El Cristo verdadero, y su falsificación


DESCARGA ESTE ESTUDIO BÍBLICO EN PDF AQUÍ.

Buenas Nuevas de Jesús, con amor

Guía de estudio nº 10

El Cristo verdadero, y su falsificación

“¡Creía que sólo había un Cristo!”, exclamará más de uno. Efectivamente, sólo hay un verdadero Cristo. Pero desde el principio, la gran ambición de Lucifer ha sido: “Seré semejante al Altísimo” (Isaías 14:12-14). Su pasión es exaltarse por encima de Cristo.

Tras los miles de años que han ido transcurriendo, Satanás se ha vuelto más y más sagaz y astuto. Su plan consiste en hacerse pasar por Cristo. Su alma demoníaca codicia por sobre cualquier otra cosa el ver a la humanidad inclinada ante él, rindiéndole esa devoción que de otra forma iría dirigida hacia su odiado rival, Jesucristo.

¿Es posible que triunfe en su falsificación de Cristo? Bien sabemos las grandes habilidades que tienen algunas personas para imitar a otras en su voz, maneras e incluso apariencia. La gran industria cinematográfica se basa en esa técnica. ¿Son los seres humanos más capaces que Satanás?

Ocasionalmente se ha sabido de impostores que durante años se hicieron pasar por médicos, usurpando y falsificando los certificados y diploma que en realidad correspondían a un cualificado facultativo que habitaba a cientos de kilómetros de distancia.

Si Satanás es tan sagaz para inspirar a seres humanos –de inteligencia muy inferior a la suya– en falsificaciones de tal calibre, ¿cuánta más diligencia no aplicará a la consecución de su propio gran esquema de engaño?

Es posible que descubras que Satanás intentó ya envolverte con su fementido plan.

La enseñanza bíblica sobre el falso Cristo

1. ¿Está Satanás teniendo ya éxito en su falsificación de Cristo? 1 Juan 2:18

RESPUESTA:
“Ahora han surgido _______ _____________; por esto conocemos que es ___ ________ _______.”

Nota: En el idioma original en que fue escrito el Nuevo Testamento (griego), “anticristo” significa “alguien que suplanta a Cristo”. Dado que nadie puede tomar realmente su lugar, se trata de falsos Cristos.

2. ¿Qué acontecimiento predijo Jesús, a fin de advertir a su pueblo contra el engaño? Mateo 24:5, 23 y 24
RESPUESTA: “Se levantarán _______ _______ y _______ _________...”

3. ¿Cuál es la “gran” obra de Satanás? Apocalipsis 20:8 y 10
RESPUESTA (en una palabra):
“El diablo, que los _________”

4. Comprueba cómo el antiguo Israel resultó engañado por un falso Cristo. ¿A quién adoraron en los días de Elías? 1 Reyes 16:30 y 32; 18:18 y 19
RESPUESTA:
“Construyó además un altar a ____...” “al abandonar los ______________ de _______ y seguir a ____ ________...”

Nota: “Baal” es un término que significa simplemente “Señor”. Con el transcurso de los años al pueblo de Israel vino a resultarle difícil distinguir entre la verdadera adoración al Señor y la de las naciones que lo rodeaban. La adoración a Baal era una sutil falsificación de la genuina al Señor de Israel. Los templos tenían una apariencia similar, y también los rituales. De forma progresiva el pueblo perdió la capacidad de distinguir entre ambas. Pero Elías tuvo una comprensión certera de lo que estaba sucediendo.

5. ¿En qué lugar de Jerusalén florecía la adoración a Baal, en los días de Jeremías? Jeremías 7:9, 10 y 30
RESPUESTA: “En esta _____ sobre la cual ___ __________ mi nombre.”

6. Es obvio que el falso Cristo engaña a las personas con enseñanzas falsas, mucho tiempo antes de manifestarse visible y personalmente como la imitación del auténtico Cristo. ¿En qué trágico error cayeron los judíos, sin darse cuenta? Juan 8:42-47
RESPUESTA: _____________________________________________

Nota: Los judíos habían estado esperando por siglos la venida del Mesías. Cuando por fin vino, lo condenaron a la muerte, debido a que ¡fueron incapaces de distinguir al verdadero Mesías del falso! Pablo exhortó a los Corintios a ser cuidadosos, puesto que para el observador descuidado, habría muy poca diferencia entre ambos (1 Corintios 10:20, 21).

¿Cómo diferenciar entre ambos?

