipsis 13:3,4, 7 y 8

Nota:
La curación de la herida mortal del papado ha venido siendo un lento proceso; el 11 de febrero de 1929 se dio un paso significativo, cuando Mussolini restituyó su poder temporal al papado, quien volvió a ser jefe de estado. Un oficial que fue testigo en la firma de aquel acuerdo entre Mussolini y el papado, dijo: “Somos ahora testigos de la firma de este documento. A medida que la tinta va fluyendo de las plumas, se va curando la herida de cincuenta y nueve años.”

Si bien la Iglesia Romana fue herida, está sanando hoy... Las visitas del papa Juan Pablo II (y ahora de Benedicto XVI) a América habrían sido inimaginables hace unas décadas. Un comité de teólogos Anglicanos y Católico-Romanos recomendaron la unión de las dos iglesias, a fin de curar su separación de 450 años. Ese plan reuniría a 760 millones de católico-romanos con 65 millones de anglicanos, incluyendo a 3 millones de episcopales americanos. Hasta el ministro bautista Billy Graham ha dicho ver en el papa a alguien que debiera liderar la unión de todas las iglesias.

El papado está avanzando de forma notable en poder mundial. En las nuevas naciones del tercer mundo, así como en las naciones occidentales, su poder emergente es un hecho indiscutible. En muchos países controla la educación. Edifica grandes y costosos templos, abriendo sus brazos a millones de conversos a su fe.

Otras iglesias distintas de la Romana están mirando hacia ella en busca de liderazgo. El dirigente Anglicano John Moorman ha afirmado que si ha de llegarse a una unión final entre las iglesias, “tendrá que haber una cabeza principal de la iglesia, y esa cabeza habrá de ser sin duda el Obispo de Roma.”

(4) “Hablaba arrogancias y blasfemias” Apocalipsis 13:5 y 6; Daniel 7:25

Nota:
Cuando Jesús perdonó a personas sus pecados, los judíos lo acusaron de blasfemia, diciendo: “¿Quién es este que habla blasfemias? ¿Quién puede perdonar pecados, sino sólo Dios?” (Lucas 5:21). Un autor católico afirma: “El sacerdote toma el lugar del Salvador mismo, y al decir ‘ego te absolvo’, absuelve de pecado... requiere toda la omnipotencia de Dios el perdonar un simple pecado... pero aquello que sólo Dios puede efectuar mediante su omnipotencia, lo puede hacer también el sacerdote al pronunciar: ‘ego te absolvo a peccatis tuis’.”

Dice además el mismo autor: “Pero debiéramos maravillarnos aún más cuando, en obediencia a las palabras de sus sacerdotes: ‘hoc est corpus meum’, Dios mismo desciende sobre el altar, acude allí donde se lo llame... lo desplazan a su voluntad de un sitio a otro; pueden, si así lo desean, confinarlo al tabernáculo, o exponerlo en el altar, o llevarlo fuera de la iglesia; pueden, en caso de quererlo así, comer su carne, y darlo por comida a otros... El sacerdote puede, en cierto modo, ser llamado creador de su Creador.” (Alfonsus de Ligouri, Deberes y dignidad del sacerdote, p. 26-36).

Dice una enciclopedia católica: “El papa posee una dignidad tan grande y exaltada, que no es meramente un se humano, sino como si fuera Dios, y el Vicario de Dios... Es como si fuera Dios en la tierra.” (Prompta Biblioteca, artículo “Papa”, vol VI, p. 26-29).

El papa León XIII dijo en 1894: “Ostentamos en esta tierra el lugar del Dios todopoderoso.”

(5) “Guerra contra los santos” Apocalipsis 13:7

Nota:
Durante la época en que el papado reinaba supremo en Europa, la historia atestigua que millones de personas fueron muertas por negarse a reconocer el papado en tanto en cuanto verdadera iglesia de Dios en la tierra. El papa Martín (año 1417-1431) dijo al rey de Polonia, en relación con los seguidores cristianos de Juan Huss: “Haga del exterminio de los Hussitas una obligación. Recuerde que esas personas impías se atreven a proclamar los principios de libertad... Sostienen que Cristo vino a la tierra para abolir la esclavitud; llaman a la gente a la libertad... Quémelos, masácrelos, asólelos por doquier, pues nada puede ser más agradable a Dios, o más útil a la causa de los reyes, que la exterminación de los hussitas.”

(6) “Se le dio autoridad para actuar por cuarenta y dos meses” Apocalipsis 13:5; Daniel 7:25; Apocalipsis 12:6 (en la profecía, un día equivale a un año)

Nota:
El emperador romano Justiniano decretó que el obispo de Roma, el papa, fuera la cabeza de todas las iglesias. El edicto se hizo efectivo el año 538 de nuestra era, al ser expulsados los Arrianos Ostrogodos de Italia. Ese año se inició el poder temporal del papado, continuando sin interrupción 1.260 años, hasta el fatídico 1798 en el que el general francés Berthier entró en Roma, proclamó la República, y tomó prisionero al papa.

2. ¿Cuántos adorarán a la bestia? Apocalipsis 13:8
RESPUESTA: “_______ los habitantes de la tierra cuyos nombres ___ _________ ________ en el libro de la Vida del Cordero...”

Nota: Está muy cercano el momento en el que le adorarán todos los moradores de la tierra, exceptuando aquellos cuyos nombres estén escritos en el libro de la vida del Cordero, quien fue inmolado desde la fundación del mundo. Cuando vemos las grandes masas de la sociedad volviéndose hacia Roma, incluyendo a las iglesias protestantes que se separaron de ella durante la Reforma y después de ella, no hemos de pensar que todos van a seguir esa dirección. Dios tiene un pueblo que le permanecerá fiel. De acuerdo con el Apocalipsis, finalmente habrá sólo dos clases sobre la tierra: de un lado aquellos cuyos nombres estén escritos en el libro de la vida del Cordero; del otro, los que cedan ante la “bestia” que describe el capítulo 13 de Apocalipsis.

Al mismo tiempo que reconocemos la aplicación de esas profecías, honramos la memoria de los muchos sinceros y sacrificados seguidores de la Iglesia Católica. No es por espíritu crítico ni por fanatismo que reconocemos la llana verdad de Dios contenida en las profecías de Daniel y Apocalipsis. Las profecías identifican al papado como un sistema. Se trata del desarrollo en la historia de un principio que opera en todo corazón humano: el deseo natural de exaltación y poder controlador sobre nuestros semejantes.

En el capítulo 13 de Apocalipsis, el Señor ha desplegado verdad que confirma nuestra fe. Es como si hubiera previsto que la verdad revelada en ese capítulo habría de sorprender a muchos, al comprenderla por primera vez. Por si quedara para alguien alguna duda en cuanto a la identidad de la “bestia” y su “marca”, proporciona también su “número”, de forma que todos puedan estar seguros de quién está ahí representado, algo así como si le hubiera colocado una etiqueta o un número de serie. Observemos el último versículo:

Apocalipsis 13:18: “Aquí hay sabiduría. El que tiene entendimiento cuente el número de la bestia, pues es número de hombre. Y su número es seiscientos sesenta y seis”.

En los días de Juan (autor de Apocalipsis), los romanos hablaban y escribían en latín, lengua que emplea el papado hasta el día de hoy. Ese idioma emplea las mismas letras que usamos hoy nosotros, pero usa también letras para expresar valores numéricos. La propia Biblia Católica Romana (en su versión Douay), hace este comentario sobre el citado versículo:

“Seiscientos sesenta y seis. Durante siglos se ha comprendido el título de Papa de Roma como siendo el Vicarius Filii Dei, que significa ‘Vicario del Hijo de Dios’. En vista del hecho de que el propio Hijo de Dios declaró que el Espíritu Santo es su Vicario en la tierra (Juan 14:16-18), ese título resulta ser definidamente presuntuoso.”

¿Cuál es la inscripción en la corona del papa, y qué significado tiene?

“Las palabras escritas en la mitra papal son estas: ‘VICARIUS FILII DEI’, que significa Vicario del Hijo de Dios (en latín). Los católicos sostiene que la iglesia, que es una sociedad visible, debe tener una cabeza visible. Cristo, antes de ascender al cielo, señaló a San Pedro como su representante... Por lo tanto se le dio el título: ‘Vicario de Cristo’.” (Nuestro Visitante Dominical –semanario católico–, “Oficina de Información”, Huntington, Ind., 18 abril 1915.

Por supuesto, no hay en la Biblia indicación alguna de que Cristo señalase a Pedro como su sucesor o vicario, a pesar de lo cual, el papado se arroga sin disimulos el título de ‘Vicario del Hijo de Dios’. Observa el número de su nombre: (Clic en la imagen para ampliar)

V - 5
I - 1
C- 100
A- sin valor numérico.
R- sin valor numérico.
I - 1
V- 5
S - sin valor numérico.

F- sin valor numérico.
I- 1
L- 50
I- 1
I- 1
D- 500
E- sin valor numérico.
I- 1

Total suma: 666.

3. El profeta Juan vio otra bestia en Apocalipsis 13:11. ¿De dónde procedía?
RESPUESTA:
“Subía de ___ ________...”

Nota: Ya hemos visto que el ‘mar’ representa grandes concentraciones de gente, lugares habitados. La ‘tierra’, en contraste, debe representar lo opuesto, una parte del planeta relativamente despoblada, a partir de la cual emergería (“subía”) una nueva nación, coincidiendo con el tiempo en el que el papado fuera llevado en cautividad con ocasión de su “herida de muerte” en 1798.

¿Qué gran nación estaba ganando increíble prominencia y poder cuando terminaban los 1260 años de supremacía papal, hacia el 1798? Sólo una nación estaba surgiendo en ese tiempo, y precisamente a partir de una zona ampliamente deshabitada del planeta: los Estados Unidos de América, que habían declarado su independencia en 1776, y que iniciaban su gran despertar hacia el año 1798. Eso sucedía en lo que ha venido a conocerse como Nuevo Mundo, un vasto continente por entonces muy poco poblado.

4. Describe a la bestia que subió de la tierra. Apocalipsis 13:11 y 12
RESPUESTA:
“...tenía dos _______ semejantes a los de un _________, pero hablaba como un _______. Ejerce toda la autoridad de ___ _________ _______ en presencia de ella, y hace que la tierra y sus habitantes ________ a la primera ________, cuya herida mortal fue sanada.”

Nota: Tiene dos cuernos semejantes a los de un cordero, símbolo apropiado de la joven América, con sus principios gemelos de libertad civil y religiosa que tanto ayudaron a que la nación viniese a convertirse en la próspera superpotencia que es hoy.

A diferencia de los cuernos de las bestias o reinos precedentes, los de esta última carecen de coronas sobre ellos. Los fundadores de América aprendieron las lecciones enseñadas por la historia de la antigua Europa, creando una nueva nación sin reyes.

Pero ¡qué lástima! Su carácter cambia desde ser como el de un cordero hasta venir a ser como el de un dragón que ejerce todo el poder de la primera bestia en presencia de ella. Vemos aquí que América ha de volverse un poder perseguidor, y que obrará en cooperación con el papado. Tan estrecha será la unión entre ambos, que hará “que la tierra y sus habitantes adoren a la primera bestia, cuya herida mortal fue sanada.”

5. ¿Qué dice “a los habitantes de la tierra” esa bestia que inicialmente fue semejante a un cordero? Apocalipsis 13:14
RESPUESTA: “que le hagan una ________ a la bestia que fue herida de espada y revivió.”