7.
El falso Cristo pretende que Jesús murió en la cruz a fin de cambiar los sentimientos del Padre hacia nosotros. Presenta a Dios como alguien distante e indiferente al ser humano, y a Cristo sufriendo en nuestro lugar a fin de satisfacer un supuesto afán de venganza del Padre. En contraste con lo anterior, ¿qué dice la Biblia con respecto al verdadero Cristo y a la expiación? Juan 3:16 y 17
RESPUESTA: Fue precisamente el Padre quién amó de tal manera al mundo, “que ___ _____ __ ___ _____ __________...”

Nota: “Este gran sacrificio no fue hecho para crear amor en el corazón del Padre hacia el hombre, ni para moverle a salvarnos. ¡No! ¡No! ‘Porque de tal manera amó Dios al mundo, que dio a su Hijo unigénito’. Si el Padre nos ama tanto no es a causa de la gran propiciación, sino que él proveyó la propiciación porque nos ama. Cristo fue el medio por el cual el Padre pudo derramar su amor infinito sobre un mundo caído. ‘Dios estaba en Cristo, reconciliando consigo mismo al mundo’. Dios sufrió con su Hijo. En la agonía del Getsemaní, en la muerte del Calvario, el corazón del amor infinito pagó el precio de nuestra redención” (El Camino a Cristo, p. 13 y 14).

8. El falso Cristo no puede ser tentado como lo somos nosotros, siendo así ajeno a nuestros más profundos sentimientos. Se lo representa tomando un tipo de naturaleza humana diferente a la que nosotros poseemos. De esa forma, el falso Cristo es incapaz de salvarnos de nuestros pecados. Nos perdona, pero sólo en el sentido de que nos disculpa mientras continuamos en nuestros pecados. Por contraste, ¿qué tipo de naturaleza humana tomó el verdadero Cristo? 2 Juan 7; Romanos 8:3 y 4
RESPUESTA: “Muchos _____________ han salido por el mundo, que no confiesan que Jesucristo ha venido en ______. Quien esto hace es el engañador y el ____________.” “Dios, enviando a su Hijo en ___________ ___ ______ ___ ________...”

9. ¿Cuán plenamente fue Cristo tentado como nosotros? Hebreos 4:15
RESPUESTA:
No tenemos un sumo sacerdote que no pueda compadecerse de nuestras debilidades, sino uno que fue _________ ___ _____ según nuestra semejanza, pero sin pecado.”

Nota: “En el desierto de la tentación, Cristo estuvo en el lugar de Adán para soportar la prueba que éste no había podido resistir. Aquí venció Cristo en lugar del pecador, cuatro mil años después de que Adán dio la espalda a la luz de su hogar. Separada de la presencia de Dios, la familia humana se había apartado cada vez más, en cada generación sucesiva, de la pureza, la sabiduría y los conocimientos originales que Adán poseyera en el Edén. Cristo llevó los pecados y las debilidades de la raza humana tal como existían cuando vino a la tierra para ayudar al hombre. Con las debilidades del hombre caído sobre él, en favor de la raza humana había de soportar las tentaciones de Satanás en todos los puntos en los que pudiera ser atacado el hombre...

¡Qué contraste el del segundo Adán cuando fue al sombrío desierto para hacer frente sin ninguna ayuda a Satanás! Desde la caída, la raza humana había estado disminuyendo en tamaño y en fortaleza física, y hundiéndose más profundamente en la escala de la dignidad moral, hasta el período del advenimiento de Cristo a la tierra. Y a fin de elevar al hombre caído, Cristo debía alcanzarlo donde estaba. Él tomó la naturaleza humana y llevó las debilidades y la degeneración del hombre. El que no conoció pecado, llegó a ser pecado por nosotros. Se humilló a sí mismo hasta las profundidades más hondas del infortunio humano a fin de poder estar calificado para llegar hasta el hombre y elevarlo de la degradación en que el pecado lo había sumergido.” (Review & Herald, 28 julio 1874).