Nota: La “imagen de la bestia” es una copia del sistema que convirtió al papado en poder supremo, en la Edad Media. Ese sistema estuvo caracterizado por la unión de la iglesia y el gobierno civil, de forma que la iglesia disponía de poder para imponer sus dogmas por medio de medidas coercitivas a cargo de los poderes temporales, tanto judiciales como policiales.
Desde el tiempo en el que el papado fue herido de muerte, las naciones han escapado, en general, de cualquier forma de dominación por parte de la iglesia. La humanidad ha comprendido en su mayoría que los gobiernos civiles han de estar libres de todo control religioso. De una u otra forma han reconocido la verdad enseñada por Jesús, de que la iglesia y el estado deben permanecer separados: “Dad, pues, a César lo que es de César, y a Dios lo que es de Dios” (Mateo 22:21). La Constitución americana, por ejemplo, garantiza la separación completa de iglesia y estado, propiciando que pueda ser obedecido ese mandato de Jesús.

Pero el libro de Apocalipsis predice un tiempo en el que América renegará de los principios que le han permitido disfrutar de su actual prosperidad, e inducirá también a otras naciones a seguir su ejemplo. Entonces se producirá una reedición de la opresión y persecución que se dieron con tanta intensidad en la Edad Media.

¿No es cierto que eso parece imposible en nuestro siglo de luz y libertad? El supuesto progreso moral de la humanidad no pasa de ser una apariencia superficial. En lo profundo, la naturaleza humana continúa estando inclinada a la maldad. A medida que aumentan las guerras, el derramamiento de sangre, los disturbios sociales, el detonante del terrorismo y los desastres naturales, los gobernantes mundiales se sentirán autorizados para tomar medidas hasta entonces impensables. Es más que probable que se vuelvan hacia la Iglesia Romana en búsqueda de dirección moral y espiritual. Un solo paso nos separa del cumplimiento de esos últimos versículos del capítulo 13.

Hemos visto ya la pretensión papal de que su autoría en el cambio del “Día del Señor” del sábado al domingo constituye la señal suprema de su autoridad. También hemos visto que la mayoría de los protestantes lo siguen gustosos en ese cambio y pretensión, aún sin reconocer explícitamente que lo aceptan y se colocan bajo la autoridad del papado.

6. ¿De qué dos formas recibirán casi “todos los moradores de la tierra” esa “marca de la bestia”? Apocalipsis 13:16-18
RESPUESTA: “Hacía que a todos... se les pusiera una ______ en ___ _____ _________ o en ___ ________...”

Nota: La observancia del sábado del séptimo día distingue a aquellos a quienes Juan llama los “santos”. La ‘marca de la bestia’ es la falsificación de la verdadera señal de Dios, sutilmente diseñada para engañar a tantos como sea posible. Millones de personas están en grave peligro de recibir la marca de la bestia, mientras que se sienten seguros al seguir a la mayoría en su práctica religiosa.

Daniel 7:25 revela cómo el papado ha intentado cambiar la ley de Dios mediante la sustitución del día de reposo designado por Dios, por otro día común. Se podría discutir la justicia de acusar al papado de un crimen semejante si no fuera porque él mismo reconoce el hecho. Las autoridades católicas admiten abiertamente que sólo ellos son responsables del cambio efectuado en el santo sábado de Dios.

Pregunta: ¿Tiene alguna otra forma de probar que la iglesia [Romana] posee autoridad para instituir festividades o preceptos?

Respuesta:
Si no poseyera tal poder, no habría podido hacer aquello en lo que todos los modernos dirigentes religiosos están de acuerdo con ella: no podría haber substituido la observancia del sábado del séptimo día de la semana por la del domingo del primer día, un cambio para el que no existe autorización en las Escrituras.” (Stephen Keenan, Catecismo Doctrinal, p. 174; La Revelación de Eventos que han de Suceder, p. 100, 101).

“Desde luego, la Iglesia Católica afirma que el cambio fue su propio acto... y el acto es una marca de su autoridad eclesiástica en materia religiosa.” (Cardenal Giobbons, Chancellor H.F. Thomas).

“No hay prueba alguna en la Escritura de que fuera la voluntad de Dios que el Sabbath fuera cambiado del sábado al domingo, de forma que aquellos no-católicos que rechazan el valor de la Tradición [católica] como regla de fe, debieran, en lógica, seguir observando el sábado como el Sabbath.” (Francis J. Ripley, Aquí está la Fe, p. 178).

“Nada se dice en la Biblia a propósito de un cambio en el día del Señor del sábado al domingo. Sabemos del cambio sólo a partir de la tradición de la iglesia [católica]... Esa es la razón por la que nos parece tan ilógica la actitud de muchos no-católicos, quienes afirman que no creerán en nada a menos que puedan encontrarlo en la Biblia y que sin embargo, continúan guardando el domingo como día del Señor, por disposición de la Iglesia Católica” (Leo J. Trese, Explicando la Fe, p. 243).

Aquellos que reciban la marca en sus frentes son los que creerán que el domingo es el Día del Señor, a pesar de que la Biblia afirma lo contrario. Los que reciban la marca en su mano derecha son los que sabrán con certeza que se trata de algo falso, pero por conveniencia, por temor a ver en peligro su subsistencia y seguridad personal, accederán a alistarse con la mayoría, en lugar de tenerse valientemente del lado de Dios.

7. ¿Qué importancia vital da Dios a ese asunto de la “marca de la bestia”? Apocalip-sis 14:9-12
RESPUESTA: Aquel que se aliste con el enemigo del Rey del universo, “él también beberá del vino de ___ ____ de Dios, que ha sido vaciado puro en el cáliz de ___ ____...”

Nota: Los que rehúsan recibir la “marca de la bestia” se encuentran en señalada minoría. Han de afrontar la burla y desprecio de familiares y amigos. Su fidelidad a la observancia del sábado puede significarles la pérdida de un prometedor empleo, o el renunciamiento a un determinado estatus social. Pero todas las penurias que son llamados a soportar son nada, en comparación con la bendita seguridad del favor de Dios sobre ellos. Pero observa bien esto: Nadie ha recibido aún la marca de la bestia. El tema aún no ha sido presentado claramente ante todos para que puedan tomar una decisión inteligente. El Señor tiene muchos fieles seguidores suyos observando todavía en su ignorancia el falso sábado, pero recibirán luz al respecto antes de que se imponga la “marca de la bestia”.

La cuestión no es si un día es mejor que el otro, en lo exterior, sino que se trata de un asunto de lealtad y obediencia a Dios.

El llamamiento que hace la “bestia” lo es en realidad a la exaltación del “yo”, al amor por uno mismo que es sello y marca del carácter de Satanás desde su rebelión en el cielo. Los que eligen morir al “yo” y tomar la cruz de Cristo, obtendrán la victoria sobre la “bestia”, su “imagen” y su “marca”. La marca de la bestia está en oposición con la cruz de Cristo; y el verdadero sábado del Señor viene a ser la señal de llevar su cruz.

8. Ante la severa prueba que tendrán que enfrentar “todos los moradores de la tierra”, ¿cómo obtendremos la fuerza necesaria para decir “NO” ante esa fuerte presión? Apocalipsis 13:8; 12:11
RESPUESTA: Por la fe, por la sincera apreciación de nuestro corazón hacia el “_________ que fue inmolado desde el ___________ del mundo”; Venceremos “por medio de ___ _______ del _________... no amaron su propia vida, aún _____ ___ ________.”

Hemos visto ya que la auténtica motivación de todo el que acepte la marca de la bestia será el culto al “yo”, dictado por el temor o la conveniencia. El temor a no poder comprar o vender, a verse privado del amor humano, llevará a muchos a recibir esa marca contra la que advierte Dios en términos tan nítidos e inconfundibles.

9. “¡Quiero vivir!”, será la exclamación del que se disponga a recibir la “marca de la bestia.” ¿Quieres vivir, a costa de rebelarte voluntaria y conscientemente contra Dios? Gálatas 2:20; Romanos 6:5
RESPUESTA: “Si fuimos plantados juntamente con él en la ___________ de su _______, así también lo seremos en la de su _______________.”

10. ¿Clamó Jesús “¡Quiero vivir!” al enfrentarse a la cruz en la que murió por ti? Filipenses 2:4-8
TU RESPUESTA: ____.

Nota: Ahora es el momento adecuado para ponernos sin reservas en las manos amorosas del Cordero que fue sacrificado por nosotros. La crisis que está por sobrevenir y que se acerca rápidamente, pondrá a prueba hasta lo sumo la paciencia y la fe de los “santos”, pero Dios tendrá un pueblo que permanecerá fiel a su verdad, frente a la oposición del mundo. Decide hoy formar parte de ese pueblo, desde ahora y para siempre.


“Echad toda vuestra ansiedad sobre él, porque él tiene cuidado de vosotros” 1 Pedro 5:7

“Orad sin cesar” 1 Tesalonicenses 5:17

“No se haga mi voluntad, sino la tuya” Lucas 22:42

“Dios dio a los hombres el poder de elegir; a ellos les toca ejercitarlo. No podéis cambiar vuestro corazón, ni dar por vosotros mismos los afectos a Dios; pero podéis escoger servirle. Podéis darle vuestra voluntad, para que él obre en vosotros tanto el querer como el hacer, según su voluntad” (El Camino a Cristo, p. 47 y 48)

------------------

Estudio anterior: 12. La falsificación del día del Señor.

Siguiente estudio: 14. El Sello de Dios.

Volver al Indice.

------------------

Si tiene alguna consulta, contacte a Pr. Pedro Torres.

------------------

DESCARGA ESTE ESTUDIO BÍBLICO EN PDF AQUÍ.

La falsificación del día del Señor

DESCARGA ESTE ESTUDIO BÍBLICO EN PDF AQUÍ.

Buenas Nuevas de Jesús, con amor
Guía de estudio nº 12

La falsificación del día del Señor

En África es relativamente frecuente la existencia de casas con una sólida apariencia, pero sus fundamentos, vigas y paredes están carcomidos por las temibles termitas. Algunas veces es suficiente una ráfaga de viento para que se desmoronen.

La estructura moral de nuestra sociedad tiene un problema similar. El inusitado aumento en las tasas del crimen no es más que el reflejo audible de la obra oculta de las invisibles termitas. ¿Cuánta maldad albergan los corazones? Es imposible saberlo, hasta que surge la oportunidad de que salga a la luz.

Un ejemplo es la facilidad con que se producen escenas de pillaje y saqueo en las calamidades como terremotos, disturbios, o cualquier situación que signifique una merma en la eficacia de los cuerpos de seguridad civil. Personas tenidas hasta entonces por respetables, se lanzan a la práctica del hurto, alegando que ‘todo el mundo lo hace, ¿por qué no lo iba a hacer yo también?’

Una frágil cubierta de imposición de la ley es todo cuanto mantiene cohesionada nuestra sociedad “civilizada”. Para una gran parte de la población urbana, parece haber desaparecido todo aprecio y respeto por la ley, que han sido sustituidos por un mero temor a ser atrapado in fraganti. Todos debemos un eterno agradecimiento al Espíritu Santo por continuar reteniendo la violencia e inmoralidad universal que intentan explosionar. Es él quien “contiende” con el corazón impío, hasta cuando sea retirado del escenario humano, tal como hizo en los días de Noé (Génesis 6:3 y 5; Mateo 24:37-39).

Lo anterior hace que se suscite una cuestión de gran importancia: Si Cristo vino a salvar el mundo, ¿cómo es que el mundo va de mal en peor? Especialmente en Norte América, donde existen las mayores tasas en el mundo de asistencia a los cultos religiosos, ¿por qué sus niveles de inseguridad y violencia son también de entre los mayores del mundo? La libertad religiosa ha dado a las iglesias protestantes las mayores oportunidades en la historia. ¿Qué significado tiene, entonces, que Norte América ofrezca ante el mundo semejante espectáculo de impiedad?

Este estudio revelará la raíz del problema: Los dirigentes religiosos del protestantismo han debilitado la autoridad de la ley de Dios en sus esfuerzos por luchar contra la clara enseñanza bíblica del sábado del séptimo día, que el Señor ha puesto en el corazón mismo de su Ley. Si concluimos que el mandamiento del sábado del Señor no significa nada, ¡destruimos toda la fuerza de los otros nueve mandamientos!