10. Una cuestión importante: Si hubiera algún pecado al que Cristo no hubiese sido tentado, ¿piensas que sería capaz de socorrernos a fin de que venzamos en esa particular tentación? Lee atentamente Hebreos 2:17 y 18, y escribe tu
RESPUESTA:
_______________________________________________

Nota: Hemos visto que el apóstol Pablo se refiere al “anticristo” como habiendo venido ya. Aquí tenemos un ejemplo de cómo un “Cristo” que no tomó realmente nuestra carne, oscurece la verdad de la salvación mediante esa falsa doctrina sobre la persona de Jesús. Considera la doctrina de la “inmaculada concepción”, proclamada como dogma por el papa Pío IX en 1854. Daremos citas de la publicación católica The Sign (agosto 1941):

“La doctrina católica enseña que la bienaventurada virgen María no sólo fue concebida inmaculada, es decir, sin la menor mancha de pecado original, sino que además estuvo libre de cometer ni un solo pecado en todo el curso de su vida... Ni un soplo de pecado mancilló jamás la pureza de su alma. No sólo no tuvo pecado, original o actual, sino que en cierto sentido era incapaz de pecar, debido a un privilegio especial.”

De esa forma, el “Cristo” de la creencia popular oficial católica, nació heredando esa misma carne excepcional de la virgen María, una naturaleza humana apartada y diferente de la nuestra. Fulton Sheen, un famoso telepredicador católico, explica porqué el dogma de la “inmaculada concepción de María” es tan imprescindible para el “Cristo” popular católico. Fulton Sheen es incapaz de comprender cómo es que el Salvador pudo venir tal como Pablo afirma, “en semejanza de carne de pecado”, sin sucumbir víctima de la tentación. Su equivocada idea es el resultado de no comprender la verdad bíblica de la salvación por la fe. Esto es lo que afirma Sheen:

“Si la Infinita Pureza hubiera escogido cualquier otra puerta de entrada a la humanidad distinta de la pureza humana (la inmaculada naturaleza de María), habría ocasionado una tremenda dificultad, que es la de cómo podía [Cristo] estar libre de pecado, naciendo de una humanidad cargada de pecado. Si el pincel que sumergimos en pintura negra se vuelve negro, y si los vestidos toman el color del tinte que los cubre, ¿acaso él [Cristo], a los ojos del mundo, no habría participado también de la culpabilidad que toda la humanidad comparte? Si vino a este mundo en el trigal de la debilidad moral, habría tenido ciertamente alguna paja adherida a las vestiduras de su naturaleza humana.”

En esta lección hemos visto cómo el Cristo verdadero nació de una humanidad cargada de pecado y sin embargo, nunca pecó; cómo ese “pincel” se sumergió en la “pintura negra” sin contaminarse jamás de nuestro pecado; cómo sus vestiduras fueron cubiertas por nuestro “tinte” humano sin tomar nunca el color de nuestro pecado; cómo pasó por el “trigal de la debilidad moral” sin que se pegara impureza alguna a “las vestiduras de su naturaleza humana”. Esa verdad de la victoria de Cristo, en nuestra naturaleza, es la gloriosa enseñanza del Nuevo Testamento llamada “rectitud, o justicia por la fe”.

11. La idea de que a Cristo le fuera imposible pecar no tiene base en la Biblia. Si tal fuera el caso, ¿cómo habría podido ser realmente tentado? ¿Cuán crudamente sufrió Cristo la tentación? Hebreos 5:7-9; Lucas 22:44
RESPUESTA:
Cristo rogó “con gran _______ __ _________ al que lo podía librar ___ ___ ________...” “Lleno de _________ oraba más intensamente, y era su sudor como grandes ______ ___ _______ que caían hasta la tierra.”

Nota: La razón por la que no pecó es porque escogió no pecar.

12. ¿Qué muestra que nuestro Salvador conoció el mismo conflicto constante al que nos enfrentamos nosotros, siendo constantemente victorioso sobre el “yo”? Juan 5:30 (relaciónalo con Juan 6:38)
RESPUESTA:
“No busco mi _________, sino la __________ del Padre...”

13. ¿Qué gloriosas buenas nuevas nos trae el evangelio? Hebreos 7:25
RESPUESTA:
“Por eso puede también ________ perpetuamente a los que por él se acercan a Dios, __________ _______ para ____________ por ellos.”

Nota: “La tentación es resistida cuando el hombre es poderosamente influenciado a cometer la acción incorrecta, y sabiendo que puede hacerla, resiste por la fe aferrándose con firmeza al poder divino. Esa fue la prueba por la que Cristo pasó.” (The Youth’s Instructor, 20 julio 1899).

-----------

Estudio anterior: 9. Jesús viene otra vez.

Siguiente estudio: 11. Reposando en su amor.

Volver al Indice.

-----------

Si tiene alguna consulta, contacte a Pr. Pedro Torres.

-----------

DESCARGA ESTE ESTUDIO BÍBLICO EN PDF AQUÍ.