1. ¿Cuál es la simple y categórica razón dada por la Biblia para los problemas que sufre nuestro mundo moderno? Isaías 24:5
RESPUESTA:
“... porque traspasaron ____ _______, falsearon ___ _________, que-rantaron el ______ _________.”

2. ¿Cómo se han unido las iglesias católicas y protestantes para transgredir la Ley de Dios, cambiando sus preceptos y quebrantando el “pacto eterno”?
LA RESPUESTA
vendrá de sus propios labios. Citamos el Catecismo del Coverso a la Doctrina Católica, p. 50 (Reverendo Pedro Geiermann):

“Pregunta: ¿Cuál es el Sabbath? “Respuesta: –El Sabbath es el sábado. “Pregunta: ¿Por qué observamos el domingo en lugar del sábado? “Respuesta: –Observamos el domingo en lugar del sábado debido a que la Iglesia Católica transfirió la solemnidad del sábado al domingo.”

Citaremos ahora del Manual de la Doctrina Cristiana: Creencia y Práctica Católica (Daniel Ferris), p. 67:

“Pregunta: ¿Cómo prueba que la Iglesia [Católica] tiene poder para decretar las fiestas y los días santos? “Respuesta: –Por ese mismo hecho de haber cambiado el sábado por el domingo, que es aceptado por los protestantes, de forma que se contradicen a ellos mismos al guardar tan estrictamente el domingo, mientras que quebrantan la mayor parte de las otras fiestas ordenadas por la misma Iglesia.”

Nota:
“Puede leer la Biblia desde el Génesis hasta el Apocalipsis, y no encontrará una sola línea que autorice la santificación del domingo. Las Escrituras ordenan la observancia religiosa del sábado.” (La Fe de Nuestros Padres, del Cardenal Gibbons, p. 111).

3. ¿Admite el mundo protestante la verdad sobre ese punto crucial?
LA RESPUESTA
dada por ellos mismos:

(a) “Dirá alguien: ‘fue cambiado del séptimo al primer día’. ¿Dónde? ¿Cuándo? ¿Y por quién? Nadie puede decirlo. No; jamás fue cambiado, ni lo pudo ser, a menos que tuviera lugar de nuevo la Creación... Si fue cambiado, fue por ese augusto personaje que cambia los tiempos y la ley ex oficio. Su nombre es Dr. ANTICRISTO.” (Alexander Campbell, ‘A los Lectores de Bautista Cristiano’, nº III, El Bautista Cristiano, 2 febrero 1824).

(b) "La Iglesia Romana... dio la vuelta al cuarto mandamiento deshaciéndose del sábado de la Palabra de Dios, e instituyendo el domingo como día santo.” (N. Summerbell, Historia de la Iglesia Cristiana, p. 415).

4. ¿Continúan los Católicos desafiando a los Protestantes en esa materia?
RESPUESTA:
“Nada se dice en la Biblia acerca de un cambio en el día del Señor del sábado al domingo... Por eso nos parece tan ilógica la postura de muchos no-católicos, que dicen no creer nada a menos que puedan encontrarlo en la Biblia, mientras que continúan guardando el domingo como Día del Señor, por mandato de la Iglesia Católica.” (Padre León J. Trese, La Fe Explicada, edición 1971, p. 243).

La historia da testimonio del cambio

“No mucho tiempo después del reconocimiento del Cristianismo por Constantino, la
observancia del domingo fue hecha obligatoria por ley. En el 321 después de Cristo, todos los tribunales de justicia, todos los moradores de la ciudad y artesanos fueron obligados a reposar ‘en el venerable día del Sol’. Sólo quedaban exentos los granjeros, cuyo trabajo no podía ser interrumpido o demorado.” (Enciclopedia Americana, edición de 1969, vol. XXVI, artículo “Domingo”, p. 32).

La ley dominical del emperador Constantino no estuvo basada en la enseñanza de Cristo, sino en la filosofía pagana con la que estaba mejor familiarizado. Al ser impuesta su ley dominical, él lo refirió como el venerable día del sol, una costumbre pagana. El historiador Augustus Neander afirma:

“La fiesta del domingo, como todas las demás fiestas, nunca fue otra cosa que una ordenanza humana.”

La intención del edicto de Constantino fue imponer la fiesta del domingo a los cristianos a fin de fusionar esas dos religiones, paganismo y cristianismo. Gradualmente esa fiesta pagana llevó a la apostasía en la iglesia, y a separarse de la verdad de la Biblia. Durante siglos, la iglesia en Roma, habiendo dado su sello de aprobación al cambio en el día de adoración, ordenó a todos que guardaran el domingo como un día santo, en lugar del verdadero día santo de Dios.

“En el concilio de Laodicea, en el 364 después de Cristo, se decretó el siguiente edicto: ‘Los cristianos no deben judaizar y estar ociosos en sábado, sino que deben trabajar en ese día; pero el día del Señor [así se referían al domingo] deben honrarlo especialmente y, siendo cristianos, deben abstenerse en lo posible de trabajar en ese día. Si a pesar de todo se los encuentra judaizando, serán expulsados de Cristo.” (Rev. Charles Hefele, Historia de los Concilios de la Iglesia, vol. II, p. 316).

5. ¿Han interferido con el ciclo semanal los cambios en el calendario?
La RESPUESTA es que no. Los hechos que se exponen a continuación son historia objetiva, y es posible cotejarlos en cualquier enciclopedia autorizada. En los tiempos de Jesús sobre la tierra, regía el calendario Juliano, que había sido instituido por Julio César –muerto cuarenta y cuatro años antes de la era cristiana–.

La semana para Oriente en aquella época era precisamente la misma que la de nuestro calendario hoy, que es el gregoriano. Los días del mes cambiaron, pero nunca los días de la semana. El calendario de la ilustración indica cómo se efectuó el cambio.





El cambio del calendario juliano al gregoriano sucedió así: El calendario juliano, empleado por dieciséis siglos para computar el tiempo, no era exacto en relación al año solar, pues se excedía en casi un cuarto de hora por año. En 1582, el equinoccio de primavera fue el 11 de marzo, adelantado en 10 días al 21 de marzo, fecha establecida para la Pascua por la Iglesia Católica, en el 321 D.C.

El papa Gregorio XIII dirigió el cambio, y el nuevo calendario comenzó a funcionar en Roma un viernes: el quince de octubre de 1582. En lugar del viernes 5, se pasó al viernes 15, de forma que la semana quedó igual, y la sucesión de sus siete días ininterrumpida.

Algunas naciones comenzaron inmediatamente a emplear el nuevo calendario. Otras tardaron más en incorporarse: Inglaterra lo hizo 170 años más tarde, en 1752. A pesar de esas diferencias entre las naciones, todas vivían en el mismo día de la semana. Recuerda pues que podemos tener la seguridad de que nuestro sábado hoy es el mismo que cuando Cristo estuvo en esta tierra, y que los cambios en el calendario no afectaron a la sucesión de los días de la semana. Es cierto que en la época de la Revolución, Francia intentó imponer la semana de diez días, pero no prevaleció. Es igualmente conocido que la Rusia Soviética intentó introducir una semana de cinco días, más tarde de seis días, y llegó a prohibir la impresión de calendarios con la semana de siete días. Se trata de atentados modernos contra el esquema de seis días de trabajo y el reposo, tal como Dios instituyó en la Creación. Pero Rusia también fracasó.

Nota: “La idea del calendario con la semana en blanco, de la que tanto oímos hoy hablar, ocasionaría, de ser aceptada, que el verdadero Sabbath ocurriera en un día diferente del calendario semanal cada año. Lo mismo sucedería con el verdadero primer día. Toda persona concernida por adorar en un día regular de la semana se opondría a la adopción de un calendario tal, sea cual fuere el nombre que se le de. Mientras tanto, nuestro probado calendario gregoriano contiene el verdadero ciclo semanal. El domingo es el primer día de la semana, y el sábado el séptimo.” (Dios habla al hombre moderno, p. 450-452).

Puedes ahora recordar la octava Guía de Estudio, concerniente a la profecía de Daniel capítulo 2. En aquella gran estatua estaba simbolizado proféticamente el levantamiento y caída de los imperios y naciones, incluyendo las de nuestros días, y en la piedra que la destruyó, el final de la historia de nuestro mundo y la segunda venida de Jesucristo. A Daniel se le dio otra visión profética en Daniel 7, referente también al panorama histórico de las naciones, pero en esta ocasión conteniendo muchos más detalles.

Interpretación de los símbolos bíblicos en la profecía


VIENTOS: se refieren a luchas y guerras (Jeremías 49:36 y 37).

AGUAS:
simbolizan gente, multitudes y naciones (Apocalipsis 17:15).

BESTIAS:
son reyes o reinos (Daniel 7:13 y 23).

Lee el capítulo 7 de Daniel teniendo presentes esas claves interpretativas. Se describe a la temible cuarta bestia como teniendo siete cabezas y diez cuernos.

6. ¿Qué significado tienen los diez cuernos? Daniel 7:23 y 24
RESPUESTA: “Los diez cuernos significan que de aquel reino se levantarán _____ ______...”

Nota: “Ya hemos visto que el cuarto reino, representado por las piernas de hierro, fue el reino de la Roma pagana. Entre los años 351 y 476 A.C., el imperio de Roma fue invadido por tribus paganas del Norte, que la demolieron. Los reinos pequeños surgieron a partir de las ruinas de la Roma pagana.” (Daniel y nuestros tiempos, p. 93).

7. ¿A quién representa el “cuerno pequeño” y cómo lo describe la Biblia? Daniel 7:8
RESPUESTA: “Mientras yo contemplaba los cuernos, otro _______ ________ salió entre ellos... Este cuerno tenía ojos como de hombre y una boca que hablaba con gran insolencia.”

(1) Sale de la cuarta bestia (Daniel 7:7, 8 y 23)

Nota:
De acuerdo con Daniel 2, el cuarto reino –piernas de plata– fue Roma. Los diez cuernos representan lo mismo que los diez dedos de los pies de la imagen: diez reinos que surgieron a partir de las ruinas del imperio de la Roma pagana. “Las armas de la República, a veces vencidas en batallas, pero venciendo siempre en las guerras, avanzaron a grandes pasos hacia el Éufrates, el Danubio, el Rin y el océano; y las imágenes de oro, plata o bronce que podrían representar a las naciones y a sus reyes, fueron sucesivamente quebrantadas por la férrea monarquía de Roma.” (Edwar Gibbon. Declive y caída del imperio Romano, vol. III, observaciones generales al final del capítulo 38, p. 634).

“A partir de las ruinas de la Roma política, se levantó el gran imperio en la forma gigante de la Iglesia de Roma.” (A.C. Flick, El surgimiento de la Iglesia en la Edad Media).

(2) Surge de entre los diez cuernos, o reinos (Daniel 7:8)

Nota:
El historiador James Harvey Robinson afirma: “Junto a Emperadores en Constan-tinopla, y a los varios reyes Germanos, se desarrolló en Europa una línea de gobernantes mucho más poderosa que ellos: los papas.” (Tiempos Modernos y Medievales, p. 40).

(3) Hace su aparición tras los diez cuernos (Daniel 7:24)

Nota:
En el año 476 de la era cristiana tuvo lugar una crisis que hizo abdicar al Emperador Rómulo Augusto. Los invasores Bárbaros ocasionaron el colapso del antiguo Imperio Romano. En el año 533 el Emperador Justiniano publicó un decreto reconociendo al Obispo de Roma como “La Cabeza de todas las Iglesias Santas”. El año 538 se hizo efetivo ese edicto. Eso otorgó al papado el poder pleno, tras la división de los territorios romanos por los reinos Bárbaros.

(4) Diferente de los otros cuernos (Daniel 7:24)

Nota:
“Mucho antes de la caída de Roma, se había comenzado a desarrollar dentro del Imperio Romano un estado eclesiástico, que adquiría forma según el modelo imperial. Ese imperio espiritual, lo mismo que el secular, poseía una jerarquía de oficiantes, entre los que tenían la mayor importancia los diáconos, sacerdotes y presbíteros, y obispos... Otra consecuencia de la caída del poder Romano fue el desarrollo del papado. En ausencia de un Emperador en Occidente, los papas adquirieron rápidamente poder e influencia, y pronto edificaron un imperio eclesiástico que en ciertos aspectos tomó el lugar del antiguo Imperio.” (Historia General para Estudiantes, p. 348, 316).

(5) Más grande que sus compañeros (Daniel 7:20)

Nota:
“Junto a Emperadores en Constantinopla, y a los varios reyes Germanos, se desarrolló en Europa una línea de gobernantes mucho más poderosa que ellos: los papas... Hemos de seguir ésta que fue la más poderosa y permanente de todas las instituciones del tardío Imperio Romano, hasta la Edad Media. Antes que nada hemos de detenernos a considerar la forma en que la parte occidental, o Latina, de la cristiandad, que se disgregó gradualmente de la región oriental, o Griega, vino a constituir una institución separada bajo los papas, la línea más larga y poderosa de gobernantes que el mundo haya jamás conocido.” (Tiempos Modernos y Medievales, p. 40 y 41).

La Revista Americana Católica Trimestral de abril de 1911, decía: “Hace muchos años, cuando Roma, por la negligencia de los Emperadores Occidentales, fue dejada a merced de las hordas de bárbaros, los Romanos se volvieron hacia una figura en busca de protección y ayuda, y le pidieron que los gobernara; ...y así... comenzó la soberanía temporal de los papas. Y caminando humildemente hacia el trono de César, el Vicario de Cristo tomó el cetro ante el cual habrían de inclinarse reverentemente los emperadores y reyes de Europa por tantos siglos.”

(6) Fueron arrancados tres cuernos de los primeros (Daniel 7:8, 20 y 24)

Nota:
El “cuerno pequeño”, en su lucha por el poder, habría de someter a tres reinos que se oponían a su ambición. ¿Cuál es el testimonio de la historia? Edwr B. Elliot escribe: “Puedo citar a tres [reinos] que fueron erradicados de delante del papa, a partir de la lista citada con anterioridad, que son: los Hérulos bajo Odoacro, los Vándalos y los Ostrogodos.” (Horae Apocalypticae, vol. III, p. 134, nota 1).

Odoacro, rey de los Hérulos, lo mismo que los otros dos reinos erradicados, se oponían a las doctrinas y pretensiones del papado. Odoacro y sus soldados Hérulos fueron vencidos en el año 493 de nuestra era, lo que evidentemente alegró a los amigos del papado. Sin embargo descubrieron pronto que Teodorico, el nuevo rey de los Ostrogodos que había conquistado a los Hérulos, se oponía también al papado. El papado vino a constituirse entonces en el determinado enemigo de Teodorico y los Ostrogodos. Al mismo tiempo, un tercer reino hostil procedente del norte de África amenazaba también al papado. Se trataba del reino de los Vándalos. ¡Había que hacer algo!

En el año 533 de nuestra era, el Emperador Justiniano de Oriente promulgó un decreto en el que exaltaba al papa como cabeza de todas las iglesias. Para hacer efectivo ese nuevo decreto, envió a su general Belisario al África con un ejército, para aplastar a los Vándalos opositores. Logró la victoria al año siguiente. El mismo general luchó después contra los Ostrogodos, expulsándolos por fin de Italia en el año 538. De esa manera, los tres reinos fueron desarraigados delante del “cuerno pequeño”.

Los siete reinos restantes fueron:

1. Anglosajones ....... Inglaterra
2. Francos ................ Francia
3. Germánicos ......... Alemania
4. Burgundios .......... Suiza
5. Lombardos ........... Italia
6. Visigodos ............. España
7. Suevos ................. Portugal


(7) Hablará palabras contra el Altísimo (Daniel 7:25)

Nota:
Citamos aquí algunas de las arrogantes y blasfemas pretensiones hechas por el papado, según el Diccionario Eclesiástico de Ferraris:

“Tan grande y exaltada es la dignidad del papa, que no es meramente humano, sino como si fuera Dios, y el Vicario de Dios... El papa está coronado por una triple corona, como rey del cielo, de la tierra y de las regiones inferiores... El poder del Pontífice de Roma no está de ninguna forma limitado a las cosas celestiales, a las terrenales y a aquellas bajo la tierra, sino incluso afecta a los ángeles, sobre los cuales es superior... Pues tiene una dignidad y poder tan grandes que forma el mismo y único tribunal con Cristo... El papa es como si fuera Dios en la tierra.” (Prompta Biblioteca, artículo ‘Papa’ II, vol. VI, p. 26-29. Daniel y nuestros tiempos, p. 96 y 07).

“Esta autoridad judicial incluirá también el poder para perdonar pecados.” (Enciclopedia Católica, vol. 12, artículo “Papa”, p. 265).

(8) Quebrantará a los santos del Altísimo (Daniel 7:25)

Nota:
Durante la edad Media, que comenzó en el año 538 de nuestra era, millones de cristianos fueron perseguidos hasta la muerte por el papado. Ese horrible registro es una de las cosas más tenebrosas de toda la historia de la humanidad. Citaremos ahora a algunos historiadores:

“El que la Iglesia de Roma ha derramado más sangre inocente que cualquier otra institución que jamás haya existido en el género humano, es algo que no cuestionará ningún protestante que posea un conocimiento fundado de la historia.” (Historia del Racionalismo en Europa, según Lecky, vol. II, p. 32).

Permitamos que sea un autor católico quien refiera los hechos:

“La Iglesia (Católica Romana) ha perseguido. Sólo un lego en historia osará negarlo... Ciento cincuenta años después de Constantino, los Donatistas fueron perseguidos y en ocasiones muertos... En Francia y en España se persiguió a los protestantes bajo la plena aprobación de las autoridades de la iglesia. Siempre hemos defendido la persecución de los Hugonotes [protestantes franceses], y la Inquisición española... Cuando considera que es bueno el uso de la fuerza física, la empleará... ¿Habría de conceder absoluta libertad e igualdad a todas las iglesias y a todas las fes? La Iglesia Católica no da explicaciones sobre su buena conducta.” (El Centinela Occidental, 24 diciembre 1908. Daniel y nuestros tiempos, p. 97).

(9) Pensará en cambiar los tiempos y la ley (Daniel 7:25)

Nota:
Citamos de la Roman Catholic Prompta Biblioteca (Ferraris): “El papa tiene una autoridad y poder tan grandes, que puede modificar, explicar o interpretar las leyes divinas.” (vol. VI, p. 29).

En el catecismo Católico Romano empleado para enseñar a la gente común, queda modificada la ley de Dios, de forma que se elimina el segundo mandamiento que prohíbe la adoración de imágenes. El cuarto resulta truncado, de forma que pueda dar soporte a la observancia del primer día de la semana (domingo), en lugar del verdadero sábado. El décimo resulta dividido en dos, a fin de restituir el número de mandamientos a diez.

Ley dada por Dios Ley cambiada por el hombre (clic en la imagen para ampliar):

(10) Entregados en sus manos hasta tiempo, tiempos y medio tiempo (Daniel 7:25)

Nota:
Un “tiempo” es otra forma de expresar un año. Por “tiempos” hay que entender dos años, y “medio tiempo” es medio año. Por lo tanto, el poder representado por el cuerno pequeño continuaría poseyendo autoridad tres años y medio de tiempo profético, tiempo durante el cual los santos serían “entregados en sus manos.”

Hemos visto ya que los diferentes símbolos encontrados en las profecías de Daniel se explican fácilmente a partir de la Biblia misma. En la Biblia, un día de tiempo profético equivale a un año literal (Ezequiel 4:6; Números 14:34; Levítico 25:8; Génesis 29:27).

Se menciona ese mismo período de tiempo en Apocalipsis 12:14. En Apocalipsis 13:5 aparece de nuevo bajo la forma: “42 meses” (contando 12 meses por año, tres años y medio incluyen precisamente 42 meses). Volvemos a encontrar el mismo período en Apocalipsis 12:6, esta vez expresado en días: “1260 días” (a 30 días por mes, multiplicado por los 42 meses = 1260 días, hacer clic en la imagen para ampliar).

Resulta, pues, claro, que el papado representado por el “cuerno pequeño”, habría de reinar sin rival en Europa, persiguiendo a los santos de Dios, durante 1.260 años literales.

La historia confirma que el papado continuó poseyendo el poder absoluto durante ese preciso período. Justiniano promulgó un edicto en el año 533 de nuestra era, concediendo al papado poder ilimitado sobre todas las iglesias. El edicto entró en vigor el año 538, momento en el que fue desarraigado el último de esos tres reyes que se oponían al papado. El punto de partida de los 1260 años, es por lo tanto el año 538 de nuestra era.1260 años después, el papado perdió su poder temporal. El 20 de febrero de 1798, Berthier, general de la armada francesa bajo Napoleón, tomó al papa prisionero en Roma, poniendo un final al poder temporal del papa en Europa. Después de esa época, no hubo persecución comparable de los santos en Europa. Pudieron adorar libremente a Dios.

El cuerno pequeño de Daniel 7:

1. Surgió de la cuarta bestia, versículos 7 y 8.
2. Surgió de entre los diez cuernos, vers. 8.
3. Sería otro cuerno que surgiría después de los diez especificados, vers. 24.
4. Sería diferente de los otros, vers. 24.
5. Sería más grande que sus compañeros, vers. 20.
6. Desarraigaría a tres de los diez, vers. 8, 20 y 24.
7. Hablaría palabras contra el Altísimo, vers. 25.
8. Quebrantaría a los santos del Altísimo, vers. 25.
9. Pensaría en cambiar los tiempos y la ley, vers. 25.
10. Los santos serían entregados en su mano por tiempo, tiempos y la mitad, vers. 25.

Nota: A Daniel se le permite ir hasta el fin del tiempo, cuando el cuerno pequeño junto con la bestia de la que surge son destruidos en el final del pecado y de los pecadores. Precisamente antes del fin, la herida mortal sufrida por el papado al ser tomado prisionero por Berthier, será sanada por un breve período de tiempo (Apocalipsis 13:3 y 14), y toda la tierra se maravillará en pos de él. Sin embargo, el tribunal celestial ha pronunciado sentencia en su contra. Aunque prosperando por un tiempo, su ruinoso final es seguro.

Cuán animador es para el pueblo de Dios el saber que el reino será dado a aquellos para quienes fue preparado desde la fundación del mundo. En todas sus penas y aflicciones, los verdaderos adoradores de Dios pueden recordar esta maravillosa promesa.

La visión de Daniel que tanto absorbió su interés, debiera ciertamente absorber el nuestro en estos últimos días, a fin de que no nos encontremos sirviendo ignorantemente al cuerno pequeño, que nos llevaría a ser destruidos con él. Dios permita que edifiquemos nuestra fe sobre la verdad, tal cual se la encuentra en la Palabra de Dios.

¡Qué gran buena nueva es saber que ahora mismo el tribunal celestial está “quitándole el dominio” al cuerno pequeño, a fin de disponer su destrucción final! Es tu privilegio saber ahora y aquí que ese poder ha perdido su dominio sobre ti. No solamente en el mundo que nos rodea, sino en nuestros corazones, vemos cómo ese dominio del mal es quitado, a medida que por la fe seguimos a Cristo en su obra de juicio.

-----------------

Estudio anterior: 11. Reposando en su amor.

Siguiente estudio: 13. La Señal del Enemigo.

Volver al Indice.

-----------------

Si tiene alguna consulta, contacte a Pr. Pedro Torres.

-----------------

DESCARGA ESTE ESTUDIO BÍBLICO EN PDF AQUÍ.